Finanzas

Argentina extenderá los vencimientos de su deuda para poder pagarla

El Gobierno reclasificará tanto la deuda soberana emitida como el crédito del FMI

El ministro de Finanzas argentino, Hernán Lacunza, ayer en rueda de prensa en Buenos Aires.
El ministro de Finanzas argentino, Hernán Lacunza, ayer en rueda de prensa en Buenos Aires. AFP

Argentina negociará con los tenedores de deuda soberana y con el FMI una prórroga en los vencimientos de sus bonos, como vía para garantizar el pago, afirmó ayer el ministro de Finanzas Hernán Lacunza. En una rueda de prensa tras una visita de la delegación del FMI, Lacunza aseguró que el Gobierno "reclasificará" los vencimientos de la deuda, 57.000 millones de dólares (51.000 millones de euros) prestados por el FMI desde el año pasado, en lo que supone la mayor operación de préstamo del fondo.

En cuanto a la deuda en manos de inversores, los tipos de interés y las amortizaciones de los bonos soberanos emitidos (tanto bajo normativa internacional como local) no se alterarán, aunque sí los vencimientos. Además, Lacunza aseguró que la reclasificación no afectará a inversores minoristas, sino solo institucionales. "La prioridad es garantizar la estabilidad. Es inútil lanzar medidas de estímulo si no hay estabilidad", aseguró.

El país "no tiene un problema de solvencia sobre la capacidad de pago de la deuda", afirmó, pero "sí sobre la liquidez de mediano plazo que incide en la inestabilidad actual", con una refinanciación de pasivos de corto plazo que se ve "condicionada por la incertidumbre electoral".

Con todo, la noticia desestabilizó los mercados. Pese a las intervenciones en el mercado del Banco Central, que vendió 367 millones de dólares de reservas, el peso bajó más del 3% hasta las 58,1 unidades por dólar. La divisa se ha desplomado desde que el pasado día 11 el candidato peronista Alberto Fernández derrotara, claramente y por sorpresa, al oficialista Mauricio Macri, el candidato favorito de los mercados pese a la rampante crisis cambiaria que vive el país desde 2015.

La divisa ha perdido el 2% desde las elecciones, y la deuda con vencimiento en 2028 cotiza al 42,5% del nominal. "El mercado verá esto como un impago", declaró a Reuters un economista de Buenos Aires. En todo caso, las cotizaciones en el mercado de deuda y CDS se asemejan a las de un bono que está al borde del impago.

El FMI, por su parte, señaló que su personal seguirá "en estrecho contacto con las autoridades" de Argentina en el próximo período y que seguirá al lado de este país "en estos momentos desafiantes". El portavoz Gerry Rice, apuntó en un comunicado que "respecto a la operación de la deuda anunciada por las autoridades argentinas, el personal del Fondo está en proceso de analizarlas y evaluar su impacto". "El personal (del FMI) entiende que las autoridades han tomado estos pasos importantes para hacer frente a las necesidades de liquidez y para salvaguardar las reservas", indicó Rice.

Rice recordó en la nota que un equipo del FMI, dirigido por Roberto Cardarelli, regresa hoy a Washington desde Argentina, donde sus integrantes han mantenido "conversaciones productivas" con el ministro de Finanzas, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris. El portavoz del Fondo subrayó que, además, se han reunido con el candidato presidencial opositor "Alberto Fernández y miembros de su equipo económico para intercambiar visiones sobre la economía argentina".

Normas
Entra en El País para participar