Alemania vende deuda a cupón cero: 30 años sin pagar intereses

La demanda solo cubre 824 millones de euros frente a los 2.000 que se pretendían colocar

recesion alemania
Detalle de la fachada de la sede del Ministerio Federal de Finanzas de Alemania. Ministerio de Finanzas de Alemania

El flujo de inversores comprando deuda ante la incertidumbre presente en los mercados y los síntomas de desaceleración económica continúa provocando nuevos hitos nunca antes vistos en la renta fija. Hoy, Alemania, ha lanzado la primera emisión de deuda a 30 años a cupón cero de la historia. Hasta el momento, el país había colocado deuda de este tipo en plazos de 10 años.

La deuda a cupón cero, a diferencia de la tradicional, no ofrece intereses de manera periódica a sus poseedores. El incentivo para la adquisición de la misma se encuentra en el hecho de que -en circunstancias normales- es vendida a un precio menor a su valor nominal. En este caso, Alemania ha colocado 824 millones de euros de esta clase de obligaciones vendiéndolas a un precio superior a su valor nominal: el retorno medio ha sido del -0,11%. Ningún país ha colocado deuda a tipo negativo a pazos tan largos.

La rentabilidad de la deuda soberana alemana a 30 años entró por primera vez en negativo en el mercado secundario el pasado 2 de agosto. La amenaza de imponer nuevos aranceles a China por parte del presidente estadounidense Donald Trump desencadenó el hundimiento de la rentabilidad de los bonos y con ello, provocó que la totalidad de los tipos de la deuda alemana pasaran a estar en negativo.

La subasta de hoy ha sido puesta en tela de juicio por los analistas de Bank of America alegando que los retornos que ofrece actualmente el mercado de deuda pueden no "satisfacer" los requerimientos de fondos de pensiones y aseguradoras. Tal y como predijeron los expertos, la demanda de deuda ha defraudado al cubrir solo el 41,2% de los 2.000 millones que se pretendían captar.

En la anterior subasta de deuda a 30 años, celebrada el 17 de julio, Alemania intentó captar 1.000 millones de euros y la demanda también fue insuficiente. Concretamente, solo se colocaron 807 millones que registraron una rentabilidad media del 0,3%. Por aquel entonces, el cupón ofrecido ascendía al 1,25% anual.

En lo que queda de año, la Agencia de Finanzas alemana, la institución equivalente al Tesoro español, planea captar un total de 54.000 millones de euros en diferentes subastas.

Estados Unidos se plantea emisiones a más largo plazo

El récord de bajos intereses en la deuda representa una oportunidad para que los emisores de todo el mundo intenten alargar los plazos de vencimiento al máximo posible. Es el caso del Tesoro estadounidense, que según indica Bloomberg, está volviendo a plantearse por segunda vez bajo el mandato de Trump la posibilidad de emitir deuda a 50 y a 100 años, yendo mucho más allá del actual máximo a 30 años.

"El retorno de la deuda a 30 años sugiere que hay demanda por la alta duración, y no creo que el Tesoro espere que esto vaya a cambiar pronto", opina Thomas Simons, economista de Jefferies. Cuando el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, puso sobre la mesa en 2017 la posibilidad de los bonos a estos plazos, el mercado se mostró reticente. "La acogida tal vez sea mejor en esta ocasión debido a la predisposición de los bancos centrales a mantener bajos los tipos de interés y las políticas de estímulos monetarios", explica Simons. 

Normas