Finanzas

La gran banca pierde 26.000 millones de valor en Bolsa desde el inicio del verano

El temor a la recesión agrava las caídas desatadas por el BCE, mientras Santander, BBVA, CaixaBank y Bankinter bajan a niveles de 2016

La gran banca pierde 26.000 millones de valor en Bolsa desde el inicio del verano pulsa en la foto

Los culpables de que el Ibex sea el único de los principales índices europeos que ha anulado las ganancias en el año, al registrar una caída del 0,24%, son los bancos. Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Bankinter y Sabadell pierden desde el cierre del 4 de julio 25.400 millones de capitalización. Importe que sube a los 25.900 millones si se computan Unicaja y Liberbank, según los datos de Bloomberg. El Ibex marcó ese día su último máximo relativo en los 9.401 puntos. Desde entonces, se ha hundido un 9,4% y se sitúa en mínimos desde diciembre de 2018.

La dependencia del selectivo español del sector financiero es absoluta desde su creación en 1992. En ocasiones, es una bendición; en otras, una maldición, como ahora, cuando el peso de los bancos suma un 34%.

SANTANDER 3,59 1,36%
BBVA 4,78 1,25%
CAIXABANK 2,75 0,99%
BANKIA 1,79 1,07%
SABADELL 1,03 0,53%
BANKINTER 6,54 1,36%
UNICAJA BANCO 0,96 0,05%
LIBERBANK 0,33 -0,97%

Las entidades sufren ante al absoluto cambio de paradigma, con unos tipos de interés bajo cero que dañan su capacidad de hacer beneficios con su método clásico: prestar el dinero más caro del precio al que lo consiguen. Han de afrontar, además, una regulación muy estricta y plantar cara ante los nuevos rivales digitales. Una de las medidas que han comenzado a adoptar para adaptarse al nuevo entorno consiste en cobrar por los depósitos a las empresas. Los ahorros de costes a través de recortes de plantilla son otra de las fórmulas.

La espiral bajista en la que está sumida la banca desde el estallido del miedo a una recesión es incontestable. Santander cotiza en el entorno de mínimos marcados en octubre de 2016 tras registrar un desplome del 17,6% desde el cierre del 4 de julio. BBVA está en niveles que no pisaba desde agosto de ese mismo año y retrocede un 16,8%. Y las entidades que peor parte se han llevado son las centradas exclusivamente, o casi, en España. Sabadell, al que no solo no le beneficia sino que le daña su filial británica TSB, se hunde un 23% y marca precios nunca vistos, al igual que Bankia, que cae un 25,9% y Unicaja (-20,8%). CaixaBank cede un 23,7%, pero se mantiene por encima de los 1,6 euros por título de junio de 2016 y está lejos de los mínimos que marcó en marzo de 2009 a 1,12 euros por acción. Liberbank está en cotas no vistas desde julio de 2016.

La mayor parte de las casas de análisis han evaluado los resultados publicados entre enero y junio con dureza. Los seis bancos del Ibex ganaron 7.536 millones de euros, un 11% menos que en el mismo periodo del año pasado. Y las perspectivas distan de ser optimistas.

CaixaBank y Sabadell han recortado sus previsiones para el presente ejercicio y Bankia previsiblemente revisará a la baja sus objetivos de resultados para 2020 en el cuarto trimestre de este año. Bankinter, entre las entidades con más exposición a España, marca distancias frente a sus rivales; también Santander y BBVA, que cuentan con el escudo de una gran diversificación internacional.

El euríbor a todos los plazos está en negativo y las caídas de estas referencias, al que se vinculan los contratos de la mayor parte de los préstamos en euros, se aceleran a medida que el mercado descuenta con más convicción que el BCE tomará medidas drásticas el 12 de septiembre. El mercado da por hecho que rebajará la tasa de depósito al -0,5%, frente al -0,4% actual, y que incluso ajustará el tipo de intervención hasta el -0,1% desde el 0%. El propio Mario Draghi adelantó el pasado 25 de julio que estudiarán la reactivación del programa de compra de deuda concluido el pasado mes de diciembre.

Obstáculos domésticos

La banca del Viejo Continente está contra las cuerdas, con un entorno que daña su negocio esencial y con el BCE presionando para que blinden sus balances con capas de instrumentos de deuda capaces de absorber pérdidas en caso de problemas.

En España, además, se abre un nuevo frente judicial, con las reclamaciones de las hipotecas vinculadas al IRPH. El 10 de septiembre se conocerán las conclusiones del abogado del Tribunal, cuya opinión no es vinculante pero que suele tener un gran peso en el fallo. Santander, con 4.300 millones de créditos ligados al índice, BBVA (3.100). CaixaBank (6.700), Bankia (1.600) y Sabadell (830) suman en total 16.500 millones.

Goldman rebaja las expectativas de dividendos

Menor retribución. Las continuas llamadas de atención por parte del Banco de España para mejorar las ratios de solvencia del sector supondrán un recorte de los dividendos en efectivo, según Goldman Sachs. El banco de inversión asume que las entidades se irán a la parte baja del rango anunciado de pay out (porcentaje del beneficio para retribuir a los accionistas), del 40% al 50% en Santander –incluyendo un 15% en scrip–, del 35% al 40% en BBVA y del 50% al 60% en CaixaBank. Considera que Bankia y Bankinter lo dejarán en el 50%, y Bankinter y Unicaja en el 40%. Estima que Sabadell incumplirá su promesa de repartir la mitad del beneficio entre sus accionistas y que dejará el porcentaje en el 40%. Goldman ha rebajado los precios objetivos de todos los bancos: un 8% el de Bankia, a 2,01 euros por acción; un 14% el de Bankinter, a 5,81; un 5% del de BBVA, a 5,62; un 10% el de CaixaBank, a 2,28; un 7% el de Sabadell, a 0,90; un 9% el de Santander, a 5,43; y un 5% el de Unicaja, a 1,44. Solo aconseja comprar estos dos últimos bancos.

Normas