Las Bolsas se toman un respiro y retoman las alzas

El selectivo español se anota un 0,54% y recupera los 8.700 puntos. Wall Street deja atrás los números rojos

ibex 35 hoy pulsa en la foto

Las dudas prosiguen un día más en los mercados internacionales tras dos jornadas de turbulencias por el recrudecimiento de la guerra comercial. El Ibex, que ha llegado a subir hoy un 1,3% ha cerrado con un alza del 0,54%. Eso sí, el selectivo español llegó a teñirse de rojo, coincidiendo con la apertura bajista de Wall Street. En el resto de Europa, también se han moderado las subidas, aunque los parqués, a excepción de la Bolsa de Milán, han cerrado en positivo. Lo mismo ha ocurrido con EE UU, donde las caídas han perdido fuerza: el Dow Jones, que llegó a bajar un 2% poco después del inicio de la sesión. No obstante, al cierre, el Dow Jones y el S&P terminaron planos mientras que el Nasdaq se anotó un 0,38%.

De vuelta a España, Meliá ha liderado las subidas al anotarse un 3,81% y recuperarse así de las caídas de ayer, cuando se dejó un 4%. Ferrovial, por su parte, se anotado un 2,54%, seguido de Mediaset, que ha sumado un 2,11%. Mientras tanto, Repsol ha protagonizado las mayores caídas (-1,83%) y ArcelorMittal se ha situado en segundo lugar, tras perder un 0,8%.

Los mercados están muy lejos del optimismo: la producción industrial en Alemania ha caído el 1,5% en el mes, más de lo previsto, y tanto Unicredit como ABN Amro o  Commerzbank han alertado sobre el impacto de los bajos tipos de interés en sus cuentas. Con las turbulencias que vive la renta variable, los inversores vuelven a refugiarse en el mercado de deuda. Esto sumado a las expectativas de que los bancos centrales van a tener que implementar más medidas, lleva a la rentabilidad de la deuda española a marcar un nuevo mínimo.

El bono español con vencimiento en 2029 cae del 0,2% y se sitúa ya en el 0,17%. Las caídas de las rentabilidades se agudizan y la deuda española a 8 años entra hoy en terreno negativo (-0,01%) por primera vez en la historia. La huida de los inversores hacia los activos conservadores en un momento en el que la economía empieza a reflejar nuevos síntomas de desaceleración arrastran los rendimientos del bund al -0,58%, un nuevo récord. El bono estadounidense a 30 años también ha marcado un hito histórico al situarse al filo del 2% mientras la deuda con vencimiento en 2029 cae al 1,6%, niveles de 2016.

Las rentabilidades negativas no se circunscriben al mercado secundario, sino que se extienden también al primario. Alemania ha vendido hoy 2.646 millones en deuda a cinco años con una rentabilidad del -0,79%, la más baja hasta la fecha. La oferta recibió una sobresuscripción de 1,2 veces, la menor desde julio de 2018.

El buen momento que vive el mercado de deuda es aprovechado por Grecia que hoy ha vendido 12.500 millones en letras a tres meses con un rendimiento del 0,095%, unos precios que hace años parecían impensables. Los rendimientos de la deuda griega a 10 años se sitúan por debajo del 2%.

Si la Bolsa sube de manera tímida es por la aparente tregua en la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que se trasladó el lunes al terreno de las divisas con la fuerte depreciación del yuan. China respondía a los nuevos aranceles anunciados por Estados Unidos. Dado que hoy no hay señales de nuevas ofensivas por parte de Washington y Pekín, los operadores se toman una pausa. Hoy, con todo, el Banco Central de China ha fijado el tipo de cambio oficial de la divisa en 6,9996, sin romper la barrera de los siete dólares que, creen los operadores, puede dar más margen para las caídas en la cotización de mercado de la moneda. Fue esta cotización de mercado la que bajó el lunes a 7,05 dólares, provocando acusaciones de manipulación por parte de EE UU y una de las mayores caídas en Bolsa del año.

La perspectiva de que Pekín no quiera arriesgarse a debilitar más la moneda, junto a los comentarios del asesor de la Casa Blanca Larry Kudlow, que prevé nuevas negociaciones con China en septiembre, han calmado ligeramente los ánimos entre los inversores. Los analistas son extremadamente prudentes: Goldman Sachs no espera un acuerdo hasta al menos las elecciones de 2020 y Morgan Stanley afirma que la economía mundial puede entrar en recesión el año que viene por la guerra comercial.

Las turbulencias siguen alterando los mercados especialmente en Asia y la zona del Pacífico. El dólar australiano ha marcado el nivel más bajo en 10 años, y el neozelandés ha caído un 2% tras una recorte de tipos por parte del banco central de Nueva Zelanda de 50 puntos básicos. La bajada de tipos ha superado las previsiones ante los crecientes riesgos económicos. El Banco Central de India también ha rebajado hoy los tipos de interés en 35 puntos básicos, hasta el 5,4%, más de los 25 puntos que esperaba el consenso de mercado.

En China, las reservas en divisa extranjera de cayeron en el mes de julio en 15.540 millones de dólares hasta un total de 3,104 billones de dólares, según los datos publicados hoy por el Banco Popular de China. El descenso muestra la escasa intervención del banco central por sostener el nivel del yuan, ya que no habría recurrido a las ventas de divisa extranjera para reforzar su moneda. 

En el mercado de divisas, el yen se aprovecha de la aversión al riesgo y se revaloriza un 0,33% ante el dólar hasta las 106 unidades y el euro se mantiene con pocos cambios en 1,121 dólares.

Por su parte, el petróleo cayó más del 4,5% hasta el entorno de los 56 dólares, cerca de su mínimo anual de enero. 

Normas