Alquilar coche, tan fácil como coger un Cabify

Se impone el dispensador y la llave virtual. El ‘rent a car’ prefiere el lector de matrícula que la pegatina

Rent a car
Getty Images

Sin pasar por el mostrador, sin papeleos ni colas, como coger un Cabify. Era blanco y en botella que este modelo terminaría por imponerse a la hora de contratar un vehículo de rent a car.

Al igual que el taxi ha tenido que tragarse las nuevas formas de movilidad y, de hecho, ya han sido invitados a integrarse en plataformas (Cabify), las compañías de alquiler se han puesto las pilas para automatizar el servicio y no perder clientes.

Máxime cuando no paran de desembarcar nuevas empresas 100% digitalizadas como la francesa Virtuo, recientemente implantada en Barcelona, que permite arrendar coche a través de una aplicación de móvil sin pisar un mostrador, solo la estación donde están ubicados sus vehículos. Esta compañía, con siete en Barcelona, ya opera con 100 vehículos.

Y es que hoy “para el 30% de los españoles, poder alquilar online es determinante para elegir compañía”, asegura Michel Kisfaludi, director de operaciones de Interrent, del Grupo Europcar Mobility.

En Alicante, Barcelona, Madrid, Palma de Mallorca y Málaga ya opera el acceso digital de la mano de Goldcar y Sixt

“Hemos cambiado más en cinco años que en cinco décadas”, dice Estanislao de Mata, director de Sixt España, que ha desarrollado una nueva plataforma, Rent-Share-Ride, abarcando las tres ramas de movilidad (alquiler, carsharing, transfer con conductor). De hecho, ha invertido 100 millones de euros en tecnología y tiene más de 400 programadores que trabajan en el desarrollo de startup propias.

“La tecnología y los móviles lo han cambiado todo”, puntualiza Tobias Zisik, director general del Grupo Europcar España. Otra de las grandes que trabaja en varias soluciones para abarcar todas las formas de movilidad y que, precisamente por eso, le ha puesto apellido (Mobility) a su nombre hace muy poco.

Digitalizar todo el proceso de alquiler, adaptarse a las normas que impiden la entrada de coches a las ciudades y ecologizar las flotas son los retos que hoy tiene por delante el rent a car, aseveran en Aneval, la asociación de las cinco grandes: Europcar, Sixt, Avis, Enterprise y Hertz. Sobre todo ahora que ha empezado a planear el término autofobia entre los consumidores.

Es un escenario nuevo que para Javier Díaz-Laviada, consejero delegado de Hertz España, es más bien una oportunidad “porque propicia el uso del vehículo, no la propiedad, que es precisamente el negocio de las empresas de alquiler”.

Las cifras

Canal online. Actualmente, el 36% de las contrataciones ya se hace de forma digital, señalan en la asociación Aneval.

Facturación. El rent a car ingresa 2.500 millones de euros anuales (el 70% de las contrataciones por turismo) y emplea a 29.000 personas. Pese a la bajada de precios, crecerá un 4%.

Eléctricos. Un estudio de Europcar señala que, el 60% de los clientes está dispuesto a pagar más por coches más limpios, pero “solo uno de cada 10% los alquila”. En el área vacacional, el cliente prefiere el coche tradicional.

Legislación. Baleares impedirá entrar a coches de combustión en 2025 y los de gasolina en 2035. En Formentera han limitado su acceso en julio y agosto. En Madrid Central es necesario el distintivo ambiental Eco.

Flota. Asciende a 94.000 vehículos, de los cuales 1.200 son híbridos o eléctricos, y se renueva cada nueve meses.

Una tendencia que, además, está resintiendo las ventas de coches nuevos, actualmente en caída libre debido también a la incertidumbre provocada por la descarbonización del parque.

En Europcar ya se puede alquilar, desde la reserva a la devolución del coche, gracias a la app Click & Go que ha lanzado hace unas semanas.

“La respuesta ha sido muy buena”, dice Zisik, y prueba de ello es que “el 74% del tráfico ya viene a través de esta app y tenemos cerca de 3.000 descargas diarias. Y eso que solo está disponible aún en iOS (en breve estará también en Android)”.

Este grupo también ha implantado un servicio de carsharing en varios países de Europa y, en España, en Madrid y Barcelona, de la mano de Ubeeqo, que permite recoger y devolver el coche en un parking, arrendar por horas incluyendo gasolina y kilometraje. Esta opción “nos ha proporcionado un crecimiento exponencial en Madrid y Barcelona en los últimos años”, afirma Zisik.

Hasta los fabricantes y las aseguradoras están apostando por las nuevas formas de movilidad. Con la compra de Respiro, Seat entra en el carsharing y Mutua Madrileña acaba de adquirir la empresa de alquiler Centauro, por 130 millones de euros, que opera en Portugal, Grecia y España.

También en Sixt han corrido en la carrera de la digitalización. Este grupo fue uno de los primeros en automatizar el proceso de reserva y recogida y, de hecho, hace tiempo que opera en el aeropuerto de Palma de Mallorca con un dispensador automático de llaves, que evita a los clientes pasar por el mostrador.

Dispensadores inteligentes

Otra de las compañías que va muy adelantada es Interrent, integrada en el Grupo Europcar. Una veintena de oficinas de esta compañía en Europa, Madrid, Barcelona, Tenerife, Palma de Mallorca, Alicante y Málaga, entre ellas, ya disponen de dispensadores de llaves inteligentes.

Goldcar
Dispensador de llaves Key´n Go de la compañía Goldcar en Alicante.

No obstante, el objetivo de la mayoría de las empresas es implantar la llave virtual. Este sistema ya funciona en Alicante, Barcelona, Málaga, Madrid, Palma de Mallorca, Roma y Toulouse, de la mano de la compañía Goldcar, también integrada en el grupo Europcar. Al igual que el carsharing, el cliente recibe a través de la app de Goldcar la llave virtual con la matrícula y la plaza del vehículo, que estará a la hora reservada.

Llave virtual

También Sixt trabaja en la instalación de la llave virtual. De hecho, ha desarrollado una aplicación (Fastlane) que se irá extendiendo a todo el grupo paulatinamente, según De Mata, al igual que el carsharing, que de momento solo ha empezado a funcionar en Alemania, pero que no tardará en llegar a España.

En España Hertz, cuentan con una aplicación de móvil para alquilar furgonetas en varias cadenas de muebles y bricolaje. Además, cuenta con un  sistema que utiliza datos biométricos para reconocer al cliente sin pasar por el mostrador que solo está operativa en Estados Unidos, pero en breve se importará a España, avanza Díaz-Laviada.

Esta es la solución que tienen la mayoría de las compañías de alquiler para paliar los problemas que generan las restricciones en las grandes ciudades. “Estamos preparados para ajustar nuestro negocio a la normativa, pero “los cambios no pueden ser de un día para otro”, arguyen De Mata y Zisik, quien considera que “la clave está en facilitar la transición más que en prohibir la circulación”.

Y Díaz-Laviada apunta que “el filtrado no puede ser con un distintivo físico, sino integrando los sistemas informáticos de Gobiernos y operadores de rent a car para conocer en tiempo real las características de los vehículos, con un lector”.

Todas la compañías tienen ya en sus flotas modelos eléctricos, híbridos e incluso de gas natural, pero la demanda no es muy alta porque ni la oferta ni los puntos de recarga son suficientes, al menos en el eléctrico. Donde más se han reforzado las flotas ecológicas es en Madrid, Barcelona y Baleares.

Vicent Labella (Aneval): “El ‘rent a car’ está aprovechando la digitalización del ‘carsharing’”

Vicent Labella
Vicent Labella, presidente de Aneval.

Paloma García Moreno

En 2001, Vicent Labella empezó a formarse en el alquiler desde abajo, en Nueva York, en una de las grandes compañías, Enterprise. En ella, ha sido director regional, vicepresidente regional en Detroit, hasta que llegó a director general de la marca en España en 2017 y saltó a la asociación de las cinco grandes empresas de alquiler, Aneval.

¿Cómo afectan las restricciones en Madrid, Baleares y las que vendrán?

Apoyamos las iniciativas anticontaminación. Pero no las trabas en una flota donde el 80% de los coches emite menos de 120 gr/km de CO2. El capítulo pegatinas supone dos millones de pérdidas al año y empieza a ser una moda. Baleares ya obliga a los eléctricos a llevar etiqueta ecológica, junto a la de la DGT. Sería más eficaz un lector automático de matrícula que reconozca las emisiones, etc. Una iniciativa proactiva es la de Canarias, que exime del Impuesto General Indirecto Canario en la compra de eléctricos.

¿Cuándo se extenderá el alquiler sin pisar el mostrador?

El carsharing tiene su origen en el rent a car, son perfectamente compatibles. El carsharing ha aportado un grado de digitalización que el alquiler de vehículos está aprovechando. Hoy el 36% de las contrataciones son online porque hemos invertido y las empresas ya están lanzando apps para no pisar el mostrador.

¿Bajarán las tarifas por la competencia de Cabify, Amovens, etc.?

No tienen porqué. Estas plataformas facilitan la movilidad en las ciudades y el rent a car, asociado al turismo, tiene un radio de acción más amplio. Pueden convivir. La competencia es sana y una baza para ofrecer un mejor servicio.

¿Cuál será la deriva del sector?

Son muchos factores. No es normal que haya 17 normas distintas. Nos preocupa que tras Baleares y Madrid haya un efecto contagio. No hay turismo sin movilidad y el alquiler de vehículos es clave como distribuidor del gasto territorial.

Normas