Frank Lipowski: “Cuando todo el mundo piensa lo mismo, es el momento de ser prudente”

Ha tomado una posición más defensiva en espera de la Fed y apuesta por la deuda de Philip Morris y Medtronic

Frank Lipowski, gestor de renta fija de Flossbach von Storch
Frank Lipowski, gestor de renta fija de Flossbach von Storch

El fondo de renta fija que gestiona hace ya diez años, el Flossbach von Storch Bond Opportunities, logra una rentabilidad en el año del 10,5%. Ha exprimido el intenso rally que disfruta el conjunto de la deuda en los últimos meses gracias a la expectativa de nuevas, e inminentes, medidas de estímulo por parte de la Fed y el BCE. Tras lograr para el fondo las cinco estrellas según la clasificación de Morningstar y una rentabilidad anual del 5,2% en la última década, Frank Lipowski advierte del delicado momento actual de los bonos, en el que una pequeña decepción sobre las expectativas puede volverse en contra, y reconoce que la liquidez de los activos se ha convertido en una cuestión muy vigilada en el mercado.

¿Cuáles son en la actualidad las principales posiciones del fondo?

Dos tercios de la cartera están en deuda corporativa, donde destacan las posiciones en Philip Morris y en el grupo estadounidense de tecnología médica Medtronic. Otro 10,95% son bonos soberanos, con posiciones en deuda pública italiana y alemana, y otro 10,92%, cédulas hipotecarias. El 11,83% restante es liquidez, que nos da la flexibilidad suficiente para reaccionar con rapidez a los cambios del mercado y aprovechar oportunidades.

¿Han recogido beneficios tras el rally visto en la deuda en los últimos meses?

Sí. Los descuentos que quedaron tras la corrección de finales de 2018 nos parecieron exagerados y tuvimos la oportunidad de comprar activos de buena calidad a un precio significativamente más bajo. Al principio de enero, el fondo estaba invertido al cien por cien. Nos hemos beneficiado de la recuperación de los meses siguientes y hemos recogido beneficios.

¿Cree que la renta fija ha descontado en exceso el efecto de una rebaja de tipos del BCE y de la Fed en los próximos meses?

Desafortunadamente, es difícil saberlo con seguridad. La mayoría de los inversores ahora asume que los tipos de interés van a mantenerse bajos o a caer más aún. Nuestra visión del mundo, que hace unos años era una postura minoritaria, es ahora la mayoritaria. Pero si todo el mundo está pensando lo mismo, entonces es el momento de ser prudentes. Desde el punto de vista técnico, puede salir el tiro por la culata en un momento así. Incluso si fuera solo por un breve periodo de tiempo, puede ser muy doloroso para las carteras. Como inversor, hay que considerar una segunda derivada: ¿qué pasaría si el BCE interviniera de hecho con más intensidad de lo esperado? Una relajación significativa de la política monetaria podría elevar las expectativas de inflación y eso significa alzas de tipos en último término.

"Hay muchos bonos cuya calidad es mejor que su rating. No hay que confiar en el rating ciegamente”

¿Qué espera de la reunión de la Fed de este próximo miércoles?

El mercado está anticipando un recorte en los tipos de interés. Por tanto, la posibilidad de decepcionar podría ser mayor que la de sorprender. Hemos tomado una posición más defensiva en la cartera en las últimas semanas, con una mejora en la calidad y una reducción en la duración.

El fondo tiene importantes posiciones en bonos triple B, ¿no cree que son un activo muy sensible, dada la posibilidad de que el deterioro económico les haga perder el grado de inversión?

Miramos los ratings, pero no son el único factor para tomar decisiones. Hay muchos bonos cuya calidad, en nuestra opinión, es mejor que la de su rating o que no tienen rating pero son aun así atractivos porque son buenos. Por otro lado, hay muchos bonos cuyo rating es mucho mejor que su calidad subyacente. La crisis financiera debería haber enseñado a todos que no hay que confiar nunca ciegamente en el rating.

¿Cree que hay que ser especialmente cuidadoso con la liquidez de los activos? ¿Hay peligro de una sobrerreacción en el mercado ante posibles problemas de liquidez? Hemos visto recientes ejemplos, como lo sucedido con H2O.

Es una cuestión muy importante ahora en mercado. Poniendo un ejemplo, imagine que tiene una pequeña tienda de souvenirs junto a la catedral de Colonia y ha comprado paraguas para vender a sus clientes. Ahora bien, el verano se presenta soleado y cálido, con pocas expectativas de lluvia, por lo que va a ser difícil vender esos paraguas. Por lo tanto, se pueden considerar poco líquidos en el sentido de mercado. Pero el valor intrínseco de un paraguas que funciona no ha cambiado. Este problema se puede contrarrestar con la diversificación: también debería ofrecer bebidas frías y protector solar. El tamaño de la posición también es importante para limitar el problema. Tal vez cien en vez de mil paraguas sean suficientes. Nos centramos en bonos con cierto tamaño, lo que implica cierto volumen de negocio. La otra cuestión es el tamaño de la posición, en relación con el tamaño de la cartera y la liquidez del fondo.

¿Los bancos centrales han creado un entorno peligroso para la renta fija, a golpe de estímulos y los que aún se esperan?

No diría peligroso pero sí desafiante. Hoy día, un inversor en bonos debe ser mucho más activo, esperar a las oportunidades y saber reconocerlas.

Normas