En Sacyr, la simetría empieza en la contratación

Las fichas que rellenan los candidatos a puestos en el grupo no incluyen la casilla de sexo

Sacyr
Trabajos de arqueología realizados en la construcción de la autopista Montes de María, en Colombia.

Sacyr, la constructora española que amplió el Canal de Panamá y posee una valiosa cartera de concesiones, principalmente de autopistas en Europa y América Latina, cuenta con un plan de igualdad aprobado en marzo de 2018 que promueve el desarrollo de las relaciones laborales basadas en la equidad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres y la no discriminación.

El plan abarca a todos los empleados de cualquier centro de trabajo del grupo y de sus filiales y uniones temporales de trabajo (UTE), tanto a nivel nacional como internacional. La compañía puntualiza que en el caso de las filiales se aplica la legislación del país correspondiente.

Diferentes empresas de Sacyr han ido firmando sus propios planes de igualdad, que han trasladado el plan corporativo de la matriz a cada una de ellas.

El documento promueve la igualdad de mujeres y hombres a través de ocho líneas de actuación: acceso al empleo, formación, promoción, retribución, conciliación y corresponsabilidad, salud y prevención de riesgos laborales, protección de trabajadoras víctimas de violencia de género y prevención de las situaciones de acoso y actos discriminatorios.

La compañía explica que, para cada una de estas líneas de trabajo, se despliegan varias medidas concretas, hasta sumar un total de 41 acciones para todo el plan. Una de ellas es el protocolo para la prevención y actuación en situaciones de acoso y actos discriminatorios, que está incluido como anexo en el propio plan. De vigilar su cumplimiento, ejecución y desarrollo se encarga una comisión de seguimiento de igualdad.

También el año pasado, la constructora, que cuenta con 30.309 empleados, aprobó su plan de diversidad, el cual contempla una serie de actividades que “representan el compromiso con la diversidad de los individuos que forman las sociedades donde estamos presentes”.

Objetivo a 2020

El consejo de administración de Sacyr aprobó en 2016 una política de selección de candidatos a consejeros que incluye, de forma expresa, el objetivo de que en 2020 las consejeras representen al menos el 30% del total de miembros.

Para favorecer la conciliación laboral, Sacyr dispone de una serie de medidas, como horario flexible, jornada intensiva, reducciones de jornada por guarda legal, disfrute acumulado de los permisos de lactancia y días sin cole, entre otras.

Otra muestra de este compromiso es la decisión de la compañía de adherirse en noviembre de 2018 al Charter de la Diversidad, un código de compromiso que firman con carácter voluntario las empresas e instituciones de un mismo país, independientemente de su tamaño, para fomentar el cumplimiento de una serie de principios.

Como integrante de este grupo, Sacyr promueve el respeto de la normativa vigente en materia de igualdad de oportunidades y antidiscriminación, y asume unos principios básicos, tales como sensibilizar e impulsar la inclusión y la conciliación.

La compañía asegura que la no discriminación se inicia desde el proceso de selección de los trabajadores. Así, en la ficha inicial que estos deben cumplimentar, no se admite como requisito el género de los candidatos. Antes de iniciar el proceso, se asigna a la posición un rango salarial que se encuentra definido por el rol del puesto. Este rango se mantiene independientemente del sexo del postulante finalista al que se oferta.

En todos los casos, la directriz que los departamentos de adquisición de talento corporativo del holding y sus empresas ha dado a los entrevistadores es que, en igualdad de condiciones, favorezcan la contratación del candidato del sexo menos representado en el departamento o nivel de responsabilidad que se pretende cubrir.

Normas