Enrique Sáez: "Los cimientos del alza bursátil no son sólidos, no son los beneficios ni el crecimiento"

Ve con inquietud las recientes políticas de los bancos centrales y avisa del riesgo en la renta fija

Enrique Sáez, consejero delegado de Fineco, en la sede del grupo en Bilbao.
Enrique Sáez, consejero delegado de Fineco, en la sede del grupo en Bilbao.

Enrique Sáez (Bilbao, 1964) está al frente de Fineco, la división de banca privada de Kutxabank que gestiona un patrimonio de más de 3.500 millones de particulares e instituciones. Dirige, desde la sede central de Bilbao, un equipo de 70 profesionales que se reparten además por los centros de Fineco en Madrid, Barcelona, San Sebastián, Vitoria, Pamplona y Córdoba.

Sáez repasa la posible evolución de los mercados de renta fija y variable y la batería de incertidumbres que afectan a la economía mundial. -

¿Qué perspectivas de rentabilidad pueden tener los fondos de inversión en 2019 después de los malos resultados del sector en 2018?

La evolución ha sido muy positiva en la primera parte del año, rompiendo los máximos históricos y consiguiendo importantes ganancias. La segunda parte se presenta más complicada, con fondos de renta fija que ya han completado su ciclo de rentabilidad y parte de los de renta variable en negativo, pero en los que hay estar por convicción. No queda más remedio. Nos dan miedo las políticas heterodoxas de los bancos centrales. Están rompiendo los libros de historia de la economía a golpe de más endeudamiento, que está en niveles récord a nivel mundial.

"En renta variable recomiendo ir de una exposición neutra a otra más conservadora, sin asumir riesgos"

Hay que ser cauto y cuidadoso. Los cimientos de las subidas no son tan sólidos como nos gustaría, no se generan por más beneficios empresariales o por incrementos del PIB de los países. Además, el escenario de tipos de interés en mínimos no es sólido ni sostenible.

¿Qué exposición recomendaría en renta variable?

Depende del perfil de cada inversor, pero recomiendo ir de una exposición neutra a otra más conservadora, sin asumir riesgos en un mercado que exagera los negativismos. Hay que ser cauto y cuidadoso. Los cimientos de las subidas no son tan sólidos como nos gustaría, no se generan por más beneficios empresariales o por incrementos del PIB de los países.

Además, el escenario de tipos de interés en mínimos no es sólido ni sostenible.

¿Se pueden hacer estimaciones de inversión con Trump o el Brexit?

Nunca se ha podido hacer al detalle. Y ahora no es más complicado que en otros momentos, cuando hubo guerras simultáneas en Oriente Medio, desastres naturales como el de Fukusima (Japón), el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York, o las tres devaluaciones de la peseta en el verano de 1992. Siempre es muy difícil.

¿Qué sectores tienen más recorrido?

La energía y sus emisiones de bonos verdes y los relacionados con el transporte, por ejemplo. Pero unos cotizan a 20 veces su beneficio y otros no. El precio de compra que recomiendan la mitad de los analistas es similar a las cotizaciones actuales -

¿Cómo ve el mercado de deuda pública con los tipos en mínimos?

Incomprensible y poco recomendable. Algunas carteras de renta fija son una aberración, peligrosísimas y muy difíciles de entender, al igual que la política del Banco Central Europeo (BCE), que busca ganar tiempo para la reactivación de la economía europea. Y sobre todo de Italia, que sigue sin tomar medidas y vive en el caos político. A ver si vamos a salvar la banca italiana y nos cargamos al resto de las entidades.

En deuda pública, nos movemos sin cartas de navegación, con escenarios insólitos como el del bono de Alemania, que con una inflación del 1,5 % ofrece un tipo negativo del 0,75 % a tres años y del 0,65 % a cinco años. Al final, se desincentiva el ahorro y se dispara el apalancamiento.

¿Ha mejorado la cultura financiera de los partícipes de los fondos?

Sí, pero quedan reminiscencias del pasado, como la de hacerse rico en diez minutos o los bálsamos de Fierabrás, que sirven para todo en uno o dos valores de Bolsa. Los fondos de inversión están muy bien construidos, así que mucho cuidado con la gestión individual. La automedicación es irresponsable.

¿Cuál es el perfil actual de los inversores?

La mayoría son conservadores y hay que transformarlos de ahorradores a inversores. Es un tránsito muy complicado por los sustos que dan los mercados, pero hay que ir al largo plazo. Y mirar las posiciones dos o tres veces al año, para huir de la consulta diaria, que genera una gran sensación de riesgo, como si estuvieras en un Casino. En la inversión a un año puedes acertar al 60 %. En un lustro sube al 80 % y en una década al 100 %.

Normas