Entrevista

Carlos Cerezo (Belgravia): “Este año tendremos en Bolsa mínimos inferiores a los del pasado diciembre”

Defiende que no hay que tomar riesgo y es mejor esperar al cambio de ciclo para comprar

Carlos Cerezo, presidente y director de inversiones de Belgravia Capital
Carlos Cerezo, presidente y director de inversiones de Belgravia Capital

Los fondos de retorno absoluto están poniendo a prueba la paciencia de sus partícipes. Concebidos como un producto con el que aislarse de los vaivenes del mercado, o al menos minimizar los zarpazos bajistas, sus rentabilidades más recientes no son positivas. Carlos Cerezo, presidente y director de inversiones de Belgravia Capital, es un ferviente defensor de la gestión de retorno absoluto, sobre la que se ha desarrollado la gestora y a pesar de que 2018 dejó fuertes pérdidas para su producto insignia, el fondo Belgravia Epsilon.

La gestora ha sufrido una caída patrimonial en los últimos meses, hasta el entorno de los 250 millones de euros, y prepara ahora el lanzamiento de un nuevo producto en Luxemburgo con el que, con la selección de valores del Belgravia Epsilon, tomar una exposición en renta variable mucho mayor, de al menos el 80%, en línea con un fondo de Bolsa tradicional. Con una perspectiva de medio y largo plazo, Cerezo insiste en la visión bajista de mercado en la que ya se posicionó en 2018, aunque la gestora también ha terminado por dar la opción a sus clientes de tomar más riesgo directo en Bolsa.

El Belgravia Epsilon tiene una cartera de Bolsa europea invertida al 25% y neutralizada para cubrir el riesgo de mercado, y otro 75% de liquidez. ¿Por qué un sesgo tan negativo en Bolsa?

Tenemos un grado de convicción muy alto en que estamos en un cambio de ciclo que en el mejor de los casos va a ofrecer retornos mínimamente positivos. Y por lo tanto, el riesgo que supone estar en Bolsa no compensa esa expectativa de rentabilidad. Por consiguiente, es mejor no tener riesgo de mercado y esperar a que se materialice el cambio de ciclo a la baja y poder invertir en mejores condiciones a mejores precios.

¿La corrección actual no es suficiente para comprar?

En enero ya nos planteamos la alternativa de si coger riesgo de mercado o no y decidimos no hacerlo pensando que este año tendremos nuevos mínimos en Bolsa, inferiores a los de diciembre del año pasado. El mercado va a seguir su curso en la consolidación del cambio de ciclo.

Nuestra selección de valores fue negativa en 2018. Tardamos en ver la penalización del mercado a los ‘midcaps’

¿Prevén una recesión en 2020?

No tiene por qué haberla. Lo que vemos casi seguro es que el crecimiento se va a poner por debajo del potencial: un 2% en EE UU, un 1,25% en la zona euro y en torno a un 1% en Japón. Eso ya dificulta la evolución positiva de beneficios empresariales si tienes las tasas de desempleo cerca de mínimos. Eso es suficiente para que los beneficios no evolucionen favorablemente y para que la Bolsa no suba.

El Belgravia Epsilon, pese a ser un fondo de retorno absoluto, perdió el 13,9% en 2018 y se ha perdido la subida de la primera parte del año. ¿Cómo convencer al cliente de que no asuma riesgo en un fondo de Bolsa cuando ni siquiera prevén una recesión?

En la medida en que el mercado no suba nos parece apropiada nuestra posición. Si los niveles siguen por debajo de los máximos del año pasado o de los de 2015, no creo que se pueda decir que te has equivocado. La caída del año pasado se debe casi íntegramente a que nuestra selección de valores fue negativa. Hay inversores más pacientes y otros no tanto. Lo que importa es ser leal y fiel a la política de inversión, al contrato marco que uno suscribe cuando compra un producto. Nuestro principal argumento es que las masas monetarias están creciendo al 4%, después de haberlo hecho a niveles del 5% y el 6% en los 10 años anteriores. No hay, por tanto, un exceso de liquidez para alimentar la inflación de activos financieros. Si los precios caen sustancialmente, no habremos perdido dinero y podremos comprar a precios mucho más atractivos.

¿En qué falló la selección de valores el año pasado del Belgravia Epsilon?

El stock picking del fondo ha sido positivo desde 2012 hasta 2017 inclusive. Todo el mundo tiene de vez en cuando alguna pájara, el 2018 ha sido negativo. Fue también una adaptación al cambio de ciclo, que tiende a penalizar a algunos valores que antes premiaba. En la fase en que el ciclo alcista está muy avanzado y se inicia el cambio de ciclo a uno bajista, el análisis fundamental y la selección de valores temporalmente pierde eficacia. Nuestro principal esfuerzo fue reducir el peso de small y midcaps, que a principios de 2018 era de dos tercios. Tardamos un par de meses en percibir esa penalización por ese sesgo a pequeñas y medianas compañías y lo fuimos cambiando.

¿Cómo es ahora la cartera del fondo?

Tenemos unas 38 compañías en cartera con un peso pequeño, así tendremos más donde elegir cuando los precios caigan. Dos tercios son compañías grandes, de más de 5.000 millones de euros de valor bursátil, y el resto, empresas pequeñas y medianas. Nos gusta mucho AMG, una compañía holandesa que hace aleaciones de metales, muy barata en relación al negocio que tiene. Nos gusta también Vivendi, aunque tiene múltiplos altos porque cuenta con un gran negocio, los derechos de música. Españoles tenemos a Siemens Gamesa, donde hemos estado invertidos desde hace tiempo. Creemos en las energías renovables.

Normas