Mercados

Los gestores confían en la continuidad del proyecto europeo pese al auge de la extrema derecha

Advierten que los partidos euroescépticos no tendrán opción de bloquear iniciativas legislativas

Los gestores confían en la continuidad del proyecto europeo pese al auge de la extrema derecha pulsa en la foto

Las elecciones al Parlamento Europeo no han abierto un nuevo foco de inestabilidad financiera en la UE. El avance de los partidos euroescépticos –ganadores en Francia e Italia– no ha sido suficiente como para crear una minoría de bloqueo capaz de paralizar las iniciativas legislativas de la UE y aunque, por primera vez en 40 años, las dos grandes fuerzas políticas –conservadores y socialistas– no suman mayoría absoluta, los inversores confían en que la continuidad del proyecto europeo ha quedado fuera de peligro.

El Parlamento Europeo quedará mucho más fragmentado, con los liberales y verdes como formaciones pujantes y necesarias para formar nuevas mayorías. Pero los partidos proeuropeos continúan siendo mayoritarios, ante lo que la Bolsa europea reacciona hoy con ascensos y no hay tensión alguna en la deuda soberana. Al contrario, el rendimiento del bono español a 10 años marcó un nuevo mínimo histórico en el 0,805% y la prima de riesgo italiana, por la que había inquietud tras la clara victoria electoral de la Liga de Matteo Salvini, registra un avance de apenas 8 puntos básicos. El euro, principal termómetro de la confianza de los inversores hacia el proyecto europeo, se mueve sin apenas cambios en los 1,118 dólares. 

“Los partidos euroescépticos han fracasado al no lograr un ascenso significativo, mientras que los partidos del statu quo mantienen la mayoría. Esto supone que la UE tiene una plataforma más fuerte con la que favorecer el crecimiento económico”, sostiene el responsable de Bolsa europea de Allianz Global Investors, Jörg de Vries-Hippen.

"Si bien los partidos de extrema derecha y euroescépticos han ganado escaños, en especial gracias a los resultados en Francia, Italia y Reino Unido, su influencia política se sentirá con más fuerza en sus respectivos países que a nivel europeo”, añade la agencia alemana de rating Scope.

Italia era un foco de especial atención para los inversores, aunque Salvini alejó ayer la posibilidad de forzar unas elecciones anticipadas pese a haber obtenido el 34% de los votos. Su socio de gobierno, el Movimiento 5 Estrellas, ha quedado relegado a la tercera posición, pero Salvini ha declarado su intención de mantener la actual coalición con Luigi di Maggio. Para Scope, la apuesta de Salvini estará ahora en obtener para Italia un alto cargo de poder en las instituciones comunitarias.

En MacroYield coinciden en que  "el auge de los partidos euroescépticos, aun siendo elevado, no parece suficiente para bloquear el camino europeo hacia la integración".  Aun así, la firma añade que "la mayor atomización del Parlamento podría provocar problemas a la hora de realizar pactos, elevando el interés respecto a quiénes serán elegidos como próximos líderes de cada una de las instituciones europeas". La elección del próximo presidente de la Comisión Europea, que debe recibir el respaldo mayoritario del parlamento Europeo, será la primera prueba de fuego.  “Angela Merkel no tendrá necesariamente la capacidad para imponer en la Comisión a Manfred Weber”, según advierten desde Ostrum Asset Management, a la vista de la pérdida de votos de su formación.

La benévola respuesta del mercado a los resultados de las elecciones europeas también tiene que ver con la jornada festiva de hoy en las plazas de Nueva York y Londres. En todo caso, con la celebración de los comicios "los inversores se han quitado un evento de riesgo", lo que explicaría por ejemplo la entrada de dinero que hoy permite un nuevo mínimo en la rentabilidad del bono español. 

 

Normas