Los conservadores buscan la manera de forzar la dimisión de May

Rebelión entre los tories ante el nuevo y cuarto intento de la ‘premier’ de sellar el Brexit

brexit noticias
La primera ministra británica, Theresa May.

Theresa May parece tener los días contados. Después del rechazo que generó su nuevo y cuarto intento de sellar el Brexit, numerosos e influyentes diputados de su propio partido pidieron este miércoles la cabeza de la primera ministra y maniobraron para tratar de echarla de Downing Street. Todo ello en la víspera de que este jueves los británicos acudan a las urnas para elegir a los 73 eurodiputados que representarán a Reino Unido en el Parlamento Europeo, tres años después de que votarán a favor de abandonar la UE.

A última hora de la tarde, se conoció la dimisión de uno de los miembros de su Gobierno, Andrea Leadsom, debido a su desacuerdo con la nueva propouesta de May. "Ya no creo que nuestra propuesta cumpla con el objetivo del referéndum", ha escrito a la premier en su carta de renuncia. 

En un último intento de sacar adelante el acuerdo del Brexit, la premier anunció que someterá a votación el próximo 7 de junio una nueva versión del texto de salida ante el Parlamento de Westminster, tras tres intentos fallidos. El texto, cuyo contenido se publicará este viernes, incluye una Unión Aduanera temporal con la UE y la posibilidad de impulsar un segundo referéndum, en un vano intento de tratar de rascar algún apoyo entre los diputados moderados de la oposición.

Lejos de conseguir su estrategia –tanto laboristas como nacionalistas escoceses mantienen su veto– su giro ha provocado el rechazo de muchos conservadores que sí la respaldaron en la última votación, por lo que la aritmética parlamentaria sigue sin salir. Una situación que ha propiciado que numerosos tories euroescépticos urgieran a la líder conservadora a presentar su dimisión. "Hay una última oportunidad de hacerlo bien [el Brexit] y salir de forma ordenada. Pero es hora de que la primera ministra Theresa May se marche", subrayó el diputado tory y responsable del comité de asuntos exteriores, Tom Tugendhat, en un artículo en Financial TimesTheresa May “no se irá a ninguna parte hasta después de las elecciones al Parlamento Europeo”, aseguraba esta tarde una fuente de Downing Street al diario The Guardian, lo que dejaría la puerta abierta a que renuncie el próximo lunes.

El Comité 1922 –el poderoso grupo parlamentario de los tories– se reunió a última hora de la tarde para evaluar si una mayoría de sus miembros ejecutivos respaldaría modificar la regulación de la moción de confianza para poder echar a May, aunque se disolvió sin llegar a tomar una decisión. El dirigente del comité se reunirá el viernes, tras la cita electoral, con la primera ministra. El pasado 12 de diciembre, la premier superó una dicha moción interna por una estrecha mayoría, y la normativa sostiene que sus filas no pueden volver a usar esa herramienta hasta pasado un año, por lo que tendrían que esperar todavía siete meses.

La incertidumbre que rodea a la primera ministra está pesando en los mercados. Aunque la Bolsa londinense cotiza con una ligera subida del 0,07%, la libra cede un 0,35% frente al dólar.

Cita electoral con Bruselas

Más de 40 millones de británicos eligen hoy a los 73 eurodiputados que representarán –no sabemos por cuánto tiempo– a Reino Unido dentro de la UE. Por mucho que las elecciones europeas se celebren este jueves en Reino Unido, los resultados no se conocerán hasta la noche del domingo, cuando hayan cerrado los colegios electorales del conjunto de Estados miembros.

Normas