Fridman y Goldman sacan la artillería pesada y convocan una megarreunión sobre Dia el martes

El encuentro se celebrará en Londres pero los analistas e inversores podrán presenciarlo por videoconferencia en la sede del banco en Madrid

Mijail Fridman, fundador de Letterone, fondo con el 29% de Dia, y Borja de la Cierva, consejero delegado del grupo de supermercados.
Mijail Fridman, fundador de Letterone, fondo con el 29% de Dia, y Borja de la Cierva, consejero delegado del grupo de supermercados.

Letterone va a quemar todos los barcos en su pelea por el control de Dia. El socio director del área de distribución de Letterone, Stephan DuCharme, ya ha realizado rondas de presentaciones entre las casas que siguen el valor y a los gestores de fondos que tienen participaciones en Dia desde que la CNMV dio el visto bueno a la oferta. Pero ahora el dueño del 29%, y ante el riesgo de fracasar en la opa, saca la artillería pesada.

Ayer mismo, Goldman Sachs, asesor de Fridman en la operación, convocó a todos los expertos interesados en el valor a una reunión el martes 23 de abril en la que tratarán tres temas: el nuevo periodo de aceptación de la propuesta, su probabilidad de éxito y la evolución de las negociociaciones con los bancos.

DIA 0,24 24,39%

La reunión se celebrará en el cuartel general de Goldman Sachs en Londres, situado en el edificio Peterborough Court, en el número 133 de la calle Fleet Street. Comenzará a las 8.30 (hora británica, 9.30 en España) y finalizará una hora y media después. La conferencia se retransmirá en directo en las oficinas de Goldman en Madrid, situadas en María de Molina.

La fecha inicialmente marcada en rojo era el 23 de abril, pero la exigua aceptación de la opa, del 3,3% de todo el capital hasta ayer, muy por debajo del 35% que Fridman necesita para que triunfe su oferta a 0,67 euros por acción del grupo de supermercados, ha provocado que Letterone, el fondo del magnate ruso, amplíe el periodo para decir "sí" hasta el martes 30 de abril.

El primer accionista de Dia, con un 29% del capital, necesita que dueños de la mitad del 71% que no controla del grupo le vendan sus acciones. En caso contrario, su opa fracasará y no habrá ampliación de capital por 500 millones de euros, la inyección de fondos propios comprometida y garantizada por Letterone siempre que llegue a un acuerdo con la banca. Esto arrastraría a Dia a una situación de insolvencia; de entrada el preconcurso de acreedores y, en caso de no llegar a un acuerdo, al concurso puro y duro. Dia está en causa de disolución desde que el 28 de diciembre reconoció que tiene patrimonio neto negativo, de cerca de 99 millones de euros a cierre de diciembre. El plazo de aceptación arrancó el pasado 1 de abril, después de que el supervisor de los mercados aprobara el folleto de la opa de Letterone.

DuCharme afirmó ayer a través de un comunicado que “sin una inyección de capital y un cambio en el gobierno y en el liderazgo para lograr una exigente transformación, liderada por Letterone, la viabilidad del negocio está en duda", y ha alertado de que, en caso de que la opa no triunfe, "el consejo de administración de Dia puede verse obligado a acogerse al régimen de insolvencia o a llevar a cabo canjes de deuda por capital, lo que provocaría nuevas pérdidas significativas para los accionistas".

El dato de aceptación de la opa está lejos del 35,5% que necesita Fridman para hacer que triunfe su propuesta, según fuentes conocedoras de las cifras. Aunque fuentes financieras señalan que las órdenes de venta en cualquier opa se acumulan en los últimos días. GVC Gaesco, la entidad encargada de liquidar la oferta, informa puntualmente todos los días a Letterone del nivel de síes a su propuesta.

Normas