La UE, en alerta por la posibilidad de que EE UU suba los aranceles a los coches

Los ministros de Economía de Alemania y Francia se reúnen para acordar los pasos a seguir

subida aranceles coches
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, junto a la líder demócrata de la Cámara de Representantes (equivalente al Congreso de los Diputados) de EE UU.

La Unión Europea está en estado de alerta. El departamento de comercio de Estados Unidos envió el fin de semana un informe al presidente, Donald Trump, en el que propone una subida de aranceles de hasta el 25% para la industria automovilística.

Las reacciones de los líderes e instituciones europeas no tardaron en llegar. El portavoz jefe de la Comisión Europea, el griego Margaritis Schinas, ha dicho que "el Ejecutivo comunitario reaccionará de manera rápida y adecuada" si el mandatario estadounidense impone un aumento de aranceles. 

El ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, se ha sumado este martes a las reacciones contra la posible política de Trump. Altmaier ha asegurado que no cree en las razones esgrimidas por el gobierno de EE UU de que los automóviles importados podrían amenazar la seguridad nacional de EE UU.

Altmaier se ha lamentado, también, de que este tipo de amenazas de Estados Unidos impiden un acuerdo comercial entre la UE y el país norteamericano. "Todavía no estamos donde nos gustaría estar", ha afirmado el ministro y ha agregado que la UE sostiene que lo ideal sería un "0% de aranceles", lo que en este momentos parece difícil. 

El ministro de Economía alemán se reunirá con su homólogo francés, Bruno Le Maire, este martes en Francia para hablar, principalmente, de la posible subida de aranceles de EE UU a la industria automovilística y del acuerdo comercial entre la UE y EE UU.

Juncker asegura que Trump prometió no más aranceles

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha afirmado que el mandatario estadounidense, Donald trump, le prometió que no iba a establecer aranceles a la industria automovilística. Sin embargo, la imprevisibilidad de Trump y la compleja situación internacional no garantizan que la promesa del presidente norteamericano vaya a ser cumplida. 

Normas