Letterone busca el apoyo de más inversores para completar la toma de control de Dia

El accionista reconoce que su imagen proyecta desconfianza

Imagen de un supermercado Dia en la Comunidad de Madrid.
Imagen de un supermercado Dia en la Comunidad de Madrid.

Letterone sale de su burbuja. El primer accionista de Dia, poseedor del 29,01% del capital, se ha decidido a salir en busca de aliados y, de paso, mejorar la imagen que proyecta al exterior y que frena la adhesión de potenciales socios a los planes que tiene fijados para el grupo de supermercados. De hecho, como comentan fuentes implicadas en la batalla por el control de la compañía, el secretismo que ha rodeado al fondo en los últimos meses, y los antecedentes de su cabeza visible, Mijail Fridman, son algunos de los motivos que frenan la llegada de más inversores que, pese a todo, sí ven potencial en ella.

El fondo, que se reunió este viernes con una docena de analistas en Madrid, como adelantó CincoDias, proseguirá su ronda de contactos en las próximas fechas. Según ha podido saber este periódico, el próximo martes llevará a cabo una reunión similar en Londres, a la que seguirán encuentros, ya si, con gestores de fondos e inversores para explicar su proyecto y su experiencia en la distribución. Un road show en toda regla. Días antes fue el actual consejero delegado, Borja de la Cierva, el que acudió a Londres y Nueva York a desgranar los resultados ante el mercado.
Stephan DuCharme, socio director de L1 Retail, la filial de Letterone dedicada a la distribución y que lanzará la opa sobre Dia, reconoció a los analistas en Madrid la desconfianza con la que son percibidos.

La intención es mostrar sus planes con transparencia y allanar el terreno para la llegada de nuevos apoyos inversores que contribuyan a completar la ampliación de capital prevista por el fondo, de 500 millones de euros. Letterone no apoyará en ningún caso la ampliación de 600 millones promovida por el consejo de administración de Dia y preasegurada por Morgan Stanley, como aseguró en Madrid a los analistas.

Plan de negocio

En esa cita, celebrada en el despacho Pérez-Llorca, asesor legal de Letterone, en el Paseo de la Castellana de Madrid, DuCharme estuvo acompañado por dos representantes de su asesor financiero, Goldman Sachs. En ella desplegó más detalles de su plan de negocio para Dia, que, explicó, necesitará tiempo para que surta efecto. Al menos tendrá que esperar dos años, dentro de un plan de negocio de cinco, para que las ideas que prevé ejecutar encarrilen la situación financiera de Dia, tanto en el crecimiento de las ventas como en el retorno a los beneficios.

Respecto al primer punto, DuCharme quiso marcar distancias con el plan de negocio presentado por Dia, y que presenta algunas similitudes, como en la apuesta por los productos frescos o por impulasar su marca blanca. 

En primer lugar, por los plazos. Esos dos años de transición difieren de la idea del consejo de administración de Dia, que habla de un 2019 de transición y un 2020 de ligero crecimiento en ventas y ebitda. De hecho, según confirman fuentes presentes en la cita, los resultados presentados por Dia han sido peores de los que esperaba Letterone, quien abandonó el consejo en diciembre, entre otros motivos, porque consideraba que no se le proporcionaba toda la información sobre la realidad de la empresa.

Según trasladó DuCharme a los asistentes a la reunión, la situación de Dia es límite y lo seguirá siendo si Letterone no toma el control de la compañía.

De hacerlo, tomará como referencia las medidas que Letterone ha ejecutado en X5 Retail, que en los últimos años se ha consolidado como el primer distribuidor de alimentación de Rusia, elevando sus ingresos un 65% desde 2015 y colándose entre los 25 grupos de supermercados más grandes del mundo.

Por ello, DuCharme quiso marcar distancias con el plan del consejo: “El nuestro está hecho por gente con experiencia en el sector, como el caso de X5, no por consultores”, afirmó.
En ese punto, puso como ejemplo la apuesta por los productos frescos realizada en la cadena rusa, que hoy representan entre el 10% y el 15% de sus ventas totales. En el caso de Dia estarían en torno al 5%. “No puedes decir que es tu foco cuando hasta ahora no lo ha sido”, aseveró en referencia al plan de Dia. DuCharme habló de reducir los tiempos de entrega de los proveedores, ampliar la variedad de productos, y ajustar la logística, elementos que, en cualquier caso, tardan en ser percibidos por el cliente. El objetivo es impulsar las ventas comparables (like for like en la jerga) y con ello mejorar los márgenes.

Este, en cualquier caso, ve oportunidades para que Dia sea el número dos de la distribución alimentaria, detrás de Mercadona. “No hay otro mercado donde el líder tenga tanta distancia sobre el segundo”, relató, señalando que la proximidad y la conveniencia, tendencias hoy al alza, están en el ADN de Dia, que tiene la oportunidad, según DuCharme, de ser la alternativa a la firma presidida por Juan Roig.

La opa estará lista esta semana


Ante la CNMV. Letterone anunció su intención de lanzar una opa sobre el 71% del capital de Dia el pasado 6 de febrero. Entonces anunció que un precio de 0,67 euros por acción y que presentaría la documentación pertinente ante la CNMV en menos de dos semanas. Según anticipó este viernes Stephan DuCharme a los analistas, lo hará durante la próxima semana, previsiblemente en los primeros días de la misma, con la intención de obtener el visto bueno del regulador en el menor tiempo posible. La legislación habla de un plazo de 20 días para recibir la autorización, pero el plazo se reinicia cada vez que la CNMV pide información adicional.

Inversiones. Sobre los planes de inversión de Letterone en la red de tiendas de Dia, Ducharme detalló que cualquier aportación se realizará de forma muy selectiva durante el primer año en el que ejecuten su plan de negocio, para después acelerar el ritmo. Dia ha venido invirtiendo cerca de 350 millones anuales en renovar sus tiendas. DuCharme criticó que la compañía lo haya hecho sin tener un plan definido sobre su modelo de negocio.

Normas