Por qué El Celler de Can Roca no volverá a ser el mejor restaurante del mundo

La organización de The World’s 50 Best Restaurants modifica este año el sistema de votaciones para dar la oportunidad a otros cocineros

Gastronomía
Los hermanos Roca, Joan, Jordi y Josep.

El restaurante de los hermanos Roca, El Celler de Can Roca (Girona), no podrá volver a ser elegido mejor restaurante del mundo, galardón que consiguió en dos ocasiones, en 2013 y 2015. En la actualidad es el segundo mejor del mundo, según la lista británica The World’s 50 Best Restaurants. No se trata de una retirada voluntaria de los cocineros, ante la presión que supone optar cada año a este título, a pesar de las dudas que genera la votación, ya que no se certifica en ningún momento que los miembros que votan hayan visitado los restaurantes.

Los organizadores de la clasificación han modificado el sistema de votaciones para la edición de 2019, de manera que aquellos restaurantes que hayan sido proclamados en anteriores ocasiones como mejor restaurante del mundo no podrán ser elegidos de nuevo. Es el caso, además de El Celler de Can Roca, de la Osteria Francescana, en Modena, (el actual número uno), Eleven Madison Park, en Nueva York, que lo fue en 2017 y ahora ocupa el cuarto puesto; del danés Noma, que lo consiguió en cuatro ocasiones, y que en 2017 echó el cierre y ahora permanece abierto con otro concepto, o de elBulli, que se coronó en cinco ediciones y que desde 2011 permanece cerrado.

Todo aquel restaurante que haya tocado el cielo en el ranking, patrocinado por la firma de aguas italiana S.Pellegrino, entrará a formar parte de otra lista, de Best of the Best, por lo que ya no podrán ser votados ni aparecer en el listado anual de este año, que se dará a conocer en Singapur. Lo que se pretende, según la organización, es promover la oportunidad y descubrir nuevos restaurantes, y hacer que otros cocineros puedan soñar con la gloria.

"Se trata de ceder el paso a otros restaurantes, de ofrecer una oportunidad a otros cocineros para que también vivan la misma gloria que hemos conseguido nosotros", afirma Joan Roca, en conversación telefónica con Cinco Días, quien asegura que la organización ha tomado nota de la sugerencia lanzada por los chefs que ya han logrado ser los números uno en ediciones anteriores. "Llevamos diez años estando entre los ocho primeros, y cinco entre los tres primeros, es algo que hemos sugerido porque es bueno que no seamos siempre los mismos los que estemos ahí. Sabemos que la competencia es buena, pero hasta cierto límite", prosigue el cocinero. A pesar de que su nombre ya no figurará cada año en la famosa lista, aunque sí en la de las glorias de la gastronomía mundial, "no vamos a renunciar a la excelencia, y El Celler de Can Roca va a seguir estando entre los mejores del mundo".

 

Normas