Una huelga deja 200.000 pasajeros sin volar en Alemania

El sindicato paraliza casi en su totalidad el transporte aéreo en el país germano

Trabajadores del aeropuerto de Fráncfort, durante la huelga de este martes.
Trabajadores del aeropuerto de Fráncfort, durante la huelga de este martes. EFE

El personal de control de pasajeros y equipajes paraliza el transporte aéreo este martes en Alemania, con huelgas en ocho aeropuertos del país, entre ellos en el de Fráncfort, el mayor de Europa continental, donde se han cancelado más de la mitad de los 1.200 vuelos previstos.

Unos 200.000 pasajeros no pueden volar por la huelga del personal de seguridad de los aeropuertos de Fráncfort, Hannover, Bremen, Hamburgo, Munich, Leipzig/Halle, Dresde y Erfurt.

Las huelgas se llevaron a cabo durante todo el día, pero en horarios diferentes según regiones para que el impacto en el tráfico aéreo fuera más fuerte.

El sindicato alemán del sector de servicios Verdi ha amenazado con más acciones de protesta en caso de que la patronal del sector de seguridad de vuelo Bundesverband der Luftsicherheitsunternehmen (BDLS) no haga una nueva oferta antes de la próxima ronda de negociaciones del próximo miércoles 23 de enero.

La Confederación de Empresas de Seguridad de Vuelo aumentó su oferta a una subida salarial anual del 2% durante dos años en la última ronda de negociaciones del 20 y 21 de diciembre, cuando anteriormente ofreció un incremento del 1,8%.

Pero Verdi insiste en que la oferta no es negociable y pide un salario de 20 euros brutos la hora para todos los trabajadores de seguridad de vuelo en Alemania, que son los que realizan el control de pasajeros, carga, personal y equipaje, independientemente de la región.

Actualmente existen grandes diferencias salariales en el personal de seguridad de aeropuertos en Alemania dependiendo de la región en la que se encuentren, con salarios mucho más bajos en el este del país. Las diferencias salariales entre regiones oscilan entre los 11 y los 17 euros aproximadamente. En algunas regiones los 20 euros que pide el sindicato Verdi representan un incremento salarial del 50 %, pero en otras del 17 % aproximadamente. 

La patronal considera que las reivindicaciones de Verdi son muy elevadas, porque suponen unos 3.200 euros brutos mensuales para el personal de seguridad de los aeropuertos, y desproporcionadas en comparación con lo que cobran los empleados de otros sectores empresariales.

Ponen como ejemplo los sueldos de un electricista con diez años de experiencia (2.800 euros mensuales brutos), un enfermero de salvamento (2.150 euros) o una enfermera (2.100 euros).

Se trata de la tercera acción de protesta que Verdi ha convocado para los 23.000 empleados de seguridad en aeropuertos alemanes este año. En otros aeropuertos alemanes, como los berlineses de Schönefeld y Tegel, así como los de Düsseldorf, Colonia/Bonn y Stuttgart, el personal de seguridad ha secundado también huelgas desde hace más de una semana para reclamar mejoras salariales en la negociación del convenio colectivo.

Normas