Los Tesla Model X y Model S más baratos dejarán de venderse en unos días
REUTERS

Los Tesla Model X y Model S más baratos dejarán de venderse en unos días

Las versiones con las baterías menos capaces desparecerán de su gama

Sorprendente movimiento el que ha realizado ahora Tesla con sus dos modelos más emblemáticos, el Model S y el Model X. Ambos modelos representan el tope de gama de la firma tras la llegada del Model 3 a un precio más asequible. Ahora hemos conocido que las versiones más baratas de estos dos modelos dejarán de estar a la venta en solo unos días. Por lo tanto ambos modelos aumentarán su precio base de forma automática cuando estos modelos dejen de estar disponibles.

Disponibles hasta el próximo domingo

Como decimos, nos ha sorprendido esta decisión de Tesla, aunque desde cierta perspectiva tiene su sentido. Ha sido el propio Elon Musk, como es habitual, quien a través de su cuenta de Twitter ha desvelado que las versiones más baratas de los Tesla Model X y Model S dejarán de venderse el próximo domingo. Por lo tanto emplaza a todos aquellos que quieran contar con una de estas versiones a que haga el pedido online antes del próximo domingo en la web de la firma. De esta manera automática aumenta el precio de partida de ambos modelos.

Así el precio mínimo de ambos modelos aumentará en 15.000 dólares, ya que el Model S pasará de los actuales 66.750 dólares a los 84.750, mientras que el Model X hará lo propio desde los 72.950 a los 87.950, por lo que de esta manera la brecha de precio respecto del Model 3 aumenta sustancialmente. Sin duda es un movimiento sorprendente, pero que tiene cierta lógica si tenemos en cuenta de que hablamos de los modelos Premium de la marca, que evidentemente deben distanciarse del segmento medio que ahora ocupa el Model 3.

Aunque todo apunta a que también este movimiento puede hacer más eficiente la producción de vehículos por parte de la firma y focalizar las ventas en el Model 3 para quienes quieren este tipo de baterías. Además de esta manera también se simplifica el número de opciones disponibles y se facilita al potencial comprador la elección de su primer coche eléctrico, algo que ahora parece un poco complicado de asimilar cuando hay diferentes modelos con diferentes capacidades de baterías.

Normas