UE

Bruselas presenta medidas para evitar el caos financiero y aéreo en caso de un Brexit sin acuerdo

Las aerolíneas británicas y las cámaras de compensación podrán operar en Europa durante 12 meses

Theresa May, en la Cámara de los Comunes.
Theresa May, en la Cámara de los Comunes. AFP

La Comisión Europea publicó hoy catorce medidas para proteger a los sectores que se verían más afectados por un posible "brexit" sin acuerdo, como las aduanas, los servicios financieros, o el transporte aéreo, un plan que será "temporal, limitado en su alcance y unilateral".

En un comunicado, Bruselas señaló hoy que las medidas planteadas no pueden mitigar el impacto general de una falta de acuerdo sobre el "brexit", un escenario posible por el bloqueo en el proceso de ratificación británico. Son medidas "limitadas a áreas específicas donde es absolutamente necesario proteger los intereses vitales de la UE y donde las medidas de preparación en sí mismas no son suficientes", aseguró la Comisión Europea.

En concreto, Bruselas propone prorrogar durante 12 meses los permisos para que las aerolíneas británicas operen desde aeropuertos de la Unión, siempre que el Reino Unido ofrezca las mismas garantías a las compañías de la UE. Esto tiene importancia capital para Iberia, dado que IAG, el holding al que pertenece, es una empresa radicada en Reino Unido.Los camones británicos  podrán solo transportar mercancías dentro de la UE durante otro año, siempre que dichas mercancías sean británicas y Londres habilite un permiso equivalente para camiones europeos.

Además, la UE también apunta que reconocerá, también durante 12 meses, a las cámaras de compensación y liquidación de derivados británicas como si fuesen europeas. La Comisión ya alertó en noviembre de que Europa se exponía a un caos financiero en caso de que un Brexit sin acuerdo interrumpiese o el acceso desde la UE a las cámaras de contrapartida británicas puede redundar en un caos financiero. Las citadas cámaras de contrapartida son la cocina de los mercados financieros: donde ejecutan los pagos y los cobros y donde cambian de manos los valores.

Firmas de la UE tienen contratos de derivados en cámaras de contrapartida de Londres por un importe nocional (volumen de activos sobre los que se firman los derivados) de 78 billones de euros, cuatro veces el PIB de los 27, según el Banco de Inglaterra. Otros 34 billones están en contratos que no pasan por estas cámaras de contrapartida. Alrededor de la mitad de estos contratos vence después del 29 de marzo de 2019. Un brexit sin acuerdo deja en el limbo legal este descomunal volumen de transacciones que, además, se contratan con tres meses de antelación.

Además, Bruselas ha alertado que la industria financiera no tendrá acceso a la Unión Europea, su principal mercado, el mismo 29 de marzo. Este sector es el principal generador de crecimiento y de ingresos fiscales para el Reino Unido.

Por el contrario, la UE sí ha advertido de eventualidades inevitables en un Brexit 'duro': controles aduaneros y de pasaportes, retrasos en las cadenas de suministros, inspecciones sobre los movimientos de ganado y la pérdida por parte de los británicos del derecho a transportar sus mascotas en la UE.

Las medidas propuestas, en todo caso, deben ser refrendadas por el Parlamento Europeo y los Estados miembros. No serían de aplicaicón, por otra parte, en Gibraltar, ya que el Estado miembro responsable de sus relaciones exteriores, el Reino Unido, no seguirá sujeto a las leyes europeas. "Las leyes europeas se aplican a Gibraltar en su condición de territorio europeo de cuyas relaciones externas es responsable un Estado miembro", explica la comunicación presentada hoy por Bruselas, que subraya que los tratados comunitarios no se aplicarán en el Reino Unido una vez deje de ser un Estado miembro.

La preocupación por las consecuencias de un Brexit sin acuerdo ha puesto en guardia a las empresas británicas. En un comunicado conjunto, varias asociaciones han criticado con dureza a los políticos por centrarse en sus discrepancias internas en vez de preparar al país tras el "brexit", y han advertido de que no hay tiempo suficiente para prepararse ante una posible salida de la Unión Europea (UE) sin acuerdo.

En su nota, las Cámaras Británicas de Comercio, la Confederación de la Industria Británica, la organización industrial EEF, la Federación de Pequeñas Empresas y el Instituto de Directores afirmaron que las compañías "observan con horror a los políticos que están concentrados en disputas partidistas en vez de en los pasos prácticos que las empresas necesitan para seguir adelante".

Normas