El carácter social de jugar al fútbol o al tenis

LaLiga lleva adelante varios proyectos de RSC

Torneo de tenis patrocinado por la Mutua
Torneo de tenis patrocinado por la Mutua

Ejercer responsabilidad ­social corporativa (RSC) ­tiene múltiples posibilidades y una de ellas es la práctica del deporte. En España, cada vez son más frecuentes las acciones de carácter social encaminadas al deporte y buena prueba son los proyectos que empresas y entidades llevan a cabo en este terreno.

“La generalidad de los clubes y fundaciones apuestan por canalizar el caudal de pasión que despierta el fútbol en proyectos de naturaleza social”, afirma Olga de la Fuente, directora de la FFUNDACIÓN LaLiga, nombre con el que se conoce a la Liga de Fútbol Profesional. Su Fundación, constituida en 1993, es la encargada de llevar adelante la RSC de LaLiga y desarrolla un programa de actividades institucionales, culturales, formativas y sociales “con el objetivo de transformar la sociedad con los valores positivos propios del fútbol”.

De la Fuente explica que el proyecto estrella de la temporada pasada en este ámbito ha sido LaLiga Genuine Santander, una iniciativa pionera en el mundo, consistente en una Liga de fútbol integrada por equipos de personas con discapacidad intelectual. “Será un proyecto que perdure en el tiempo”, señala la directora de la entidad. “Para la temporada 2018/19, el número de clubes participantes ha aumentado considerablemente, llegando a los 30 equipos inscritos”, añade.

El carácter social de jugar al fútbol o al tenis

Olga de la Fuente destaca, asimismo, la campaña Futura Afición, un proyecto educativo que promueve y fomenta entre los escolares los valores positivos del deporte, como el juego limpio, la deportividad, la tolerancia y el respeto.

Además, la Fundación desarrolla el programa Valores para Ganar, educación en valores a través del deporte “para mejorar la convivencia en centros escolares” a través del juego y la práctica deportiva. Por fin, hay que mencionar el proyecto Fair Play Social “con el que pretendemos dar un paso al frente en materia de responsabilidad social del fútbol profesional, mediante acciones de RSC de aplicación común para todos los clubes”.

Precisamente, uno de los clubes de fútbol españoles implicados en la RSC es el Real Madrid, cuya fundación “desarrolla proyectos sociodeportivos en los ámbitos de la educación, la integración de colectivos y la cooperación”, aseguran.

El objetivo de esta entidad es difundir “en España y en el extranjero los valores positivos del deporte de equipo y la promoción de este como instrumento de intervención social susceptible de contribuir al desarrollo integral de la personalidad de quienes lo practican, así como factor de integración social en beneficio de quienes padecen cualquier tipo de marginación social”.

Integración de la mujer

Una de las principales impulsoras del deporte femenino en España “y pionera en hacerlo de forma global” es Iberdrola. En esta compañía energética declaran que en 2015 el grupo “realizó una revisión de su gobierno corporativo y uno de los compromisos que asumió fue el de trabajar por la igualdad de género”.

Iberdrola apoya a 16 federaciones (gimnasia, triatlón, natación, rugby, piragüismo, bádminton, fútbol, balonmano, voleibol, hockey, tenis de mesa, atletismo, kárate, boxeo, surf y deportes de hielo) y da nombre a 22 ligas.

De esta iniciativa “se benefician más de 20.000 deportistas en España”. “El objetivo más ambicioso es introducir el deporte femenino en los hogares, contribuir a aumentar la visibilidad de las mujeres que practican deporte y sus logros”. Iberdrola también ayuda a dotar a las competiciones de las infraestructuras necesarias (instalaciones, transportes, servicios médicos y árbitros) y de otro tipo de apoyos técnicos.

Gran torneo como altavoz

El patrocinio relacionado con el fomento de diversas actividades con carácter social “se ha ido incrementando a lo largo de los años” para Mutua Madrileña.

La aseguradora patrocina el Mutua Madrid Open de tenis “y durante los 10 días que dura el torneo, desarrollamos, entre otros proyectos, campañas de sensibilización relacionadas con aspectos de notable impacto social como la lucha contra la violencia de género o el acoso escolar, y recaudamos fondos para financiar programas de ONG”.

El torneo de tenis se convierte “en un altavoz fundamental” para desarrollar campañas específicas sobre los asuntos que ocupan a la Fundación Mutua Madrileña como los mencionados. En la empresa explican que en los últimos años, “algunos de los mejores jugadores de los rankings ATP y WTA participantes en el Mutua Madrid Open han prestado su voz y su imagen para ayudar a transmitir personalmente la importancia del rechazo social a la violencia de género”.

Y lo mismo ocurre con el acoso escolar. “Fomentar la educación en valores en el entorno deportivo es otra línea de actuación”, agregan. El Torneo Infantil de Tenis Soy de la Mutua, soy ganador, dirigido a hijos de mutualistas de entre 7 y 14 años, es buena prueba de ello.

Normas