El PP apuesta por Vox y Ciudadanos no descarta pactar con la ultraderecha en Andalucía

Casado asegura que la "radicalidad política" es Podemos y no la formación de Santiago Abascal

Ciudadanos le pide al PSOE y PP que no bloqueen una investidura de su candidato, Juan Marín

El candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, y el presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, este lunes en Andalucía.
El candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, y el presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, este lunes en Andalucía.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha dejado claro este lunes que no ve riesgo en pactar con Vox para gobernar la Junta de Andalucía y ha situado la radicalidad política en Podemos y no en la formación liderada por Santiago Abascal. Ciudadanos, por su parte, apuesta porque el PP y el PSOE les apoyen o no bloqueen una investidura de su candidato, Juan Marín, pero José Manuel Villegas, secretario general, ha reconocido que la formación naranja no descarta ningún escenario de pactos. 

Casado ha reunido al Comité Ejecutivo Nacional del PP y, junto al candidato de su partido a la Junta, Juan Manuel Moreno, ha instado a sus dos potenciales aliados (Vox y Ciudadanos) a avenirse a pactar con su partido para que el PP, que obtuvo el segundo lugar y 26 escaños presida la Junta.

Moreno ha destacado que la línea roja en las negociaciones con Vox es la Constitución, mientras que Casado ha afirmado que no piensa reformar la Carta Magna ni aceptar en ningún caso la supresión de las autonomías que defiende la extrema derecha.

El líder del PP ha vuelto a poner en valor los aspectos que tienen en común con Vos, como la "defensa de la unidad de España" y de las fronteras ante la inmigración irregular, así como la bajada de impuestos, la lucha contra la corrupción o la mejora de los servicios sociales, según ha dicho. 

En la comparecencia de Casado y Moreno, los mensajes más duros de los dos dirigentes populares han ido dirigidos a Ciudadanos por pretender que su candidato, Juan Marín, se postule para la investidura en lugar de apoyar la del líder regional del PP. La formación naranja llegó a 21 escaños y quedó a 2,5% del PP.

Moreno ha insistido en que el partido liderado por Albert Rivera tiene que apoyar al PP porque "ni siquiera sus propios electores entenderían que la tercera fuerza quisiera liderar el cambio". El líder del PP andaluz ha agregado que "sus dirigentes han dicho durante la campaña que pactarían con los populares siempre que estos tuvieran un voto más y así ha sido".

Pero Ciudadanos remarca que es el único partido -dentro de los cuatro grandes- que ha ganado curules respecto a la anterior elección de 2015. Mientras que la formación naranja ha aumentado 12 diputados, el PSOE ha perdido 14 escaños; el PP 7 y Adelante Andalucía (Podemos e IU) ha perdido tres si se toma en cuenta el resultado que obtuvieron Podemos e IU por separado en los últimos comicios.

Normas