Casado encarga a Moreno Bonilla "liderar el cambio" en Andalucía

El PP se deja 300.000 votos pero tiene a su alcance el Gobierno

El candidato Popular, Juan Manuel Moreno Bonilla, vota en Málaga.
El candidato Popular, Juan Manuel Moreno Bonilla, vota en Málaga. REUTERS

Dulce derrota para el Partido Popular de Andalucía, que ha perdido tantos votos como el PSOE (el 30% de quien le votó en 2015 se ha ido a otros partidos) y se ha dejado en el camino siete escaños, pero que tiene opciones reales de lograr el Gobierno de la Junta. El PP se ha mantenido como como segunda fuerza, dejando lejos el temido 'sorpasso' de Ciudadanos en escaños (26 frente a 25) y no tanto en votos (menos de 100.000 de diferencia).

Los acuerdos postelectorales no son fáciles para Moreno Bonilla, que solo sumaría mayoría absoluta con el PSOE, pero el candidato popular puede conseguir la presidencia de la Junta con un pacto de derechas con Ciudadanos y Vox. Aunque necesitaría el apoyo del partido de extrema derecha: sin él no obtendría mayoría suficiente, suponiendo que Adelante Andalucía y PSOE voten en su contra. 

El líder del PP, Pablo Casado, ha hablado por teléfono con el candidato del partido a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y le ha trasladado la necesidad de que lidere "el cambio histórico" en esta región. Casado y Moreno, han indicado a Efe fuentes del PP, han mantenido una conversación telefónica esta noche tras conocerse los resultados de las elecciones andaluzas, en las que el PP ha perdido siete escaños, aunque podría gobernar si alcanza un acuerdo con Ciudadanos y con Vox.

Moreno Bonilla ha asegurado que "el cambio ha ganado las elecciones" en Andalucía. Ha afirmado que "Andalucía quiere cambio y habrá cambio" y que esta  misma noche se pondrá a trabajar "de manera inmediata" para hablar con  todos los grupos con representación parlamentaria "con un objetivo: alcanzar una mayoría alternativa".

Pablo Casado ha asegurado que Moreno Bonilla le ha confirmado que presentará su candidatura a presidente de la Junta de Andalucía. "Empezamos la recuperación del espacio del centro derecha y lo hacemos liderándolo. Abrimos desde ya las negociaciones para los pactos de investidura", ha dicho Casado. Y ha pedido a Pedro Sánchez que convoque elecciones.

El PP ha mantenido, por muy poco, su feudo de Almería, aunque se deja nueve puntos de intención de voto ante la irrupción de Vox en esta provincia. Apenas 4.000 votos permiten al PP perder un escaño, y no dos. El partido ha perdido un escaño en todas las provincias andaluzas menos en Huelva, donde mantiene tres.

Normas