Los resultados de Tiffany decepcionan al mercado: los turistas chinos ya no compran sus joyas

Las ventas de la firma neoyorquina en el extranjero se redujeron en el último trimestre

Sus acciones caen más de un 10% en Wall Street

Tiffany resultados
REUTERS

La ralentización de la economía china está dejando huella en Tiffany ya que sus ciudadanos ya no compran joyas de esta insignia cuando viajan a EE UU y Hong Kong. Los resultados trimestrales de Tiffany no han convencido al mercado, al que también le ha decepcionado el hecho de que la marca neoyorquina no haya elevado sus previsiones de beneficio para este año teniendo en cuenta su estimación de ventas de cara a las navidades. Todo ello ha llevado a las acciones de la insignia a desplomarse más de un 10% en Wall Street.

No obstante, su consejero delegado, Alessandro Bogliolo, ha intentado tranquilizar a los inversores asegurando que a pesar de que las ventas fuera de China han caído, en este país siguen al alza. "Podemos especular acerca de las razones por las cuales los turistas gastan menos fuera de China, pero la realidad es que Tiffany sigue siendo atractiva para los chinos como muestra el hecho de que se mantiene el fuerte crecimiento de las ventas en la China continental en el trimestre", ha apuntado Bogliolo.

Las ventas de Tiffany, sin tener en cuenta el efecto del tipo de cambio, aumentaron un 3% en el último trimestre, frente al 5,3% esperado por el mercado. La firma facturó 1.010 millones de dólares (un 3,7% más), frente a los 1.050 esperados por los analistas, y registró un beneficio neto de 94,9 millones de dólares, una cifra inferior a la del mismo periodo del año pasado, cuando sumó 100,2 millones. Asimismo, la compañía no ha modificado sus previsiones de beneficios para este año: espera ganar entre 4,65 y 4,8 dólares por título, frente a los 4,83 billetes verdes por acción esperados por el mercado. 

Habitualmente, alrededor de un tercio de las ventas de la marca corresponden a ciudadanos chinos. En la región de Asia-Pacífico, éstas aumentaron un 4% en los últimos tres mees, hasta los 294 millones de dólares, debido a su incremento en China continental

El hecho de que Tiffany no haya elevado sus previsiones para el año muestra que la marca planea elevar su gasto en publicidad para atraer a consumidores más jóvenes a sus tiendas. También es consecuencia de los gastos relaciones con la renovación de su tienda principal en Nueva York, según ha explicado la marca.

El sector del lujo está preocupado por las consecuencias que puedan tener en sus beneficios la desaceleración de la economía en China así como las relaciones entre EE UU y el país asiático. De hecho, Louis Vuitton anunció el pasado mes de octubre que había registrado una ligera ralentización de la demanda de sus clientes chinos, lo que provocó una gran caída de sus acciones en los mercados bursátiles.  

Normas