Netflix es a la vez el Tiffany y el Walmart del vídeo

Tiene el poder de fijación de precios de la joyería y la escala del gigante minorista

Reed Hastings, CEO de Netflix.
Reed Hastings, CEO de Netflix.

Netflix tiene a la vez la escala del gigante Walmart como el poder de fijación de precios de Tiffany. El próximo truco del CEO, Reed Hastings, es encontrar la forma de mantener ambas etiquetas.

Netflix ganó algo más de 1 millón de nuevos suscriptores en EE UU en el último trimestre, en comparación con los 674.000 previstos por el consenso. En el mundo tiene 130 millones. Este éxito se produce a pesar de que ocasionalmente sube el precio de su servicio mensual, la última vez hace un año. También es una señal de que Netflix está creando una deseable colección de películas y series propias. Y el aumento es tranquilizador después de que Netflix no alcanzara su objetivo del segundo trimestre, lo que provocó la caída en picado de sus acciones.

Sin embargo, hay preocupaciones persistentes. Netflix está gastando miles de millones en contenido para atraer a sus suscriptores. La firma señaló que este año fundirá unos 3.000 millones en efectivo y la semana pasada compró un estudio de producción en Nuevo México.

La competencia también se sigue intensificando. Empresas de medios rivales como Walt Disney se han dado cuenta de la amenaza y preparan sus propios servicios de streaming.

Incluso Walmart está buscando cómo capitalizar el servicio de vídeo a demanda que adquirió en 2010, y recientemente se ha asociado con MGM. El CEO, Doug McMillon, dijo a los inversores el martes que era una oportunidad para mejorar las ofertas para los clientes sin gastar toneladas de dinero.

En el entorno actual de los medios, será difícil mantener el control sobre el gasto. Disney va a gastar la friolera de 71.000 millones en activos de Fox después de que Rupert Murdoch se diera cuenta de que era mejor vender que intentar competir contra Netflix. Y AT&T ha gastado 85.000 millones en Time Warner.

De hecho, fue el CEO de la teleco, Randall Stephenson, quien en una conferencia con inversores el mes pasado hizo la primera comparación entre joyerías, megatiendas y entretenimiento. Llamó a HBO, recién adquirida por AT&T, la Tiffany del streaming por series de calidad como Juego de tronos, mientras describía a Netflix como el Walmart del sector. Tiene razón a medias.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas