El papel de las editoriales universitarias

El pasado año se publicaron 3.732 libros sobre nuevo conocimiento generado en los campus españoles

Las ciencias sociales y humanas lideran este tipo de publicaciones

libros
Vista de la biblioteca de la Universidad de Alcalá de Henares.

Las editoriales universitarias españolas siguen editando libros a buen ritmo: el año pasado publicaron 4.497 títulos. De ellos, 3.732 fueron novedades (83%) y 765 reediciones (17%). La cifra supone un 4% menos con respecto a 2015, aunque el secretario general de la Unión de Editoriales Universitarias Españolas (UNE), Pedro Rújula, resta importancia a este dato, que aparece en el informe Las editoriales universitarias en cifras 2017, presentado este jueves en la Universidad Autónoma de Madrid, ya que esta organización publica el 34,03% de los libros académicos que se publican en España, y representa el 34,32% del fondo vivo de obras académicas. “Estos datos ratifican el liderazgo de la universidad española en la difusión del conocimiento en nuestro país”, señala Rújula. Y son las ciencias sociales y humanas las que lideran la edición universitaria. Por materias, el 76,2% de los libros publicados el año pasado por las editoriales universitarias correspondió a ciencias sociales y humanas (el 40,6% a la primera disciplina y el 35,6% a la segunda); y el 20,1% fueron títulos científico-técnicos (un 15,5% de experimentales y tecnológicas y un 4,6% de ciencias de la salud). Las ciencias sociales y humanas se han convertido en las materias hegemónicas de la edición universitaria española. En una década han pasado de representar el 55,7% (2007) al 76,2% (2017). Por otro lado, el crecimiento que se ha producido en ciencias sociales contrasta con la edición de obras científico-técnicas, que han pasado de representar un 37,6% de hace una década a un 20,1% el pasado año.

La producción editorial en formato digital sigue creciendo. Si en 2015 las publicaciones online representaban el 33% de la producción editorial universitaria, en 2017 ha alcanzado el 35%. De hecho, de los 4.497 títulos que las editoriales universitarias editaron el año pasado, 1.574 lo fueron en digital. De momento, la edición digital convive con el papel ya que el 90,4% de lo que se edita en digital se publica también en papel. Solo un 9,6% de los títulos se editan solo en formato digital.

El informe también pone de manifiesto que continúan los ajustes de tiradas del libro en papel: del conjunto de libros editados, las editoriales universitarias publicaron 1.110.541 ejemplares. Esto refleja un descenso en el número de ejemplares, que pasan de 310 de media a 247, un 25,4% menos que el ejercicio anterior.

Por otro lado, aumenta la facturación por la venta de libros digitales un 12% respecto a 2015. En 2017, las universidades facturaron 12.326.942 euros, cifra similar a la obtenida en 2015, por la venta de 1.001.474 ejemplares. El 29,7% correspondió a la venta de libros en soporte digital, un 12% más que en 2015. Este incremento se produce a costa de la facturación en papel que baja un 7%.

¿Quiénes son los principales compradores de los libros universitarios? Los estudiantes, en 41,5%, seguidos de docentes e investigadores, el 38,9%, y el público en general, 17,15%, cuyos porcentajes se incrementan ligeramente. También aumenta la edición en acceso abierto: un 86% en 2017, frente al 67,2% de hace dos años. Estas editoriales siguen aumentando su fondo vivo: cuentan con 58.675 títulos, un 15% más que en 2015. Por materias, este fondo se distribuye de la siguiente manera: el 76,8% corresponde a ciencias sociales y humanas (el 46% a humanas y el 30,8% a sociales); y el 19,5% son títulos científico-técnicos (4,5% son de ciencias de la salud y un 15% son experimentales y tecnológicas).

En cuanto a los controles de calidad, cada vez más editoriales universitarias implantan este tipo mecanismos, tanto en la organización como en los procesos de edición o en determinadas colecciones. Si en 2015 el 31,3% de las editoriales disponían de estos certificados, en 2017 se han impuesto en el 44% de los sellos universitarios. Se extiende igualmente la práctica de solicitar informes externos sobre los originales antes de sacar las obras al mercado. El 50% publica en inglés, el 18% en francés y un 19,6% en otras lenguas como portugués, italiano, chino, japonés, árabe o hebreo. El 23,2% edita en catalán y el 5,4% en euskera y gallego. Además, hay que destacar que el 21,4% de la edición universitaria es bilingüe.

Normas