El Ibex, incapaz de frenar la sangría, cae ya un 13% en el año

El selectivo cede un 1,8% en la semana

Viscofan y Acerinox sufren fuertes pérdidas y arrastran a la Bolsa española

La Bolsa española mantiene pérdidas.
La Bolsa española mantiene pérdidas. EFE

Las ventas han regresado al mercado en la recta final de la semana. Después del respiro vivido por las Bolsas europeas y estadounidenses el jueves, hoy las pérdidas han vuelto a primera línea de fuego. Unas caídas que han estado motivadas por los resultados empresariales. El Ibex 35, que a lo largo de la sesión llegó a ceder un 1,6%, concluye con un descenso del 0,62%. En la semana el selectivo español retrocede un 1,8%. Pese a este descenso, la Bolsa española consigue mantenerse por encima de los 8.700. En el año las caídas alcanzan ya el 13%.

Las caídas de las Bolsas europeas se vieron agravadas por la apertura de EE UU. Pese al buen dato de crecimiento de la economía estadounidense (a cierre del tercer trimestre avanza un 3,5%, dos décimas más de lo esperado), los inversores se han vuelto muy exigentes con los resultados empresariales. Amazon y Alphabet son el mejor ejemplo. Ambas compañías presentaron los resultados trimestrales el jueves al cierre del mercado y hoy era el turno de que los inversores pusieran en precio las cifras. Aunque a nivel de beneficio superaron con creces las expectativas, se quedaron rezagadas en lo que a ingresos se refiere. Desde Link Securities afirman que las ventas son claves para poder evaluar la fortaleza de la demanda de los productos y servicios de las compañías, siendo la partida de la cuenta de resultados en principio más complicada de “maquillar”, de ahí la relevancia que le dan en estos momentos los inversores.

El mercado es implacable y este viernes retroceden un 8% y un 3,2%, respectivamente. Con estos descensos, el Nasdaq cede un 2%, caídas que a lo largo de la jornada han llegado a superar el 3%, mientras el Dow Jones y el S&P 500 se dejan un 1%. 

A la temporada de resultados en España le ha costado arrancar, pero por inercia va cogiendo ritmo. Sabadell y CaixaBank han sido los representantes del sector bancario este viernes, un puesto que han compartido con IAG y Acerinox. 

La entidad que preside Jordi Gual ha batido previsiones de los analistas al presentar un beneficio neto de 1.768 millones de euros hasta septiembre, lo que implica un 18,8% más que un año antes. Esto le ha servido para dejar a un lado las dudas despertadas por la sentencia del Supremo sobre el impuesto a la banca y hoy sube un 1,3%. Por su parte, Banco Sabadell gana un 62% más en los nueve primeros meses del año. Estas cuentas están gustando al mercado. Tras llegarse a disparar un 7%, la acción concluye con un alza del 5%. Los resultados de la entidad que lidera José Oliú han sido aplaudidos por las casas de análisis. GVC Gaesco Beka cree que el tercer trimestre marca un punto de inflexión debido a que recupera el beneficio trimestral.Los expertos de la firma revisan al alza el beneficio neto desde los 481 millones a los 511 y reiteran su recomendación de acumular.

A pesar de la alegría despertada por estas dos entidades hoy, la banca sigue generando muchas dudas. Bankia concluyó la jornada en tablas (0,07%), mientras BBVA, Santander y Bankiter cedieron un 0,35%, un 1,20% y un 1,75%, respectivamente. "A las preocupaciones que se han mantenido respecto a la banca española en los últimos años (capacidad para ser rentable en el entorno de tipos extraordinariamente bajos y con elevados niveles de morosidad) se unen esta campaña otras todavía mayores", explican los expertos de MacroYield. Los expertos de esta firma de análisis señalan al impacto de la sentencia del Tribunal Supremo sobre los impuestos y cuál es su exposición a la deuda italiana. Además, la posibilidad de que haya un finalmente un Brexit desordenado, supone un riesgo especial para las entidades con exposición en esa región.

Los mayores descensos de la jornada corrieron a cargo de Viscofán (-19,55%) que ayer al cierre del mercado anunció un profit warning sin cuantificar. El segundo puesto fue para Acerinox, que retrocedió un 8,29%. 

Pocas novedades ayer por parte del BCE que confirmó el ritmo de normalización de su política monetaria, ya que comprará deuda hasta finales de diciembre. El presidente del organismo, Mario Draghi, se mostró confiado en que Italia, uno de los focos principales de incertidumbre, alcanzará un acuerdo con la Comisión Europea sobre su presupuesto, al mismo tiempo que el Gobierno italiano ha reconocido que el nivel de la prima riesgo del país, en 309 puntos básicos al cierre, es un "problema". El euro, que cayó ayer al término de la reunión del BCE, sigue a la baja y pierde un 0,35% hasta los 1,1376 dólares.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent baja un 1% hasta 76,19 dólares.

Normas