Dancausa (Bankinter): "No somos una ONG, no podemos vender a pérdidas"

"Los bancos no hemos influido sobre la decisión del Supremo"

La consejera delegada afirma que el banco intentará repercutir lo menos posible el impuesto AJD en las hipotecas

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter
María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter

Bankinter estrenó ayer el periodo de presentación de resultados del tercer trimestre del año en España. Así, en los nueve primeros meses del presente ejercicio la entidad ganó 403,6 millones de euros, un 7,3% más que un año antes, gracias al crecimiento del negocio y de todos los márgenes de su cuenta de resultados. De esta forma, su cartera crediticia mejora un 4,8% y alcanza los 54.750,9 millones, frente a la caída del 1,7% del conjunto del sector. Los recursos gestionados de clientes minoristas aumentan un 10,7%, hasta 50.289,7 millones, cuando el sector ha crecido apenas un 2,9%.

Mientras, los recursos administrados fuera de balance (fondos de inversión, de pensiones y gestión patrimonial) suben un 10,6%, hasta alcanzar los 28.546,3 millones.

Como ya viene siendo tradicional en Bankinter, en este periodo su rentabilidad o ROE (rentabilidad sobre recursos propios) se situó en el 13%, la mejor del sector. Mientras que el ratio de capital CET fully loaded experimentó una mejora de 24 puntos básicos, para situarse en el 11,70%, muy por encima de las exigencias regulatorias establecidas para Bankinter en 2018 por el Banco Central Europeo.

Pero pese a los positivos resultados del banco, que se encuentran dentro de lo previsto por los analistas, la consejera delegada de la entidad, María Dolores Dancausa explicó que, aunque “tenía clarísimo hace una semana que iba a terminar el año con un beneficio récord, ahora no lo tengo tan claro”, en alusión al posible impacto sobre la cuenta de resultados del fallo del Tribunal Supremo sobre el impuesto de actos jurídicos documentados (IAJD) de las hipotecas.

Dancausa ha sido la primera banquera en hablar sobre las consecuencias del impacto en los resultados, precio de las hipotecas, y en la imagen del sector, de la sentencia del Supremo. Un día antes, el presidente de la AEB, José María Roldán, sí había comentado en una entrevista algunas opiniones sobre el polémico fallo.

Dancausa se lamentó de la mala imagen que mantiene la banca como sector, y reconoció que tras la sentencia del alto tribunal la reputación ha vuelto a caer más. “A veces nos sentimos muy solos”, se quejó. La ejecutiva repitió en varias ocasiones que desconocía el impacto que puede tener la sentencia del Supremo si finalmente, como todo indica, son los bancos los que deben asumir el pago del IAJD. Pese a ello, Gloria Hernández, responsable financiera del banco afirmó que en el caso de Bankinter el efecto del impuesto de AJD en una hipoteca asciende hasta a un 1,10% del valor nominal de la cartera de préstamos. Pero matizó que había que tener en cuenta que estos créditos tienen una vida media de unos 12 años, lo que podría implicar un encarecimiento medio de 8 puntos anuales, porcentaje en el que puede acrecentarse el coste de un crédito hipotecario.
Dancausa calificó de “insólita” la situación creada por el Supremo. Declaró que con esta sentencia “sale perdiendo todo el mundo”.

Dancausa declaró que Bankinter “no cobrará una comisión” para cubrir este nuevo gasto que deberá previsiblemente asumir la banca a partir del próximo 5 de noviembre. Aunque subrayó que es intención del banco tratar de evitar repercutir en lo posible el coste en el precio de las hipotecas, sí reconoció que finalmente podría encarecerse algo, aunque su pretensión es mantener una oferta competitiva. “Estamos pendientes de la decisión final para ajustar o no las condiciones”, indicó, para añadir que “un banco no es una ONG. No podemos vender a pérdidas. Tenemos 6.000 empleados a los que hay que pagar las nóminas y tenemos otros costes”.

En su argumentario, en el que incluyó la sentencia del Supremo y el proyecto del Gobierno de penalizar a los bancos que dilaten los juicios sobre las cláusulas abusivas, explicó que pierden las altas instituciones porque se pone en cuestión a las mismas, pierden los bancos, con descensos en las cotizaciones y con la animadversión que se genera, y pierden los clientes porque se generan unas expectativas de ingresos extraordinarios que igual no cumplimos”.

La banquera también se lamentó de que “la banca tiene la batalla de las relaciones públicas perdida. Se carga contra la banca como si obligásemos a los clientes a firmar hipotecas, lo hacen ellos con ilusión por adquirir su vivienda”. “Luego resulta que somos unos malvados. Me deja estupefacta. Llega un momento que si uno no se defiende, ¿a ver quién le va a defender?”, se quejó, y demandó apoyos para cambiar la percepción de la sociedad con una labor didáctica sobre la banca.

Futura fusión de Evo y Coinc

Crédito al consumo. Bankinter integrará sus dos filiales online Coinc y Evo, recientemente adquirida, y las mantendrá separadas del banco, es decir, que funcionarán con marca propia, aunque aún no se sabe cuál será. De esta forma, el grupo contará con una línea de negocio específica para los clientes que solo quieren operar con el banco a través de canales digitales, preferentemente los más jóvenes. María Dolores Dancausa explicó que aún faltan algunas autorizaciones regulatorias para integrar Evo, adquirido al fondo Apollo, en el grupo, pero espera que estos trámites estén resueltos en el primer trimestre de 2019. Aseguró que la adquisición del negocio de Evo en España y de Avancar, el negocio de consumo en Irlanda, “es una oportunidad para crecer” en dos negocios en los que están muy interesados. Con estas adquisiciones, Bankinter se ha quedado con los 456.000 clientes de Evo, así como con los 3.000 millones de euros en depósitos y los 800 millones en hipotecas de esta entidad. Avancar, por su parte, aporta 151.000 clientes, 273 millones en tarjetas y 61 millones en prestamos personales. Bankinter, además, mantendrán todos los acuerdos que tenían con Coinc y que Evo tenía con terceros, como Amazon o Booking, lo que les permitirá ampliar “sustancialmente” la gama de productos que ofrecen.

Normas
Entra en El País para participar