Objetivo: mantener el nivel de vida durante la jubilación

¿Cuánto debemos ahorrar? ¿Cuándo debemos empezar a hacerlo?

jubilacion años cotizados

Los mensajes sobre la necesidad de ahorrar para la jubilación se han multiplicado en los últimos años. Teniendo en cuenta que vamos a vivir más años y que las pensiones públicas serán inferiores, nos conviene generar un ahorro para mantener el nivel de vida que deseamos cuando dejemos de trabajar. Pero la realidad es que los españoles, en general, ahorramos poco para la jubilación y no lo invertimos de la manera más eficiente.

¿Cuánto debemos ahorrar? ¿Cuándo debemos empezar a hacerlo? ¿Cómo invertimos ese dinero? Vamos a ver algunos números para saber mejor cómo debemos afrontar este objetivo desde el punto de vista financiero.

Ahorramos poco

El patrimonio medio por partícipe (el ahorrador) en planes de pensiones es ligeramente inferior a los 10.000 euros por persona, de acuerdo con los datos de Inverco, la patronal de las instituciones de inversión colectiva. Una cifra que ha ido en aumento desde 2011, pero que todavía es muy reducida. Y la aportación media anual por partícipe a planes de pensiones oscila en torno a los 500 euros.

Esta cifra es claramente insuficiente para ayudarnos a mantener el nivel de vida cuando nos jubilemos. Si echamos mano de la calculadora comprobamos que invirtiendo 500 anuales en un plan de pensiones que nos dé un 2% de rentabilidad (que, básicamente, consiste en igualar la inflación media prevista a largo plazo) desde los 35 años hasta los 67, obtendríamos 16.125 euros (actuales). Si utilizamos este ahorro para completar nuestra pensión de jubilación, gastando unos 650-700 euros al mes, apenas nos daría para los dos primeros años.

Es muy importante tener claro cuando pensamos en el ahorro para la jubilación que, cuanto antes empecemos, mejor. El tiempo es siempre nuestro aliado en la planificación financiera. Vamos a verlo con un ejemplo.

Planificar el ahorro a largo plazo

Ana tiene 30 años y hasta ahora no se ha planteado ahorrar para la jubilación. Si desea tener una renta complementaria a la pensión pública de 500 euros al mes cuando se jubile, lo primero que debe hacer es tener en cuenta el efecto de la inflación: así, los 6.000 euros anuales de 2017 equivalen, si consideramos que la inflación es de media el 2% en las próximas cuatro décadas, a 12.484 euros en 2054 (es decir, 1.040 al mes)

Lo siguiente que debe calcular es cuánto cuesta el objetivo de tener una renta mensual de 500 euros (de hoy) entre los 67 y los 100 años. Para ello Ana deberá acumular un capital de 599.659 euros. ¿Es mucho? Conseguir esta cantidad requerirá que Ana se plantee en serio este objetivo y trace un plan de acción.

Si ahorra 1.200 euros al año entre los 30 y los 40, 2.400 euros entre los 41 y los 50, 6.000 entre los 51 y los 60 y 8.000 entre los 61 y los 67 (vamos incrementando la capacidad de ahorro a medida que transcurre la carrera profesional) conseguirá un ahorro de 255.838 euros (actuales).

Como vemos, pese al esfuerzo no alcanza la cifra total que necesita. En este caso, la opción aconsejable es que no solo ahorre, sino que invierta ese dinero para obtener una rentabilidad que le permita conseguir su objetivo. Porque, además, si no invierte el dinero para conseguir al menos una rentabilidad que iguale a la inflación, este perderá valor.

¿Qué rentabilidad debe buscar por su dinero para lograr el capital que necesita? Ana tiene que aspirar a una rentabilidad media anual del 3,07% (es decir, inflación+1,07%) para acumular entre los 35 y los 67 la cantidad que desea.

Y, ¿qué pasa si en lugar de empezar a ahorrar hoy espera hasta dentro de diez años? En ese caso, Ana deberá asumir algo más de riesgo por sus inversiones para buscar una rentabilidad del 3,49%, puesto que lo que acumularía si solo ahorra entre los 41 y los 67 (las mismas cantidades) sería 242.136 euros.

O deberá plantearse ahorrar más cada año (en concreto, si la rentabilidad fuera igual y empieza a ahorrar a los 41 en vez de a los 30 deberá incrementar su esfuerzo de ahorro en 551 euros anuales, actuales) o vivir con menos dinero en el futuro. Planificar con tiempo nos ayudará a conseguir nuestros objetivos.

Normas