Pensiones

¿Vivir 100 años? Los ahorradores no estamos preparados

La mayoría espera aprovechar la jubilación para hacer lo que no pudo antes

¿Vivir 100 años? Los ahorradores no estamos preparados

Los ahorradores españoles todavía no han tomado conciencia de que la esperanza de vida va a seguir aumentando y que muchos alcanzaremos los 100 años. Además, a muchos les preocupa esa posibilidad por los problemas de salud y financieros que asociamos a las edades avanzadas. Y, aunque esta preocupación se traduce en muchos casos en intentar ocuparnos y prepararnos para ese futuro, un número importante de personas teme que lo que está haciendo no sea suficiente, en un clima de pesimismo creciente sobre el sistema público de pensiones.

Estas son algunas de las ideas que se desprenden de la encuesta que hicimos en Abante sobre Jubilación y longevidad para conocer cómo perciben los españoles que ahorran la longevidad desde un punto de vista global y cómo se están preparando para la etapa postlaboral. En concreto, la esperanza de vida media que declararon los encuestados fue de entre 80 y 90 años, pero no por encima. Además, al 40% de los ahorradores españoles no les gustaría vivir hasta los 100 años, porque creen que su salud estará deteriorada y eso les provocará dependencia de otras personas. En este sentido, las mujeres son más negativas que los hombres.

Por otra parte, el 41% de los ahorradores españoles cambiaría algo en la actualidad si supiera que va a vivir 100 años, fundamentalmente la alimentación y la práctica de ejercicio, aunque también el 39% dijo que empezaría a ahorrar antes, el 18% cambiaría su carrera profesional y el 16% ampliaría su formación para poder acceder a un trabajo mejor.

Jubilación, etapa para disfrutar los intangibles

Respecto a la jubilación, la mayoría de las personas esperan disfrutar de esta etapa y aprovecharla para hacer aquello para lo que no tuvo tiempo mientras trabajaba. Así, el 81% de los ahorradores ve aspectos positivos de su vida cuando alcance los 75 años (viajar, familia, amigos, tiempo libre y aficiones) y solo el 35% percibe aspectos negativos (achaques o verse mayor).

Por grupos de edades, son los más mayores (personas entre 56 y 65 años) los que más positivos se manifiestan sobre ese momento vital, también son los que más cercano lo tienen. Y otra de las diferencias entre los más jóvenes (de 30 a 45 años) y los más mayores es que estos últimos se imaginan los 75 en mayor medida disfrutando de aficiones y una vida más tranquila, con salud aceptable y sin problemas económicos, mientras que los primeros, los más jóvenes, piensan más en que estarán viajando y son algo más negativos sobre el futuro económico.

Por otra parte, la mayoría considera que está tomando medidas en la actualidad para fomentar estos intangibles que serán importantes en su futuro, pero el 52% cree que estas medidas no son suficientes y el 15% reconoce que no está “invirtiendo” en estos intangibles. Así, casi la mitad de los que consideran que deberían hacer más vuelve a poner el foco en la familia y el 43% señala que debería desarrollar nuevas inquietudes.

Descarga la guía elaborada por Abante: "Jubilación, más que un plan de pensiones"

Normas