Jaime Piñeyro Merry del Val: “Hemos logrado sacarle casi un 20% al Ibex neto de dividendos”

El objetivo es seguir batiendo a su índice de referencia, como hace el fondo desde su lanzamiento hace cinco años

Han reducido el peso de las pequeñas y medianas empresas al encontrar las valoraciones más justas

Jaime Piñeyro Merry del Val
Jaime Piñeyro, responsable del fondo de Bolsa ibérica de la gestora del grupo Credit Suisse en España. Cinco Días

En la entidad desde 2010, Jaime Piñeyro es el responsable del equipo que gestiona el fondo de Bolsa ibérica de la gestora del grupo Credit Suisse en España. Con buenos resultados desde que se lanzó en febrero 2013, pero con pérdidas a corto plazo por las recientes caídas del mercado español, Piñeyro defiende el peso del sector financiero en la cartera y valora el efecto que tendrá la subida de tipos.

En estos tiempos en los que la inversión value parece la biblia en España, ¿cómo definiría el estilo de gestión de su fondo?

Nos queremos basar más en el sentido común. No nos queremos definir ni en el value ni en nada específico. Nos centramos en buscar y escoger compañías con negocios de calidad, o con potencial de reestructuración que no esté reflejado en la valoración o en el precio de la compañía. Seguimos todos los sectores.

Cerraron 2017 ganando un 14,6%, pero en las últimas semanas la rentabilidad en el año ha caído hasta perder más del 3%, ¿qué ha ocurrido?

Los bancos centrales se enfrentan a una nueva fase con la retirada de estímulos, lo que provoca un incremento de la volatilidad y caídas generalizadas como las vividas este año, y casi todos los activos sufren en precio. Por lo tanto, el comportamiento del mercado no está ayudando. También hay que decir que hemos incrementado el peso en algunos sectores algo más cíclicos y debido a las turbulencias que hemos vivido por aspectos geopolíticos nos hemos visto algo más perjudicados. Aun así, la diferencia con el índice sigue siendo de en torno al 7% en lo que va de año y seguimos con el objetivo de batir al índice a largo plazo en rentabilidad, no solo al Ibex, sino también al Ibex neto de dividendos. Hasta la fecha hemos sido capaces de conseguir una diferencia aproximada al 20% frente al Ibex neto de dividendos. El objetivo es seguir así.

¿Cómo esperan acabar el ejercicio?

Buscamos la rentabilidad sostenible a largo plazo. De ahí la diversificación del fondo, no tanto en número de compañías, sino en intentar no concentrar demasiado peso en empresas con márgenes volátiles y poca visibilidad en beneficios operativos. Al final vemos compañías que dependen de un libro de pedidos o de proyectos y estos pueden sufrir imprevistos. Nosotros queremos evitar que esos imprevistos nos penalicen la rentabilidad de todo un año. Nuestro planteamiento es tener una concentración baja en algunas compañías con estas características.

Es un buen momento para invertir en España, está cotizando a unas 11 veces beneficios

El sector financiero ha sido de los más castigados y sigue suponiendo casi el 20% de la cartera. Tienen Bankia, CaixaBank... ¿Prevén mantener este peso?

Es uno de los que más nos pesan, aunque estamos infraponderados frente al índice de referencia. Al fin y al cabo creemos que los tipos de interés se van a incrementar a medio o largo plazo y vemos que la valoración del sector a 0,7 veces valor en libros está cerca del suelo y, por lo tanto, creemos que es una buena oportunidad para tener este peso en financieros. Pensamos que hay que buscar aquellas entidades que tengan un mayor apalancamiento a subida de tipos. Y eso es lo que nosotros intentamos tener en la cartera.

El sector que denominan “materiales” es el más importante, ¿qué encuentran en este tipo de compañías?

Teniendo en cuenta que los tipos, tarde o temprano, tendrán que subir, esa diferencia de peso en el sector financiero la hemos querido compensar con empresas de materias primas que están en múltiplos muy atractivos y han vivido una reducción de su deuda importante en los últimos meses o años.

La primera posición de su cartera es Telefónica. ¿Siguen confiando en las blue chips o prefieren valores de menor tamaño?

La distribución por capitalización bursátil no está fijada, todo depende de las oportunidades que surjan y las valoraciones. A día de hoy tenemos más del 57% de la cartera en compañías con más de 4.000 millones de capitalización, pero en mayo de este mismo año este peso era inferior al 45%. A partir de mayo nos pareció percibir que las valoraciones en las pequeñas y medianas empezaban a estar un poco infladas y que nos darían poco recorrido al alza. Ahí decidimos cambiar el peso de manera paulatina hacia compañías más grandes, donde veíamos oportunidades más claras.

Jaime Piñeyro Merry del Val
Jaime Piñeyro Merry del Val: "No nos queremos definir ni en el value ni en nada específico. Nos basamos en el sentido común". Cinco Días

¿Algún sector en pequeñas y medianas que les llame especialmente la atención?

El sector papelero lleva en cartera desde el inicio, hace más de cinco años. En general, dentro de las pequeñas y medianas se suele encontrar mucho valor. Suelen ser compañías familiares, algo que nos gusta porque los intereses de los accionistas y de los minoritarios coinciden, pero también es cierto que todo tiene un precio y estos últimos meses creemos que las valoraciones están más justas.

¿Qué perspectiva barajan para la Bolsa española de aquí a final de año?

El ritmo de compras se va a ir desacelerando por parte del BCE y, según nos vayamos acercando a septiembre de 2019, creemos que la curva, poco a poco, irá cogiendo pendiente, sin olvidarnos de que es probable que provoque un incremento de la volatilidad. De ahí la distribución sectorial comentada: tenemos bancos, materias primas y compañías industriales que deberían verse beneficiadas de aquí a final de año y de aquí a que se empiece a descontar ese escenario. Es un buen momento para invertir en España, está cotizando a unas 11 veces beneficios, un descuento significativo respecto a otros índices europeos, por no hablar de otros internacionales.

¿Y Portugal?

En la actualidad, las compañías portuguesas suponen el 10% de la cartera. Es un país muy cercano que conocemos bien y que el mercado en general desconoce, es menos seguido, y eso nos lleva a encontrar compañías de gran calidad que nos aportan mucho valor en la cartera.

Normas