Requisitos para que a un nuevo autónomo le den 10.000 € al empezar

El objetivo de las ayudas es promover a los desempleados a establecerse por cuenta propia.

ayudas abrir negocio

Los nuevos autónomos pueden acceder en España a una ayuda de hasta 10.000 euros para empezar su negocio, según se explica en la Guía Laboral del Trabajo Autónomo, publicada en la web oficial del Ministerio de Trabajo.

El objetivo de dichas ayudas es facilitar a los desempleados que tengan una nueva oportunidad laboral. Por lo tanto, el primero de los requisitos es, precisamente, encontrarse sin empleo. Las ayudas serán de máximo 10.000 euros, siendo los Servicios Públicos de Empleo los encargados de valorar en cada caso hasta dónde pueden ascender, dependiendo de las dificultades de la persona para acceder al mercado de trabajo, según su perfil y situación.

El segundo de los requisitos es que la ayuda está condicionada a realizar una inversión en inmovilizado o activos de al menos 5.000 euros.

Los principales destinatarios de dichas ayudas serán los desempleados, jóvenes desempleados de 30 años o menos, mujeres en paro y desempleados con discapacidad. Una excepción es la de las mujeres víctimas de violencia de género, a estas les corresponderá una subvención un 10% superior al resto.

Tres tipos de subvenciones más

Además de la anterior, la Guía del Trabajo del Ministerio de Empleo recoge también otra serie de subvenciones. La primera de ellas, denominada subvención financiera, reducirá 4 puntos el interés fijado por el banco por el préstamo de hasta 10.000 euros.

La segunda se denomina subvención para asistencia técnica, se aportará una cuantía de hasta el 75% del coste de los servicios prestados con un máximo de 2.000 euros. La finalidad es aportar financiación para mejorar el desarrollo de la actividad empresarial, estudios de viabilidad, comercialización, diagnosis u otros de naturaleza análoga.

Por último, tenemos la subvención para formación. Está enfocada a cursos relacionados con la dirección y gestión empresarial y nuevas tecnologías de la información y comunicación, a fin de cubrir necesidades de formación del autónomo, durante la puesta en marcha de la empresa. La cuantía será de hasta el 75% del coste de los cursos recibidos con un máximo de 3.000 euros.

Los beneficiarios están obligados a realizar la actividad que fundamenta la concesión de la subvención y a mantener su actividad empresarial y su alta en la Seguridad Social o equivalente durante al menos 3 años.

Normas