El impacto de ‘blockchain’ en el sector legal

El ‘blockchain’, además de generar mejoras en los procesos internos del sector legal, da lugar a nuevas oportunidades de negocio

El impacto de ‘blockchain’ en el sector legal
GETTY IMAGES

La posibilidad de agilizar y automatizar relaciones entre partes desconocidas de forma verificable y sin necesidad de intermediarios es una de las principales virtudes que hace de blockchain una tecnología potencialmente aplicable a multitud de sectores económicos.

Ello es debido a que la agilización y automatización de determinadas relaciones, hasta ahora dependientes de la intervención humana, implica una importante reducción de costes; no solamente desde el punto de vista económico, sino también a nivel de esfuerzo y tiempo. Por esta razón, y a pesar de encontrarse en fases iniciales de desarrollo, blockchain ya se considera la tecnología clave para alcanzar niveles de agilidad y eficiencia mucho mayores que los considerados óptimos hasta la fecha de su surgimiento.

Aunque las principales aplicaciones de blockchain fueron inicialmente concebidas para el sector financiero, pronto el resto de sectores se percataron del potencial de esta tecnología para sus procesos, ideando nuevas aplicaciones que en un inicio habían pasado desapercibidas. El sector legal no podía ser menos; de hecho, quizá sea uno de los sectores que más está percibiendo el impacto. Ello se debe a que blockchain no solo puede generar mejoras en los procesos internos del sector, sino que también puede dar lugar a nuevas oportunidades de negocio.

Agilización

La agilización en la forma de inscribir documentos en los registros es una de las muchas mejoras que blockchain podría suponer para el sector legal. Países como Suecia ya han desarrollado pruebas piloto en este sentido, aprovechando las ventajas de inmutabilidad, transparencia y trazabilidad que aporta esta tecnología. En este caso, el proyecto se basa en una plataforma blockchain que permite identificar cada bien objeto de inscripción con una huella digital única, de modo que solo tenga que ser registrada en papel una sola vez.

Las mismas ventajas que aporta blockchain para el Registro de la Propiedad, son aplicables para el Registro de la Propiedad Intelectual, ámbito en el cual se han desarrollado numerosas plataformas privadas basadas en esta tecnología. Sin embargo, para su efectiva integración a nivel registral resulta esencial que el sector público se involucre y reconozca blockchain como sistema capaz de acreditar la veracidad de la información registrada en ella.

En relación con ello, destaca la reciente sentencia de un tribunal chino en el cual la información registrada en blokchain ha sido admitida como medio de prueba. Esta sentencia supone un importante paso para el reconocimiento legal de las virtudes de la tecnología, que en un futuro, y una vez admitida como registro de prueba válido, puede suponer un cambio en la forma de registro de información, generando incluso nuevos modelos de negocio.

Nichos de mercado

Precisamente en relación con el surgimiento de nuevos modelos de negocio se desarrolla la siguiente perspectiva desde la cual abordar el impacto de blockchain en el sector legal. El potencial de esta tecnología para la crear nichos de mercado es considerable, no solamente por sus propias características, sino también por las aplicaciones que supone, generando nuevos modelos de negocio que requieren de un estudio caso por caso y asesoramiento legal especializado.

Algunas propiedades de blockchain, como la inmutabilidad o la descentralización, tienen consecuencias a nivel de privacidad, protección de datos y reparto de responsabilidad. Asimismo, sus aplicaciones, capaces de generar nuevos modelos de negocio, implican la necesidad de asesoramiento legal para su desarrollo.

La necesidad de asesoramiento hace que en muchos casos el legislador deba pronunciarse acerca de supuestos en los que, a día de hoy, existen vacíos legales.

El surgimiento de nuevos instrumentos financieros a raíz del desarrollo de las criptodivisas ha generado frecuentes pronunciamientos de las autoridades financieras (el último, de la CNMV el pasado 20 de septiembre) y cambios en la legislación, por ejemplo, en lo que respecta a prevención de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo.

No es posible finalizar sin hacer especial mención a lo que se considera la pieza clave de la tecnología blockchain: el smart contract o contrato inteligente. Los smart contracts son piezas de código informático diseñadas para ejecutar ciertas acciones predefinidas si se dan unas circunstancias concretas.

En otras palabras, los smart contracts automatizan respuestas previamente acordadas sobre la base de información introducida en blockchain o recibida de una fuente externa predefinida (oráculos). No están escritos en lenguaje legible para las personas, sino en código informático, y su ejecución simplemente depende del surgimiento (o no) de la circunstancia que se haya programado.

El desarrollo de estas piezas resulta fundamental para agilizar determinadas transacciones que, a día de hoy, requieren intervención humana y que son fácilmente objetivables. De hecho, ya son numerosas las iniciativas privadas que permiten ejecutar relaciones entre partes a través de estas piezas. Entre las múltiples aplicaciones podría destacar la mejora en los procesos de pago o la posibilidad de controlar más fácilmente la ejecución de sentencias.

Todo lo anterior lleva a pensar que, tanto para la aplicación de blokchain en el sector legal como para el asesoramiento a otras compañías, es necesario que los abogados estudien y entiendan el funcionamiento de la tecnología. Además, dado el crecimiento exponencial de blockchain y de sus numerosas aplicaciones, resulta esencial estar actualizado sobre las novedades surgidas en el ámbito de la tecnología. Solamente de esa forma será posible la transformación digital del mundo jurídico y, por ende, prestar el mejor asesoramiento.

Luis Pastor. Socio de Consultoría de Negocio e Innovación en Grant Thornton

Normas