Alemania busca en España estudiantes para hacer intercambios de FP dual

Profesores y directores de centros formativos españoles iniciarán estos programas

La tasa de paro juvenil alemana es del 6% frente al 36% de la española

El secretario de Estado del Ministerio de Eduación de Hesse (Alemania), Manuel Lösel, y la Jefa de la Unidad Política de Formación de la UE, Barbara Fabian, en Madrid durante su visita a España.
El secretario de Estado del Ministerio de Eduación de Hesse (Alemania), Manuel Lösel, y la Jefa de la Unidad Política de Formación de la UE, Barbara Fabian, en Madrid durante su visita a España.

Queremos muchos más intercambios de alumnos de Formación Profesional (FP) dual entre España y Alemania, porque los alemanes quieren aprender a hablar español. Las preferencias de los estudiantes alemanes han cambiado mucho y ya no quieren ir a Francia, sino a España”. Este es el mensaje del secretario de Estado del Ministerio de Educación del Estado alemán de Hesse, Manuel Lösel, que ha estado recientemente de visita en España para buscar institutos y centros educativos de FP dual que quisieran hacer intercambios esta formación en empresas y centros alemanes.

Esta modalidad formativa combina el aprendizaje profesional en un centro educativo con la práctica laboral remunerada de los aprendices en empresas. En Alemania y Austria está ampliamente implantada. De hecho, cerca de la mitad de los jóvenes alemanes (unos 500.000 al año) opta por este tipo de formación, que en un tercio de los casos puede ser incluso la antesala de una formación universitaria.

Ya hace seis años que los responsables educativos del Estado alemán de Hesse pusieron en marcha varios programas de intercambio con estudiantes españoles de formación profesional, pero no tuvieron el éxito esperado, sobre todo desde que la economía española empezó a remontar en 2014. “La dificultad del idioma y, sobre todo, el mal tiempo de Alemania hacía que los españoles se quisieran volver”, asegura Lösel.

Aparte de la demanda para aprender español hay otro motivo que ha llevado a las autoridades germanas a buscar estos intercambios: el país empieza a tener más oferta laboral que demanda entre los más jóvenes. La tasa de paro juvenil en Alemania es del 6% en todo el país (en España es del 36%) y, en el Estado de Hesse aún menos, porque empiezan a quedar plazas vacantes de FP dual, explican las autoridades germanas.

En la delegación de Hesse que ha visitado España viajaron también nueve directores de institutos de FP dual que, a través de la escuela Feda –dedicada a impartir formación dual alemana en España– han cerrado varios acuerdos en Andalucía y Madrid. Los intercambios empezarán siendo entre los directores y profesores de centros españoles y alemanes, para después proseguir con los programas para los estudiantes.

En España, la ley que regula la FP dual es de 2012, pero su desarrollo e implantación ha sido muy diversa según las distintas comunidades autónomas. Ahora apenas el 4% de todos los matriculados en FP están por el modelo dual.

Preguntado por cómo debería España mejorar la implantación de este modelo, Lösel aseguró que “sería imprescindible un cambio en la mentalidad de los empresarios españoles que no entienden que pueden formar a un trabajador durante tres años, con lo costoso que esto es por los salarios para el aprendiz, y luego que cuando termine se vaya a una empresa de la competencia al otro lado de la calle”

 

Qué puede copiar España de Alemania

En la delegación alemana del Estado de Hesse que visitó España recientemente estaba también la Jefa de la Unidad Política de Formación de la Unión Europea, Barbara Fabian. Esta responsable comunitaria aseguró que desde Bruselas se intenta fomentar el modelo de FP dual alemán y austriaco. “Sabemos que España no puede copiar estos sistemas, pero tienen algunas claves que los españoles sí han entendido que tienen que hacer igual”. La primera de estas claves es mejorar el prestigio de este tipo de formación entre los padres y los propios alumnos. Y la segunda es convencer a las empresas, sobre todo a las pymes, para que aumenten su compromiso con el modelo y costeen la formación de estos aprendices.

Normas