El distrito 22@ se consolida como el gran polo empresarial de Barcelona

El espacio contratado de oficinas se dispara un 33%

La inversión en suelo se multiplica por tres, hasta los 161 millones

Zona del 22@ de Barcelona, con la avenida Diagonal desde la plaza de Glòries y la Torre Agbar hasta el litoral.
Zona del 22@ de Barcelona, con la avenida Diagonal desde la plaza de Glòries y la Torre Agbar hasta el litoral.

El distrito 22@ de Barcelona es un éxito como polo de atracción para las empresas. Y cada día más. El pasado año fue especialmente bueno para este barrio, antigua área industrial, reconvertido en la zona de crecimiento de oficinas. En 2017 marcó récord en inversión en suelo y batió marcas en contratación de oficinas y nuevos proyectos.

El volumen de inversión en suelo en 2017 triplicó la del año anterior, alcanzando los 161 millones en compras de terrenos, según un informe dado a conocer ayer por la consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield. Entre esas adquisiciones destacan las de La Llave de Oro, Emesa y de los fondos Shaftesbury, Meridia Capital y Värde Partners. Esta última firma, tal como adelantó CincoDías, selló el acuerdo de compra un día después del convulso referéndum catalán del 1-O, pagando 50 millones por 52.000 metros cuadrados. Por su parte, el volumen de inversión en esa zona, incluido la compra de edificios y suelo, alcanzó los 526 millones.

“Si en algo ha destacado el año 2017 en 22@, respecto a los años inmediatamente anteriores y al resto de zonas de la ciudad, es el número de operaciones de suelo para nueva promoción”, se destaca en el informe.

El 22@, que se asienta sobre 198 hectáreas, es el nuevo polo de oficinas de Barcelona, donde recientemente se ha instalado Amazon y donde Colonial, por ejemplo, construye uno de sus nuevos edificios. Alrededor de 500 compañías se instalan cada año en esa zona en rehabilitación

El barrio 22@ ocupa un área desde la plaza de las Glorias Catalanas hasta la costa –en la zona del Fórum– cruzada por la Diagonal, extendiéndose a ambos lados de esa avenida. En el siglo XIX y gran parte del siglo XX fue la zona industrial de la ciudad, conocida como Poble Nou, fundamentalmente de fábricas del textil. Desde el año 2000 se convirtió en el 22@, donde las antiguas factorías han dado paso a edificios de oficinas, hoteles y viviendas.

En el extremo interior del 22@ se encuentra la Torre Glòries (antes Torre Agbar) y el centro comercial llamado Glòries, que la multinacional francesa Unibail-Rodamco rehabilitó para convertirlo en uno de los polos comerciales y de restauración de la ciudad. En el otro extremo de la Diagonal, en la zona litoral, Deutsche Bank batió un récord en 2016 al pagar casi 500 millones por el centro comercial Diagonal Mar.

En este distrito tienen sede compañías como Microsoft, Telefónica, Indra, Orange, GSK, Isdin, Sanofi, Mediapro, la agencia Efe o RBA. Además, allí se instalará un centro de control de contenido nocivo de Facebook en Torre Glòries, edificio propiedad de Merlin Properties, como avanzó Cinco Días en mayo. También Amazon abrirá allí su sede en el sur de Europa para pymes, en un proyecto de los fondos inmobiliarios Stoneweg y 1810 Capital Investments.

Justamente el pasado año se registró un récord de los últimos diez años, según los datos de Cushman & Wakefield, en la demanda de espacios para oficinas en el 22@, con 101.000 metros cuadrados contratados en 86 operaciones, un 33% más que los dos años previos. De hecho, el 30% de toda la superficie contratada en Barcelona está en este barrio. “El interés de las grandes demandas ha aumentado respecto al año pasado”, apunta el estudio. Las operaciones de instalación de mayor tamaño fueron las de Amazon, King Shared Servicers, HP y We Work, empresa de espacios de coworking.

Precisamente, estos espacios compartidos de trabajo ya representan el 3,5% del stock de oficinas y en lo que va de año se han cerrado siete operaciones de este tipo.

Este interés de las compañías por el 22@ también se ha traducido en una mejora de los alquileres que pagan, con un ascenso sostenido desde 2016, llegando a los 21 euros por metro cuadrado al mes como máximo en 2018, aunque los precios van desde los 11 euros.

Nuevos desarrollos

Disponibilidad. La superficie disponible en 22@ a cierre de primer trimestre de 2018 era tan solo de 60.000 m2, según Cushman & Wakefield, lo que supone una tasa de disponibilidad del 7%.

Proyectos. El distrito cuenta con 129.000 m2 en construcción, previstos para entrega en 2018 y 2019. El 43% de esos espacios ya cuenta con inquilino.

Promotores. El 77% de la nueva oferta en construcción pertenece a grupos nacionales, entre los que destaca Inmobiliaria Colonial, y el resto a internacionales. “La nueva construcción en la zona se ha reactivado en los últimos meses debido al tono de la demanda y, en gran medida, al crecimiento de la renta”, según la consultora.

Máximo. El techo potencial de oficinas en este barrio es de más de 800.000 m2.

Normas