Precio y ubicación, los mayores desajustes entre oferta y demanda de vivienda

Un estudio de Century 21 revela que el 87,8% de los españoles todavía prefiere comprar

La red de APIs alerta ante la compra de suelos demasiado caros debido a un exceso de optimismo

Precio y ubicación, los mayores desajustes entre oferta y demanda de vivienda

Todo en el mercado de la vivienda parece que pinta de cara. Se venden cada vez más casas, los precios suben todavía con moderación, excepto en algunos barrios de las grandes ciudades, y la promoción inmobiliaria avanza a buen ritmo. En realidad, a todo el que permite una actividad como esta, en la que los pisos tardan en construirse una media de 18 meses. Sin embargo, Century 21 España, la mayor red de intermediación inmobiliaria del mundo ha elaborado el I Observatorio del Mercado de la Vivienda con el objetivo de analizar qué está pasando y detectar los posibles desajustes.

El estudio está basado en una encuesta a más de 2.000 personas, mayores de 18 años y que tienen en común que en los últimos 12 meses o bien han buscado vivienda para comprar o arrendar o han puesto una casa a la venta o alquiler.

Una de las primeras conclusiones que arroja dicho observatorio es que el 88% de los encuestados prefiere vivir en una casa de su propiedad. Es más, entre quienes residen como inquilinos, un 76% desearía hacerlo como propietario. Entre las razones que argumentan quienes añoran tener una casa, la más frecuente es que la propiedad les permite crear un hogar (49% de los entrevistados), sobre todo entre los más jóvenes. Para los mayores de 50 años otra de las razones de peso que explican su predilección por la compra es porque “constituye una inversión de futuro”.

De esto se deduce que el alquiler es visto como una solución temporal por la inmensa mayoría, a la espera de poder tener los recursos suficientes para poder comprar.

Sin embargo, otro dato que arroja el estudio demuestra que en el mercado también existen desajustes. “Un 15% de los encuestados admite que al final opta por no comprar o alquilar, simplemente se retira”, asegura Ricardo Sousa, CEO de Century 21 para España y Portugal.

Los mayores desajustes se producen por cuestión de precio. La vivienda media ofertada en España se vende por 241.145 euros, una cifra que supera en casi 75.000 euros el presupuesto medio del que disponen los potenciales compradores (de 166.179 euros). La ubicación y características de las casas son otros de los factores donde también se producen ciertos desacoples entre oferta y demanda. Así, tres de cada cuatro personas que buscan piso lo hacen dentro de su actual ciudad de residencia. Casi la mitad (45%) desea instalarse en la zona periférica más próxima al centro, mientras el 39% no quiere renunciar al centro. Solo un 16% reconoce preferir el extrarradio.

Sin embargo, la oferta no se corresponde con esas aspiraciones, ya que solo el 38% de las casas se localiza en la periferia más próxima al centro (siete puntos menos), mientras hay un exceso de pisos en el extrarradio (21%). Oferta y demanda se alinean al referirse al centro (39%).

El alquiler es para Sousa otro de los desequilibrios sobre los que convendría actuar. Se trata de un sector donde es urgente ampliar la oferta de casas en régimen de arrendamiento, tanto para crear un parque público de vivienda social, como para que más empresas y particulares se decidan a arrendar. “Los incentivos fiscales podrían funcionar”, explica. En materia de vivienda protegida, insta a las administraciones a poner en marcha un parque público como ocurre en otros países.

Y en cuanto a los riesgos, Sousa advierte contra un exceso de optimismo y la compra de solares demasiado caros con la expectativa de que todo se venda como ocurrió en el pasado.

 

Así son las casas que se venden

Pisos o chalés. El 72% de la oferta actual de inmuebles corresponde a pisos en edificios, lo que implica seis puntos por debajo de la demanda (78%). En cambio, en las viviendas unifamiliares el estudio detecta un exceso de oferta (28%) frente a la demanda (22%).

Nueva o usada. De las respuestas brindadas por quienes venden o alquilan casa se deduce que el 76% define su inmueble como de segunda mano que no necesita reforma. Si se compara con la demanda actual, existe un fuerte desajuste de nada menos que 22 puntos porcentuales, ya que solo el 54% de los demandantes de casa prefiere un piso usado que no haya que renovar. Lo mismo ocurre en el mercado de pisos a estrenar. La oferta es de solo un 8% frente a un 25% de la demanda.

El tamaño sí importa. En cuanto a la superficie, faltan casas de tamaño medio y sobran viviendas de más de 150 metros cuadrados.

Normas