“No hay riesgo de burbuja en la vivienda”

Pedro Soria, de Tinsa, y Antonio Carroza, de Alquiler Seguro, explican por qué suben los precios de las viviendas y de las rentas

Los expertos dan las claves para interpretar un mercado que va "a dos velocidades"

La crisis inmobiliaria de 2008 ha quedado atrás. Y el mercado vive una nueva fase de recuperación, con precios al alza tanto para la compra como para el alquiler de vivienda. Pedro Soria, director comercial de la tasadora Tinsa, ha asegurado que aunque en Madrid se registran subidas promedio del 17% anual en las propiedades, eso no quiere decir que exista ahora mismo riesgo de burbuja.

“El precio de la vivienda está subiendo de una forma heterogénea y selectiva, es un mercado de doble velocidad”, ha asegurado Soria en el programa ‘Economía Clara’ con Cinco Días, emitido a través del Facebook Live de El País.

Por un lado, ciudades con mayor dinamismo como Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca registran aumentos de dos dígitos, que en el largo plazo “son insostenibles”. Le sigue una “segunda oleada”, donde los precios crecen entre el 7% y el 10%. Se trata de Sevilla, Valencia, Granada, Cádiz y otras ciudades en el arco Mediterráneo; a las que se suman algunas zonas del País Vasco, Logroño y Pamplona. Por último, toda la parte interior de España -Castilla-León, Castilla-La Mancha o Extremadura- todavía se mantienen como “zonas de ajuste”, ha explicado Soria.

Para Soria, no puede hablarse de una burbuja porque aún estamos lejos de los valores máximos que se alcanzaron antes de la crisis. “El precio se ha ajustado casi un 42% de media desde el pico de 2007 hasta el suelo en 2015, y la recuperación no ha llegado ni al 10% en los últimos tres años”, ha dicho Soria. “Cuando analizas el mercado así, no debería haber problema”.

Alquileres por las nubes

Los alquileres también han registrado importantes subidas de precios en el año, que incluso han ahuyentado del mercado a muchos jóvenes que no pueden hacer frente a los aumentos. Sin embargo, tampoco en este segmento puede hablarse de una burbuja, ha asegurado Antonio Carroza, consejero delegado de Alquiler Seguro.

“El precio de la renta se está ajustando después del batacazo que se dio entre 2007 y 2017. Hay zonas de Madrid y Barcelona donde la renta bajó un 60%. Una recuperación del 20%, aunque parezca una barbaridad, al final tiene un límite, que son los ingresos familiares”, ha dicho Carroza.

“Vemos zonas muy concretas donde la presión de la demanda, sobre una oferta fija de propiedades, ha hecho subir los precios. Pero también hay zonas en Madrid o en Barcelona donde las rentas se mantienen constantes o aumentan menos de un 3%”, ha explicado Carroza.

En cambio, barrios como Malasaña, en Madrid, o el Eixample, en Barcelona, han experimentado subidas mucho mayores por el efecto de los alquileres turísticos. Así, los precios suben por el “efecto arrastre”: los que no pueden pagar el alquiler en el Centro, se van a la periferia, lo que se traduce en nuevos aumentos, ha asegurado Carroza.

Un mercado con “dos velocidades”

  • Compra o alquiler. Los precios de ambos segmentos han subido, pero se registran importantes diferencias entre comunidades autónomas, ciudades o incluso barrios y calles.
  • Precio de la vivienda. En 2017, las subidas más importantes se registraron en Madrid (11,9%), Cataluña (10,2%), Baleares (9,8%) y Ceuta (8%), según el INE. En el otro extremo se encuentran Navarra (2,1%), Murcia (1,9%), Castilla-La Mancha (0,4%) y Extremadura (0,2%).
  • Madrid. En los distritos Centro, Retiro y Salamanca, los aumentos alcanzan el 20% anual. “Se dan varias circunstancias: mayores niveles de ingresos, presión del alquiler turístico y empresas que invierten para sacar una renta”, explicó Soria.
Normas