El español García Sanz sale de la cúpula de VW

Junto al CEO de Audi, es el único miembro de este órgano directivo que ejercía su cargo durante el escándalo del 'dieselgate'

La salida se enmarca en la mayor reestructuración del grupo

grupo volkswagen
Francisco Javier García Sanz, responsable de compras del grupo VW

El español Francisco Javier García Sanz ha dejado la cúpula del grupo Volkswagen, en plena reorganización de la compañía, ha indicado la multinacional alemana. Sanz era el miembro más antiguo del Consejo de Administración de la automovilística y el responsable de Compras del consorcio. Pero además, era el único miembro de este órgano directivo, junto con el consejero delegado de Audi, Rupert Stadler, que ejercía su cargo durante el escándalo del dieselgate. Más aún, García Sanz había sido el encargado de aclarar el falseo de las emisiones de los vehículos diésel de la automovilística, que ha afectado a 11 millones de vehículos.

En 2015, renovó su cargo por cinco años más, tres más de lo que suele ser habitual para este nombramiento. Tras más de 20 años dedicado a la automovilística alemana, donde ha tocado todos los palos (ha sido presidente del consejo de administración de Seat y ha ocupado cargos de responsabilidad en Audi y Scania, entre otros), el mandato de García Sanz ha llegado a su fin.

No se va con las manos vacías. A falta de conocer el monto concreto de la indemnización por su salida, el directivo tiene un fondo de pensiones con aportaciones de la compañía que ya asciende a 22,5 millones de euros, según los datos presentados por la compañía en sus resultados de 2017. El sueldo del español ascendió el año pasado a 5,4 millones de euros, un 20% más que en el año anterior.

Esta salida se enmarca en la mayor reestructuración de la cúpula de la automovilística realizada en su historia, sin que haya ningún dato o escándalo en marcha que justifique la salida de directivos que han contribuido a rescatar a la compañía de un escándalo de proporciones globales y a colocarla como primera automovilística mundial, por delante de Toyota.

Además, el grupo Volkswagen duplicó beneficios en 2017, hasta los 11.344 millones de euros. Ya el martes se hizo público, en una críptica nota de prensa, que se estaba llevando a cabo esta reorganización y que el mayor afectado iba a ser el consejero delegado de la empresa, Matthias Müller.

Normas