Volkswagen cesa a Müller como presidente y nombra a Diess

Es el segundo cambio en la gestión del grupo desde el 'dieselgate'

El propio Diess también asumirá la dirección de I+D y de tecnología

Volkswagen
El presidente del grupo automovilístico Volkswegen, Matthias Müller (a la derecha),y el jefe de la marca VW, Herbert Diess. EFE

El grupo Volkswagen, la empresa que más automóviles vende en el mundo, da un nuevo giro a su equipo ejecutivo, el segundo desde que se destapara el dieselgate, el caso de falsificación en las cifras de emisiones contaminantes de sus coches. El gigante alemán ha decidido prescindir de Matthias Müller, nombrado presidente del comité ejecutivo después del destaparse el escándalo, para ser sustituido por Herbert Diess, actual jefe de la marca Volkswagen.

Müller fue el encargado de coger el volante del grupo durante la peor crisis de su historia, y consiguió colocarlo en 2017 como el fabricante que más vehículos vendió en el mundo, por delante de Toyota, con más de 10,7 millones de vehículos. Según el comunicado emitido, “Matthias Müller ha realizado un trabajo fantástico para el grupo Volkswagen. Asumió la presidencia del comité ejecutivo cuando la compañía enfrentó el mayor reto de su historia. No solo ha conducido de forma Volkswagen de forma segura durante ese periodo, sino que, con su equipo, ha realineado la estrategia, ha iniciado un cambio cultural con un gran compromiso personal, y ha conseguido que Volkswagen sea hoy más fuerte”.

Con esta decisión, que según especificó la compañía ha sido de mutuo acuerdo, Volkswagen da carpetazo al dieselgate y comienza una nueva etapa en busca de una gestión “aún más eficiente en un momento de grandes cambios en el grupo y en toda la industria del automóvil”. Para ello confían en Herbert Diess, que no solo asume la presidencia, sino también la dirección de los departamentos de investigación y desarrollo y también el de tecnologías de la información. “Ha demostrado una velocidad y un rigor impresionantes a la hora de implementar cambios radicales en los procesos. Esto le hace ser el más indicado para implementar nuestra Estrategia 2025, en los años decisivos que están por llegar”, afirmó el presidente del consejo de supervisión de Volkswagen, Hans Dieter Pötsch.

El del presidente del comité ejecutivo no es el único cambio en el equipo gestor del grupo. Rupert Stadler, actual presidente de Audi, asume la responsabilidad de ventas del grupo, y Oliver Blume, presidente de Porsche, tomará las riendas de producción.

Además, estos dos ejecutivos liderarán dos de las tres nuevas divisiones en las que se segmentan desde ahora las marcas del grupo. Stadler se encargará de la división prémium, y Blume de la superprémium. La tercera división es la llamada “volumen”, que engloba a las marcas generalistas. Además, continúa con los planes para sacar a bolsa la división de vehículos industriales y autobuses.

El objetivo de VW es alinear a la compañía y a sus marcas con las necesidades futuras, salvaguardar su posición entre los líderes de la industria con innovación y rentabilidad y ser un instrumento para modelar la movilidad personal del mañana”, añadió Hans Dieter Pötsch.

Normas