La oferta pública inicial de Deutsche Bank refleja un problema de capital

Existen buenas razones para que venda el 25% de DWS

Sucursal de Deutsche Bank en Berlín (Alemania).
Sucursal de Deutsche Bank en Berlín (Alemania). GETTY IMAGES

Vender la plata solía ser común entre las familias más ricas cuando atravesaban tiempos difíciles. Deutsche Bank, que planea vender el 25% de su lucrativo negocio de administración de fondos en una oferta pública inicial (OPI), no parece necesitar dinero extra. Por desgracia, los volátiles ingresos de la banca de inversión hace que tenga pocas opciones.

Es cierto que existen varias buenas razones para vender parte del negocio, rebautizado hace poco como DWS. En primer lugar, los administradores de activos se benefician de unas valoraciones mejores que los bancos. En segundo lugar, DWS debería sacar provecho de su excesiva cuota de mercado en Alemania, donde controla una cuarta parte del sector minorista. También tiene motivos para distanciarse de su matriz. Durante el annus horribilis del banco en 2016, el negocio sufrió unas pérdidas netas de 41.000 millones de euros y todavía está tratando de recuperarse.

Supongamos que la OPI recauda 2.000 millones de euros para Deutsche Bank. Eso aumentaría una ratio, ya saludable, de capital CET1, el capital de máxima calidad, en cerca de 60 puntos básicos, hasta el 14.7%, muy por encima del objetivo de 13% de Deutsche. El banco podría usar esa ganancia para recomprar acciones o pagar un dividendo especial de unos 97 céntimos por acción, lo que equivale a un rendimiento de casi el 7%.

A pesar de que el presidente ejecutivo, John Cryan, quiere retomar el pago de retribuciones significativas este año, estas deberán pagarse con las ganancias recurrentes en lugar de con los ingresos de una sola venta. De hecho, el capital CET1 de Deustche se redujo en el último trimestre, y su ratio solo mejoró porque los activos ponderados por riesgo disminuyeron en mayor proporción. Las nuevas reglas de contabilidad y capital le perjudicarán aún más.

La mayor volatilidad en los mercados este año debería impulsar las ganancias comerciales, una buena noticia para Cryan. Pero ese estímulo tendrá que continuar hasta que los accionistas tengan claro cuánto exceso de capital tiene realmente Deutsche.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Elisa Castillo Nieto, es responsabilidad de CincoDías.

Normas