“Fue una encerrona: iban todos a por Guindos”

El europarlamentario Gabriel Mato acusa a Socialistas, Verdes e Izquierda de "posicionarse en contra del ministro desde el minuto uno"

El español sigue como favorito para la elección del 19 de febrero en el Eurogrupo

Luis de Guindos, ministro de Economía.
Luis de Guindos, ministro de Economía. REUTERS

La carrera de Luis de Guindos hacia la vicepresidencia del Banco Central Europeo se ha topado este jueves con las objeciones de los grupos políticos del Parlamento Europeo que tras escuchar al ministro español de Economía y al gobernador del Banco de Irlanda, Philip Lane, han valorado al irlandés como más idóneo para el puesto.

La conclusión informal de la comisión de Economía del Parlamento no tiene valor jurídico pero pone en un brete al aspirante español, que el próximo lunes (19 de febrero) debe defender su candidatura ante el Eurogrupo (ministros de Economía de la zona euro).

"Los dos candidatos hicieron una buena presentación", ha señalado en un comunicado el presidente de la Comisión de Economía, el socialista italiano Roberto Gualtieri. Pero añade que "la mayoría de los grupos parlamentarios han considerado más convincente la intervención de Lane".

El encuentro informal se celebró la tarde del miércoles en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas y participaron solo 10 de los casi 90 miembros de la Comisión que, entre titulares y suplentes, podían haber asistidos. En total, estuvieron representados seis de los ocho grupos políticos del hemiciclo.

Guindos contaba con el apoyo del Partido Popular Europeo, pero debía enfrentarse a la crítica de Socialistas, Liberales, Verdes e Izquierda Unitaria, que le reprochan, con diferentes matices, tanto su trayectoria profesional en el sector público y privado como el hecho de saltar directamente de un gobierno al comité ejecutivo del BCE.

"Era una encerrona contra Guindos", señala el eurodiputado del grupo Popular, Gabriel Mato, que acusa a Socialistas, Verdes e Izquierda de "posicionarse en contra del ministro desde el minuto uno". Mato se muestra satisfecho "por la unanimidad" en reconocer que los dos candidatos eran válidos para el cargo. Pero reconoce que el PPE tuvo que aceptar, como mal menor, que se hiciese constar que la intervención de Lane había resultado más convincente.

"Varios grupos expresaron reservas a la candidatura de Guindos", ha añadió Gualtieri en su comunicado, tras trasladar vía telefónica las conclusiones del encuentro al presidente del Eurogrupo, el portugués Mario Centeno. Los grupos también han lamentado la ausencia de candidaturas femeninas.

Gualtieri ha sugerido a Centeno que el Eurogrupo del lunes someta a un nuevo escrutinio a los dos candidatos antes de proceder a la elección. El eurodiputado de los Verdes, Ernest Urtasun, uno de los más críticos con el ministro español, ha señalado que "las conclusiones publicadas este jueves suponen un varapalo para Luis de Guindos y cada vez es más evidente que su candidatura genera dudas en Bruselas y Fráncfort".

Pero el Eurogrupo se ha mostrado este mismo jueves dispuesto a hacer caso omiso de las valoraciones y las recomendaciones informales del Parlamento. Fuentes del Eurogrupo indican que el proceso de selección se seguirá a rajatabla y que las normas solo contemplan que el Parlamento se pronuncie sobre el candidato designado y no sobre todos los aspirantes. Las mismas fuentes descartan que Guindos y Lane defiendan sus candidaturas ante los ministros, tal y como sugiere el Parlamento.

El candidato necesita el apoyo de al menos 14 de los 19 socios de la zona euro, siempre que supongan como mínimo el 65% de la población de la Unión Monetaria.

Varios países entre ellos, Portugal, Croacia y Malta, ya han expresado públicamente su apoyo al candidato español, que parece contar también con el respaldo de Alemania. "Con los apoyos se cuenta, pero no se cuentan", ha insistido Guindos este jueves, que ha reiterado su confianza en ocupar el 1 de junio la vacante que dejará el vicepresidente del BCE, el portugués Vitor Constancio.

Tras la decisión del Eurogrupo, el candidato elegido deberá someterse a una audiencia pública ante la Comisión de Economía del Parlamento Europeo (prevista para el 26 de febrero) y esperar el dictamen no vinculante del pleno del Parlamento (previsto para el 13 de marzo). Si se cumple el calendario previsto, el nombramiento será aprobado por el Consejo Europeo del 22 y 23 de marzo.

Normas