Guindos invoca la recuperación económica de España como aval para su vicepresidencia del BCE

El ministro y su rival, el irlandés Philip Lane, pasan el primer examen del Parlamento Europeo

El ministro de Economía, Luis de Guindos.
El ministro de Economía, Luis de Guindos. AFP

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha afrontado este miércoles la primera prueba de fuego para llegar a la vicepresidencia del Banco Central Europeo, con una sesión a puerta cerrada ante la Comisión de Economía del Parlamento Europeo en la que se ha encontrado con el fuego cruzado de varios eurodiputados, especialmente, de los españoles.

Guindos ha defendido durante la sesión su trayectoria profesional, tanto en el sector público (ministro, secretario de Estado) como privado (Lehman Brothers, AB Asesores, PwC). Pero ha esgrimido la recuperación económica de España como el principal aval para ocupar un puesto en el comité ejecutivo del BCE.

Guindos recordó a los europarlamentarios la crítica situación no solo de la economía española sino de la zona euro.  "Cuando tomé posesión como ministro de Economía, a finales de 2011, el proyecto del euro estaba en entredicho y había serios riesgos de ruptura", señaló Guindos en su intervención a puerta cerrada.

El equipo del ministro aseguró que la confidencialidad del encuentro fue un requerimiento del Parlamento Europeo y que, por parte española, no habría habido inconveniente en celebrarlo en una sesión pública.

La cita fue convocada por el presidente de la Comisión de Economía del Parlamento, el socialista italiano Roberto Gualtieri, para escuchar en privado a Guindos y al otro candidato a la vicepresidencia del BCE, el irlandés Philip Lane. El encuentro no tiene ningún valor jurídico pero reviste importancia política porque permite a los europarlamentarios realizar un primer examen de los aspirantes antes de que los ministros de Economía de la zona euro (Eurogrupo) designen al candidato, un trámite previsto para el 19 de febrero.

El candidato elegido por el Eurogrupo deberá someterse a una audiencia pública ante la Comisión parlamentaria (prevista para el 26 de febrero) y, si se cumple el calendario previsto, será nombrado por el Consejo Europeo y tomará posesión el 1 de junio, en sustitución del portugués Vitor Constancio.

"España vuelve al lugar del que nunca deberíamos haber salido"

 

Guindos parte como favorito, pero varios europarlamentarios cuestionan su bagaje profesional y lamentan que entre los aspirantes no figure ninguna mujer. Entre las voces críticas presentes figuraban Jonás Fernández (PSOE) y Ernest Urtasun (Verdes). Por parte del Partido Popular se encontraba Gabriel Mato.

El ministro enmarcó su candidatura como un logro merecido por todo el país. "Es importante para España para volver al lugar del que nunca deberíamos haber salido en 2012", señaló antes del encuentro con los parlamentarios.

España ocupó plaza en el comité ejecutivo del BCE de manera ininterrumpida desde la fundación en 1998 hasta la salida de José Manuel González Páramo hace seis años. El Eurogrupo prefirió entonces a un candidato de Luxemburgo, Yves Mersch, en lugar de uno español (Antonio Sáinz de Vicuña).

"España había perdido prestigio y muchísima reputación en el ámbito europeo", ha recordado Guindos sobre aquel fiasco diplomático, acontecido solo unos meses antes de que el Gobierno tuviera que pedir ayuda al Mecanismo Europeo de Estabilidad para rescatar a la banca española. "Ahora la situación es diferente", subrayó el ministro, que se muestra confiado en que será el elegido por el Eurogrupo el próximo lunes. "Con los apoyos se cuenta pero no se cuentan", lanzó el ministro.

 

Normas