Hispasat espera su traspaso a REE para lanzar nuevo plan estratégico

El operador debe sustituir el satélite Amazonas 2 y sondeará oportunidades de crecimiento

La empresa se alía con la teleco Eurona para atacar la brecha digital y ofrecer servicios de banda ancha

Hispasat cambia de manos
Carlos Espinós, consejero delegado de Hispasat, ayer en la sede del operador de satélites en Madrid. pablo monge

Hispasat está a punto de empezar una nueva vida de la mano de Red Eléctrica (REE). Su consejero delegado, Carlos Espinós, calificó ayer de positiva la actual reestructuración en la que está envuelta la compañía, con la salida de Eutelsat y la guerra de opa sobre Abertis, su actual primer accionista, que dará paso con toda seguridad a la citada empresa pública. En un encuentro con los medios de comunicación para presentar una alianza con la teleco Eurona, Espinós señaló que “los actuales accionistas han cubierto un ciclo que ha sido positivo”.

Respecto a la conclusión del actual proceso de inversión, Espinós resaltó que Hispasat está en fase de reflexión para la búsqueda de oportunidades estratégicas que aporten valor a la empresa, y una vez se localicen se abordarán. El ejecutivo negó que se hayan frenado los planes de inversión, y recordó que el Amazonas 2 deberá sustituirse antes de 2020, con lo que la compañía no podrá dejar de actuar en el corto plazo. En sus declaraciones, eso sí, puede advertirse que se ha abierto un paréntesis a la espera del futuro dueño.

El hombre de Abertis en el operador de satélites destacó que su compañía ha registrado un fuerte crecimiento en estos últimos cinco años, al subir de cinco a 11 satélites, con el próximo lanzamiento del Hispasat 30W-6, previsto para el 22 de febrero, y cuya entrada en funcionamiento está fijada para junio. Además, destacó que Hispasat ha pasado de operar en dos posiciones orbitales, a hacerlo en la actualidad entre seis y siete.

Carlos Espinós recordó que en este tiempo se han reemplazado los satélites de la flota que estaban terminando su vida útil, y añadió que Hispasat ha establecido alianzas con operadores internacionales. Además, subrayó que el español fue el primer grupo de satélites del mundo en lanzar banda Ka en Latinoamérica.

Una junta de Abertis en la Plaza de Cibeles

La junta de accionistas de Abertis, fijada para el próximo 13 de marzo, se celebrará por primera vez en Madrid tras el cambio de domicilio de la compañía, motivado por la crisis política en Cataluña. El acto está convocado en el Palacio de Linares, en plena Plaza de Cibeles. En esa cita será ratificado el nombramiento de José Aljaro como consejero ejecutivo en lugar del anterior vicepresidente y consejero delegado Francisco Reynés.

Ante las preguntas sobre REE, Espinós dijo que siempre que entra un accionista nuevo, quiere analizar la compañía en su conjunto. En este sentido, afirmó que “esperamos que entre en el capital un accionista que estamos completamente seguros de que va a impulsar su crecimiento”.

Empresa estratégica

El cambio de control en esta compañía, catalogada como estratégica para el Estado, está bajo supervisión del Ministerio de Energía, que además debe decidir sobre la venta del 33,7% en manos de la francesa Eutelsat a la propia Abertis tras ejercer una opción de salida. El paquete propiedad del grupo francés fue tasado en 302 millones, y el 57,05% en poder de Abertis saldrá en un mínimo de 656 millones, según confirmó ayer la concesionaria en la convocatoria de junta ordinaria prevista para el 13 de marzo. Y es que la empresa que dirige José Aljaro va a pedir autorización a sus accionistas para la venta de Hispasat.

"Este acuerdo entre Hispasat y Eurona en la banda ancha es como un matrimonio para toda la vida”

Fernando Ojeda, consejero delegadode Eurona

Desde Abertis se explica que, dada su obligación de pasividad por estar envuelta en un proceso de opas, su consejo debe someter a la junta cualquier inversión o desinversión relevante. Otras fuentes del mercado explican que la aprobación en la junta se impondría a cualquier reticencia de los potenciales compradores de Abertis, Atlantia y Hochtief, a que el operador de satélites sea traspasado antes de que culmine la batalla de opas.

Las mismas fuentes explican que Atlantia habría mostrado su conformidad respecto a la venta de Hispasat por parte de su actual propietaria, mientras Hochtief preferiría liderar la operación si triunfa su oferta. De hecho, el consejero delegado de la alemana, Marcelino Fernández Verdes, ha reconocido en distintas ocasiones que los activos de telecomunicaciones de Abertis –Hispasat y el 34% de Cellnex– no son estratégicos y se haría caja con ellos para reducir la carga financiera de la opa.

Alianza con Eurona

En términos operativos, Hispasat y la citada Eurona han establecido una alianza para extender los servicios de banda ancha en toda España. De esta forma, ambas compañías van a comercializar la capacidad en banda Ka de los satélites Hispasat 36W-1 e Hispasat 30W-6.

Dada su obligación de pasividad por estar envuelta en un proceso de opas, el consejo de Abertis debe someter a la junta cualquier inversión o desinversión relevante

Fernando Ojeda, consejero delegado de Eurona desde el pasado otoño, explicó que el acuerdo tiene como objetivo reducir la brecha digital y llevar el servicio a zonas donde no hay cobertura. “Hay 500.000 personas y 300.000 hogares que no tienen acceso a internet”, dijo Ojeda. No obstante, ambos socios creen que estos servicios podrán beneficiar a los cerca de 4,5 millones de usuarios que acceden a internet con ADSL de baja velocidad.

Ojeda y Espinós coincidieron en que, a pesar de que España lidera el despliegue de fibra óptica en Europa y la cobertura de banda ancha está muy extendida, sigue habiendo poblaciones, principalmente en zonas rurales, despobladas o de difícil orografía, que carecen de acceso a internet o lo tienen a muy baja velocidad.

En este sentido, la alianza coincide con el anuncio de la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital de subvencionar con hasta 400 euros la contratación de banda ancha fija a 30 Mbps. Las ayudas públicas suman cerca de 45 millones de euros en tres años.

Eurona señaló que su oferta de servicios de banda ancha por satélite ya puede contratarse por un precio desde 39,90 euros al mes. La tarifa puede incluir también telefonía fija y móvil.

Con respecto a los términos del acuerdo, Eurona pagará cerca de 100 millones de euros en los próximos 15 años por el uso de la capacidad de satélite.

Normas