Las altas de autónomos se estancan en 2017, y no repuntarán en 2018

En 2017 se ha registrado el crecimiento más bajo de los últimos años en el colectivo, y las principales asociaciones solicitan nuevas medidas para mejorar las condiciones de los autónomos y el sistema.

Autónomos 2018

El trabajo de los autónomos y el de los asalariados continúa siendo muy desigual. A pesar de que entre 2013 y 2017 se han registrado 2.842.717 nuevos autónomos, las bajas ascienden a 2.654.212. Lo que significa que el crecimiento neto en los últimos 4 años ha sido de 188.505 nuevos trabajadores por cuenta propia.

El crecimiento de los autónomos el pasado año ha sido inferior comparado con los registrados años atrás, especialmente si lo comparamos con los datos de los trabajadores por cuenta ajena.

Según destaca María José Landaburu, Secretaria general de UATAE, en 2017 se han sumado 10.468 autónomos al colectivo, lo que supone un aumento del 0,33%. Esta es la cifra más baja registrada desde 2014, cuando se sumaron 75.466 trabajadores por cuenta propia, y un aumento del 2,5%. Ya en 2015 y 2016 las cifras se fueron desplomando, aunque aún eran mejores que las últimas recogidas. Pero estos datos, además, son más significativos al comprobar los datos de aumento de los asalariados, que ha recogido una subida del 4,11%, es decir, 12 veces mayor que la de los autónomos.

En 2017 se han ofertado en Infojobs 6.907 puestos para autónomos más que en el año anterior, hasta llegar a las 62.004 ofertas. Sin embargo, su directora de marketing, Olivia Fontela, subraya que las ofertas para autónomos han ido descendiendo en los últimos 3 años si lo comparamos con el resto. Es decir, que los puestos indefinidos o de duración determinada no han parado de crecer, mientras que los de los autónomos han bajado de representar el 7%b en 2013 al 4,17 el pasado año.

Perspectivas de 2018

Este año comenzaba con la aprobación del resto de medidas incluidas en la ley de autónomos, puesta en marcha en octubre. La implantación de las nuevas directrices ha sido una buena noticia para el colectivo, pero tal y como aseguran las principales asociaciones y expertos, es aún insuficiente.

Landaburu, de UATAE, sigue echando el falta las conocidas como “las cinco medidas claves para autónomos”. Aquellas que no ha incluido la nueva normativa, y que son imprescindibles para la mejora de las condiciones de los profesionales y del funcionamiento del sistema: cotización por ingresos reales, prestaciones sociales, como la jubilación, la baja laboral o por cese de actividad, por ejemplo. También la necesidad de implantar una auténtica Ley de Segunda Oportunidad, además de mecanismos que detengan la morosidad y favorezcan la financiación.

También es necesario “desarrollar y facilitar a los emprendedores las herramientas necesarias para el análisis de los proyectos y el estudio de su viabilidad”, aseguran desde Infojobs.

Desde UPTA, su secretario general Eduardo Abad, augura un 2018 similar a 2017 en cuanto a crecimiento. Por su parte UATAE considera que el crecimiento será reducido, incluso por debajo del registrado este año.

Normas