Piluka de Echegaray, la estilista que viste de largo a los Premios Goya

La asesora apuesta 100% por los diseñadores españoles

Defiende la importancia de no perder el estilo personal

premios Goya
Piluka de Echegaray.

Este sábado se celebra la gala de los Premios Goya, y como en cada edición, y ya van 32, los trajes que llevarán los asistentes será uno de los puntos que generará mayor expectación. Este año, la estilista Piluka de Echegaray (París, 1969) ha sido la encargada de buscar los looksque lucirán los encargados de entregar los galardones, así como los nominados en las categorías de actriz y actor protagonistas, revelación y de reparto. Además de los candidatos a mejor dirección y producción.

En esta edición, el showroom que la Academia de Cine solía instalar en su sede ha dado paso a un servicio más personalizado. “El problema de ese sistema era que se podía ver todo, y el primero que llegaba se llevaba lo más bonito. Ahora, hemos intentado analizar la personalidad y la fisonomía de los implicados ”, justifica De Echegaray, que aunque se estrena como estilista oficial de la Academia, ya asesoró a algunos asistentes en la pasada edición. Es el caso de la actriz Cristina Brondo, que lució un diseño de Teresa Helbig y este año repite estilista con un vestido a medida de José María Peiró.

Los diseñadores nacionales también tienen su momento de protagonismo en la gran fiesta del cine español. De Echegaray tiene claro que “los Goya son el mejor escaparate para la moda española”, y por ello trata de que cada creador que lo desee esté presente de alguna forma en los premios. “Salvo que alguien nos pida algo de fuera en concreto, apuesto 100% por los diseños de aquí”, insiste. La estilista se encarga desde de la peluquería y el maquillaje a los vestidos, sin pasar por alto las joyas, que este año presta la joyería Suárez. Afirma que es una noche para arriesgar, dentro de los límites de la elegancia y el protocolo, que exige el largo para ellas y el esmoquin para ellos.

La actitud es la mejor manera de destacar

Piluka de Echegaray

También hace hincapié en que los hombres cada vez se preocupan más por su forma de vestir: “Se atreven a ser más presumidos, aunque en el fondo siempre lo han sido, pero algunos pensaban que quedaba mal, y ahora, todo esto está cambiando muchísimo”. No cree que ellos tengan menos opciones, sino que las posibilidades son distintas. “Suelen tener menos joyas, pero en una gala tienen gemelos y reloj”, añade De Echegaray. Tiene claro que lo que se escoja debe ser algo “mágico y que impresione. Un vestido de los Goya no puede ser efímero”. En este sentido, recuerda especialmente el vestido de Pronovias que llevó Amaia Salamanca en la edición del año pasado.

La asesora de imagen personal, especializada en personajes públicos, considera clave que los protagonistas se encuentren cómodos, pues “la actitud es la mejor manera de destacar, y para ello, hay que sentirse seguro de sí mismo”. Por eso, trata de escuchar las peticiones de los clientes y elegir algo adecuado para cada uno. “Con un look con el que se esté a gusto es más fácil tener el aspecto correcto”, afirma. Por este motivo, evita incitar a los nominados a apoyar movimientos sociales con su vestimenta. En los premios Feroz, el traje del artista Ernesto Artillo y su proyecto La mujer que llevo fuera fueron protagonistas, mientras que en los Globos de Oro, gran parte de las actrices vistieron de negro para protestar contra los abusos sexuales en Hollywood. Esto también se repetirá en la alfombra roja de los Goya, pero no por sugerencia de la estilista. “Aunque estoy muy a favor de este tipo de acciones y todas me parecen pocas con la cantidad de casos de abusos que hay, es una decisión muy personal y no me pronuncio al respecto”, aclara De Echegaray, quien asistirá a la ceremonia con un vestido negro de YolanCris para sumarse al movimiento #WhyWeWearBlack.

Normas