Fomento abrirá un expediente sancionador a Abertis por el colapso de la AP-6

El responsable de la DGT afirma que hay "indicios suficientes para la coacción de los dos expediente

El ministerio solicitará a la concesionaria "los costes en los que ha incurrido la

Administración"

Iberpistas
Retención en la AP-6, a la altura del Km 75, en sentido Madrid, el pasado 6 de enero.

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha avanzado que el Ministerio de Fomento abrirá expediente sancionador y penalizador a Iberpistas, la concesionaria de la AP-6, del grupo Abertis, por la gestión del impacto del temporal de nieve en esta infraestructura durante el fin de semana del 6 al 7 de enero, en plena operación retorno de las vacaciones de Navidad.

"Analizado el expediente informativo, les tengo que comunicar que se va a proceder por el Ministerio de Fomento a abrir el citado expediente sancionador a la concesionaria, así como expediente de penalización contractuales", avanzó Serrano este lunes durante su comparecencia en la comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso para explicar, a petición propia y de Ciudadanos y Podemos, la gestión de su departamento esos días.

Según el director de Tráfico, esta decisión se ha tomado tras analizar las actuaciones previas de la concesionaria, Iberpistas, que "han resultado en indicios suficientes para la coacción de los dos expedientes: sancionador y penalizador, respectivamente".

El director general de la DGT ha explicado que "es posible" proceder a abrir dos expedientes "de forma complementaria" porque la Ley permite que se sancione y se multe mediante estas dos vías. Además, ha subrayado que Fomento solicitará a la concesionaria "los costes en los que ha incurrido la Administración" para solucionar esta crisis, así como "la ejecución de inversiones por parte de las sociedades concesionarias a su costa".

La actuación de Iberpistas fue "incorrecta y desacertada"

Gregorio Serrano ha culpado del colapso de la AP-6 a la "absolutamente incorrecta y desacertada" actuación de la concesionaria, Iberpistas, y ha precisado que la concesionaria tuvo dos fallos "mortales de necesidad". Uno de ellos fue reabrir la autopista dos horas, entre las siete y las nueve de la noche, y no activar el protocolo de emergencia hasta las 23.00 horas.

Serrano ha hecho hincapié en que la concesionaria no restringió de forma coordinada la circulación en las tres vías que gestiona y que tenían incidencia en la nevada: la AP-6, la AP-51 y la AP-61.En este sentido, ha ofrecido una prolija explicación con la exposición de numerosos gráficos de la situación en la tarde de Reyes y las decisiones "incoherentes" que Iberpistas iba adoptando, como cerrar la AP-6 a las 21:00 horas mientras la AP-51 seguía abierta o que en la AP-61 solo se restringió la circulación de camiones.

Otra de las claves que causó el colapso, en opinión de Serrano, fue que la concesionaria no solicitó que se decretara el nivel rojo de alerta en caso de nevada, que supone la obligación de circular con cadenas o neumáticos de invierno, o que no informara de la situación en los panales informativos. Serrano ha reprochado que a las 21:00 horas, una vez cerrado el tránsito en la AP-6, el número de los vehículos atrapados en torno al kilómetro 70 era ya muy importante, si bien no se activaron hasta las 23:00 horas los protocolos de emergencia que supusieron la movilización de la Guardia Civil y de agentes de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para rescatar a los conductores.

Normas