Moody's prevé consolidación en las gestoras de fondos y caída de ingresos

Los ETF ganarán cuota desde el actual 4% en Europa ante la entrada en vigor de Mifid 2

La competencia rebajará los márgenes y propulsará la absorción de firmas pequeñas

Sebastián Albella, presidente de la CNMV.
Sebastián Albella, presidente de la CNMV.

La segunda edición de Mifid para proteger más y mejor a los inversores y que exige total transparencia en los costes de los productos financieros, especialmente en los fondos de inversión, tendrá impacto en las gestoras.

Moody’s considera que tiene un impacto negativo en su negocio por varias razones: por un traspaso hacia la gestión pasiva, que es más barata, por una reducción de las comisiones una vez que se desvelen los precios de manera cristalina y por un mayor coste regulatorio ante todo el papeleo adicional que implica cumplir la supernorma europea.

La agencia de calificación señala, sin embargo, que se pondrán en marcha planes de ahorro, y consolidación en el sector que contrarrestarán en parte los factores negativos. El asesoramiento independiente –de momento CaixaBank es el único banco español que ofrece neutralidad total en la venta de fondos a sus clientes con más de 15 millones de euros de patrimonio– conllevará que se utilicen productos como los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es replicar la evolución de un activo.

En Europa, solo el 4% de los activos bajo gestión en fondos corresponden a ETF, mientras que en Estados Unidos este porcentaje se dispara al 20%, según los datos de la asociación europea de fondos de inversión, Efama. La tendencia a acudir a los ETF, en detrimento de los fondos de gestión activa, continuará al alza, de acuerdo a Moody's.

La competencia crecerá, una vez que los clientes vean negro sobre blanco todos los costes que esconden sus carteras. “Estimamos que la tasa de honorarios efectivos de las gestoras podría caer entre el 10% y el 15% en los próximos tres años”, sentencia Moody's.

La reducción de los márgenes será un impulso para la consolidación del sector. Los que corren más peligro de ser absorbidos son los jugadores más pequeños, con menores economías de escala. Por ejemplo, deberán pagar a sus intermediarios de manera separada por el análisis, y este factor se amortiza con volumen.

En España, había 86 gestoras de fondos de inversión registradas a cierre de diciembre, según la asociación del sector en España, Inverco. Aunque existen cinco claros líderes en esta área: CaixaBank AM, con 44.076 millones, Santander AM (32.289), BBVA AM (37.808), Sabadell AM( 16.464) y Bankia Fondos (15.181). Este quinteto supone casi el 58% del patrimonio total.

En la parte baja de la tabla existen gestoras diminutas que parten de un patrimonio de poco más de 500.000 euros. Con todo, la consolidación en España ha sido muy limitada. La gestora de Banco Madrid fue absorbida por Trea AM el año pasado y Dunas Capital adquirió Inverseguros en 2016.

Los resultados antes de impuestos entre enero y junio del año pasado de las gestoras registradas en la CNMV arrojan unos beneficios de 269 millones de euros, lo que supone un incremento del 28% respecto a las ganancias del mismo periodo del ejercicio anterior. En 2017, solo 14 firmas finalizaron el primer semestre con pérdidas.

Normas