“Madrid ha atraído pocas empresas tras el ‘brexit”

El presidente y consejero delegado de Aon para España, Portugal y Oriente Medio espera que vuelva la normalidad a Cataluña

El ejecutivo considera que en los sectores se tiende a la concentración empresarial

Eduardo Dávila, Aon.
Eduardo Dávila, presidente y consejero delegado de Aon.

La compañía Aon ha pasado de bróker tradicional de seguros a empresa global de servicios profesionales, centrada en riesgos, salud y jubilación. Eduardo Dávila (A Coruña, 1973), presidente y consejero delegado de Aon para España, Portugal y Oriente Medio, lidera ahora la transformación de esta firma, que factura 150 millones de euros en España, además del patrocinio del Spain Investors Day, el foro financiero español de referencia, que se celebra los próximos días 9 y 10 de enero de 2018. Este “director de orquesta, gallego y prudente” –como se define–, confía en que vuelva la certidumbre a Cataluña, lamenta que España haya atraído menos capitales de lo que se preveía tras el brexit y espera que la cita de inversión sea un éxito, como en ediciones anteriores.

¿Cómo ha afectado la tensión política en Cataluña a la confianza de los inversores?

Se refleja en la ralentización del crecimiento, especialmente en Cataluña, con casi dos puntos de PIB, y en España, con unas proyecciones de, según lo que se alargue la situación, un poco más de medio punto. En nuestro caso, no ha afectado al negocio ya que, en periodos de incertidumbre, las empresas tienen a tomar más precauciones, a asegurarse más. Pero esperamos que al final del primer trimestre de 2018 se retome la normalidad y, sea cual sea el resultado [esta entrevista se hizo el día de las elecciones, el 21 de diciembre], tratar de que haya un Gobierno estable, sujeto a las normas democráticas.

¿Ha crecido el interés por las coberturas de riesgo político en Cataluña?

No ha sido frecuente, porque las inversiones se han paralizado o se han ido a otros destinos, infelizmente. Ojalá que el seguro hubiese sido un instrumento para ayudar a quitar esa incertidumbre, pero no ha sido así en este caso. Los inversores están esperando a ver qué pasa.

Valencia se alza como ciudad europea para las ‘startups’ por su buena conexión con la capital española y un clima estupendo

¿Adónde se han ido las inversiones?

Ha habido un trasvase a Madrid y Lisboa, entre otras ciudades. Barcelona se había erigido como un centro de excelencia de congresos, startups y tecnología europeo, y ha sufrido un paréntesis, a la espera de lo que vaya a pasar.

Hace más de un año del brexit, ¿qué ha pasado? ¿Ha atraído España las compañías que se esperaban?

Ha pasado poco, porque el proceso sigue demorándose y, aunque se ha acelerado en los últimos días, todavía no está clara su fórmula final, se sigue discutiendo el marco, con lo cual es difícil que ciertas empresas tomen decisiones de calado. Fráncfort se ha erigido, en lo inmediato, como un centro financiero alternativo y Madrid se ha convertido en polo de atracción de algunas compañías más tecnológicas, con otro perfil, por sus incentivos fiscales, y comienza su candidatura como foco de determinado talento. Veremos algunos movimientos más.

¿Puede mencionar alguno?

España se ha alzado como centro europeo de operaciones para Uber, pese a que no está hoy muy de moda... Es que no sé cuánto de malo o bueno es ponerle puertas al campo. Lo que importa es satisfacer la demanda del cliente, con una regulación igual para todos que permita la libre competencia.

Eduardo Dávila, presidente y consejero delegado de Aon.
Eduardo Dávila, presidente y consejero delegado de Aon.

¿Y de servicios financieros? Usted comentaba en 2016 que Madrid contaba con papeletas para competir por la City.

Ha sido muy timorato, pero tenemos grandes instituciones que ya dirigen desde aquí el mundo, como los grandes bancos españoles. Y, en este proceso de digitalización e innovación, están tomándose medidas. Por ejemplo, Valencia es una ciudad que se alza como lugar europeo para las startups: está muy bien conectada con Madrid, tiene costa, un clima estupendo y es más barata que la capital.

¿Qué buscan los inversores en la Bolsa española?

Estabilidad, certidumbre, mercados estratégicos con potencial de crecimiento, mano de obra cualificada, un ecosistema que proteja su inversión; compromiso con sus accionistas, un marco competitivo, regulatorio y de Gobierno receptivo a medidas que apoyen la inversión. Cuanto más les facilitemos esto, más vendrán.

¿Cuáles son los sectores de interés?

Respecto al país, construcción, servicios, ingeniería, financiero y utilities son grandes contribuyentes al desarrollo. Hay otros más de nicho, y lo aplico más a nuestro negocio, como el de fusiones y adquisiciones, private equity, con perspectivas de crecimiento en 2018; soluciones financieras como caución y avales para empresas constructoras e ingenierías, una alternativa a la financiación bancaria; coberturas de riesgo político, no solo en España, ya que en otras geografías la expansión requiere prevención frente a un cambio de Gobierno; el ciberriesgo, que pone de relieve la gran vulnerabilidad de cualquier empresa, y otro importante, el cambio climático: cada vez más tenemos clientes que sus negocios dependen mucho del clima, en textil, moda o en empresas constructoras, por ejemplo.

Los inversores buscan estabilidad, certidumbre, mercados estratégicos con potencial de crecimiento, mano de obra cualificada y un ecosistema que proteja su inversión

En los próximos meses, ¿espera más fusiones y adquisiciones?

Espero que sí. En el mundo se sigue hablando de concentración y, en muchos sectores, si analizas el número de empresas, hay demasiadas, con lo cual, ganar tamaño, relevancia y capacidad de llegar a más clientes en más lugares seguirá pasando.

¿Esto no resta competencia?

¡No estamos hablando de monopolio! Por mucho que nos concentremos, siguen quedando siete u ocho jugadores en cada industria. No creo que estemos en riesgo de perder competencia. Pensamos en lo físico, pero entras a internet y compras lo que quieras a cualquier hora y en cualquier lugar del mundo. Ya no existe el mercado local.

¿Cuáles son las perspectivas para el Spain Investors Day de este año?

Altas. Desde el principio, era un foro en el queríamos estar, esponsorizar, y el tiempo nos ha dado la razón. Este año volveremos a batir récord de asistencia, tendremos la oportunidad de escuchar los planes estratégicos de las empresas y de ver a los inversores extranjeros en los encuentros one to one, que cada vez valoran mejor. Lo veo con mucha ilusión y expectativa de que vuelva a ser un éxito.

Normas