Entrevista

Eduardo Dávila: “Que Madrid compita por la City es ya interesante”

El máximo responsable de la multinacional Aon España confía en que Madrid atraerá empresas londinenses de servicios financieros por sus leyes y fiscalidad favorable. Y pide prudencia en el marco político

Eduardo Dávila, máximo responsable de Aon España.
Eduardo Dávila, máximo responsable de Aon España.

La consultora global de gestión de riesgos y bróker de seguros Aon es ya un clásico como patrocinador del Spain Investors Day, que se celebrará los próximos 10 y 11 de enero de 2107. Su presidente, Eduardo Dávila (A Coruña, 1973) acaba de asumir la cartera de Oriente Medio, una responsabilidad que comparte con la de España y Portugal.

PREGUNTA. Primero fue el brexit, después el triunfo de Trump en EE UU y ahora la caída de Renzi tras el referéndum, ¿cómo afecta el aumento de la incertidumbre política en la inversión financiera?

RESPUESTA. Ha habido un periodo de cambio, no sé si de inestabilidad. Necesitamos un margen de tiempo para ver si inestabilizan o generan crecimiento, porque han sido procesos democráticos. Muchas de las medidas que se ven, más liberalizadoras y, a lo mejor, menos proteccionistas, no necesariamente tienen que ser malas. Hay que ser un poco prudente en las valoraciones.

El mayor premio como directivo es ser expatriado a España, por nuestra cultura, mercado y conexión con Europa

P. Con la llegada de Trump se teme una vuelta proteccionista. ¿Qué impacto tendría en la internacionalización de las empresas?

R. Gana la competitividad. Nos hará ser más competitivos, eficientes en la gestión de nuestros recursos, precios... Tenemos grandes ejemplos de multinacionales españolas que siguen liderando en todos los entornos. Cada empresa apostará por una geografía donde considere que se protegen mejor su cuenta de resultados y el beneficio de sus accionistas. Incluso en España, es muy bueno que haya Gobierno, porque da más credibilidad y tranquilidad al dinero que viene de fuera.

P. ¿Es atractiva hoy España para los inversores?

R. El país está generando ese marco, y es bueno una cierta continuidad para que las inversiones que están y las futuras encuentren estabilidad laboral, fiscal, etc.

P. ¿No genera desconfianza en los inversores el hecho de que sea un Gobierno en minoría y que, además, haya subido otra vez impuestos?

R. Es bueno tener que entenderse para llegar a soluciones de consenso. Aunque, en ciertas épocas, hay que tomar decisiones más deterministas que requieren un consenso en poco tiempo. Por otro lado, hay políticas fiscales necesarias, pero tenemos que romper los menos platos posibles. Lo mejor es mirar los números, que mienten muy poco, y si miramos hacia atrás, la buena tendencia del país en los últimos años y la relevancia mantenida en un periodo muy retador ha sido gracias a que hemos sorteado la crisis con mucha dignidad, mostrando una capacidad enorme de gestión, al asumir cada vez más responsabilidades dentro y fuera de nuestras fronteras.

‘Startups’ financieras y de seguros, con potencial

Eduardo Dávila: “Que Madrid compita por la City es ya interesante”

En la consultora, dedicada también a la gestión de riesgos en la salud, retiro, talento, análisis de data y soluciones de capital, apuntan hacia otros sectores con potencial, menos tradicionales y pese a que no son el foco del foro de inversión Spain Investors Day.

Se trata de empresas del ámbito tecnológico, startups financieras, fintech, y de seguros, insurtech, especifica Eduardo Dávila, presidente de Aon. “Los temas científicos, de investigación, I+D, física y matemáticas son otros sectores trascendentes. Encuentras a grandísimos profesionales españoles liderando en las mejores universidades del mundo en estas prácticas”, añade.

Dávila opina que las personas capacitadas en estas materias, desde el anonimato, ayudan a crecer a España y a posicionarse como tracción de talento en ámbitos menos obvios de la economía. Con todo, advierte de que uno de los mayores desafíos es la educación. “Las multinacionales deben empezar por ahí. Preocupa el tema educativo: cómo podemos preparar mejor a nuestros mileniales.

Las generaciones que vienen tendrán mayores responsabilidades en un mundo internacional y, al mismo tiempo, deberán atraer talento y colocar a las empresas en los rankings, con los parámetros más altos”, indica. Idiomas, globalización o liderazgo transcultural son los retos principales.

“Entender cómo desde la humildad se genera confianza para el conocimiento de las culturas locales y construir así nuestra propuesta de valor en cada geografía”, sostiene. Además, incluye al sector turístico y empresas de gestión de residuos y de servicios.

P. ¿Cree que Madrid puede ganar la carrera por la City?

R. Sí, aunque primero se debe esclarecer qué pasará en Londres. De hecho, bancos japoneses y empresas de toda índole en las últimas semanas han manifestado su inquietud de que, si en los siguientes seis meses no hay un marco más claro, tendrán que movilizar sus capitales. Interesa que haya un hub para conectar con el resto de la Unión Europea. Pero creo que no será necesariamente un centro financiero único, sino que habrá diversificación. Se habla de Fráncfort, París, Madrid..., según el interés del sector. Estar jugando en la Champions es ya interesante.

P. ¿A cuáles se refiere?

R. Hay sectores que usan al mismo tiempo mano de obra barata y cualificada, y países como Portugal, Polonia o Rumanía, por ejemplo, están ganado peso como grandes polos de back office; otros, como Madrid, por sus leyes y fiscalidad atractiva, buscan servicios financieros.

P. ¿Seduce también a los directivos internacionales?

R. El mayor premio que te puede tocar como directivo es ser expatriado a España, bien por nuestra cultura, nuestro mercado, clima, música, la gastronomía; por cómo somos los españoles y cómo acogemos; por el mercado competitivo que somos y cómo estamos conectados con Europa; es un lugar extraordinario. Sin embargo, veo más escaso atraer talento extranjero, porque tenemos un talento extraordinario en nuestro país. Considero que, al contrario, veremos más profesionales españoles creciendo hacia fuera, al igual que nuestras empresas.

P. ¿Cuáles son las perspectivas para el Spain Investors Day de enero?

R. Lo veo con mucha ilusión, como todos los años. Se ha consolidado claramente como un referente en el mundo financiero internacional, no solo en España, donde año tras año vienen más fondos e inversores. Me atrevería a decir que este año hay más interés en proyectos de mayor envergadura.

P. ¿Puede dar una pista?

R. Se trata de proyectos de infraestructuras, energéticos, utilities, parques eólicos, de ciclos combinados, construcciones de grandes autopistas, grandes ingenierías, banca, tenemos potencial para todos.

P. ¿Cómo ve la marca España? ¿Ha mejorado su apreciación? ¿Qué desafíos le quedan por delante?

R. Potentísima, gracias a un trabajo fantástico desde el alto comisionado. Es un orgullo ser embajadores de la marca España. Somos los que más nos criticamos y mortificamos con lo que hacemos, cuando ya desde fuera no nos preguntan qué pasa en el país, sino qué tenemos que hacer para estar mejor.

P. ¿Cuáles son los principales riesgos a los que se enfrentan las empresas?

R. Depende de la actividad, hay unos riesgos que te pueden afectar más que otros. Si estás en un proceso de internacionalización, debemos tener en cuenta los políticos, de país o regulatorios, y hacer un análisis previo más detallado. Si es en España, debe estar muy atento a la competitividad. Luego hay otros emergentes, como el ciberriesgo y de reputación, que afectan a cualquier industria por la vulnerabilidad tecnológica.

P. ¿Están las compañías preparadas para estas amenazas emergentes?

R. Es un tema incipiente, donde es necesario hacer una labor de educación, y desde Aon estamos participando muy activamente en este sentido. Hemos comprado en Estados Unidos la empresa del mundo más especialista en temas de ciberriesgo para ofrecer consultoría previa a nuestros clientes: cómo prepararse y qué seguro debe comprar. La prevención es muy importante para minimizar el impacto potencial.

Normas