Abertis cambiará de manos con 10.000 millones de deuda por refinanciar a corto plazo

La toma del 100% de Sanef ha elevado la carga de créditos bancarios, con vencimientos entre 2020 y 2022

El grupo ha emitido bonos por 8.000 millones en los últimos siete años

Abertis Ampliar foto

El futuro accionista de control de Abertis, papel que se disputan la alemana Hochtief y la italiana Atlantia a través de sendas opas, tendrá entre sus tareas prioritarias gestionar los millonarios vencimientos de deuda de la concesionaria tras una fuerte campaña de inversiones, especialmente en Francia. A la concesionaria le expiran 9.917 millones de euros en los próximos cinco años, prácticamente dos tercios del endeudamiento neto total (15.400 millones).

Abertis se ha destacado, entre las compañías españolas, como una de las mayores emisoras de bonos (8.000 millones entre 2010 y 2017) como fuente de refinanciación, y su perfil de negocio, basado en la continua inversión en nuevos activos o en la mejora de los que gestiona para ampliar plazos de explotación, implica altas cotas de endeudamiento. El cruce con el ebitda ofrece un ratio de apalancamiento financiero de 5,6 veces, lo que merece una nota de grado de inversión por parte de Fitch y Standard & Poor’s.

La actual dirección gestiona los créditos prácticamente al día y cuenta como deuda a largo plazo todo lo que vence más allá del próximo ejercicio. Sin embargo el cierre de 2017 va camino de producirse con el reto adicional de contar con la mayor carga de deuda neta a cinco años vista de la historia de esta empresa. Además de una máquina de hacer dinero (el margen bruto de explotación es del 67%) con activos a largo plazo, se trata de un gigante con fuertes dosis de gestión, tanto en la atención al endeudamiento y rating como en la relación con las distintas Administraciones concedentes.

Abertis gestiona un calendario de vencimientos por 9.917 millones hasta 2022. Al cierre de 2014 soportaba préstamos por 8.000 millones en los siguientes cinco años; la cifra bajaba a 6.674 millones a la conclusión de 2015, y subió a 8.200 millones en 2016

La dirección financiera que encabeza José Aljaro gestiona un calendario de vencimientos por los citados 9.917 millones hasta 2022. Al cierre de 2014 Abertis soportaba préstamos por 8.000 millones en los siguientes cinco años; la cifra bajaba a 6.674 millones a la conclusión de 2015, y subió a 8.200 millones en 2016.

El hecho es que Abertis ha invertido 2.200 millones este año en la escalada en el capital de HIT (holding que engloba a las francesas Sanef y Sapn). Y la toma de ese capital (del 52,55% al 100%) se produjo en pequeñas tandas, financiándose con deuda bancaria. Esta vence entre 2020 y 2022 y deberá ser refinanciada, muy probablemente a través de bonos, en los próximos meses.

En la antesala del cambio de control, Abertis ha rebajado sus costes financieros pese a engordar la deuda neta en algo más de 1.000 millones entre diciembre de 2016 y septiembre de 2016. La factura merma de 548 millones a 521 millones de euros. El coste medio pasa del 4,8% al 4,1%, y es del 2,12% a nivel de la deuda corporativa (rozaba el 4% en 2010. Además de este abaratamiento, el nuevo propietario contará con 2.200 millones en caja y líneas de crédito por 4.400. Todo un colchón para pisar tranquilo por los mercados.

Normas