Irene Cano, de Facebook España;Marta Martínez, de IBM; Fuencisla Clemares, de Google; Helena Herrero, de HP, y Mireia las Heras, profesora de IESEy moderadora de la jornada Women in Tech, organizada por la Cámara de Comercio de EEUU.
Irene Cano, de Facebook España;Marta Martínez, de IBM; Fuencisla Clemares, de Google; Helena Herrero, de HP, y Mireia las Heras, profesora de IESEy moderadora de la jornada Women in Tech, organizada por la Cámara de Comercio de EEUU.

Mujer y tecnología, una brecha que empieza en el colegio

Las ejecutivas abogan por introducir más asignaturas de esta rama

Solo el 23,8% de quienes trabajan en este sector son mujeres

La tecnología y la digitalización serán un vivero de nuevos puestos de trabajo en los próximos años de trabajo. En concreto, según Randstad, 390.000 empleos directos relacionados con ciencias, tecnología, ingenierías y matemáticas. Sin embargo, y si la tendencia no cambia de forma radical en poco tiempo, la mayoría de esos puestos serán ocupados por hombres, y por tanto, la brecha de género no hará más que crecer.

En el curso 2016/2017 hubo 227.382 mujeres matriculadas en grados de ciencias, informática, ingenierías y ciencias de la salud, por 266.960 hombres, que suponían el 54% del total, según los datos del Ministerio de Educación. Si el análisis se realiza disciplina por disciplina, las mujeres solo son mayoría en los estudios de salud, el 70% del total de matriculados, mientras que en las disciplinas informáticas apenas suponían el 12%, en ingenierías un 28% y en ciencias un 49%. Las profesiones técnicas, por tanto, no son una opción mayoritaria para las mujeres, más allá del ámbito sanitario.

Las estudiantes de carreras informáticas, 5.463 de un total de 45.428, contrastan con el hecho de que las primeras ejecutivas de las empresas tecnológicas asentadas en España son mujeres: Fuencisla Clemares es la directora general de Google España y Portugal; Marta Martínez, la presidenta de IBM España, Portugal, Grecia e Israel; Helena Herrero es la presidenta de HP España y Portugal; Irene Cano, la directora general de Facebook España;mismo cargo en eBay España ostenta Susana Voces, mientras que Pilar López es presidenta de Microsoft España, o Sarah Harmon, directora de Linkedin en el país.

Algo que no se traslada al conjunto del marco laboral tecnológico. Según el estudio Las mujeres en el mercado de trabajo de las tecnologías, de los investigadores Ana María González, de la Universitat Oberta de Catalunya; Núria Vergés, de la Universidad de Barcelona, y José Saturnino Martínez, de la Universidad de La Laguna, la población femenina ocupada en categorías tecnológicas es del 23,8%, mientras que en el conjunto del mercado de trabajo el porcentaje es del 45,5%

La población femenina ocupada en categorías tecnológicas es del 23,8%

Una situación que para algunas de estas principales ejecutivas tecnológicas de España tiene un origen muy temprano. Las responsables de Google, Facebook, IBM y HP participaron esta semana en la jornada Women in Tech, organizada por la Cámara de Comercio de EE UU en España. Para la directora general de Google en España y Portugal, Fuencisla Clemares, existe una barrera ya desde la edades escolares, la que indica de manera inconsciente que determinados estudios y profesiones “son para chicos”. “Solo se rompería acercando la tecnología a las chicas mucho antes. Introducir desde el colegio disciplinas como la programación, que comprueben que también puede ser atractiva para ellas”, expuso Clemares.

Las ejecutivas coincidieron al señalar que el modelo educativo conduce a las niñas a una idea de perfección, lo que, en muchos casos, les hace evitar carreras difíciles. Solo el 7% de las chicas españolas de 15 años quieren estudiar una ingeniería o una carrera informática, frente al 20% de la media de la OCDE, según los datos del Informe PISA. Irene Cano, directora general de Facebook España, señaló cómo las jóvenes son más tendentes a optar por estudios “que saben que van a hacer bien”, en detrimento de otros que sienten que no van a ser capaces de superar. “Cuando estás en secundaria, te influye más lo que dicen los demás y lo que está establecido en la sociedad. Por eso es muy importante el papel de los padres en aportar un refuerzo positivo en lo relativo al estudio de ciencias o estudios tecnológicos”, explicó, por su parte, Helena Herrero, presidenta de HP. Esta puso de relieve el “prejuicio permanente”, y creciente, respecto al papel de la mujer en la tecnología: “Desde los años ochenta hemos caído del 38% que representábamos en el sector a las cifras actuales”, añadió. Un prejuicio que también explica la mayoritaria presencia de mujeres en el ámbito sanitario, en el que siempre han estado representadas.

Y todo pese a que, como la definió la propia Herrero, “la tecnología es el nuevo inglés: una obligación”. “Los colegios deberían hacer más por motivar a las jóvenes a acercarse a los estudios tecnológicos”, sostuvo la presidenta de IBM España, Marta Martínez.

Sin medidas concretas

Pese a que los datos son reveladores, no existe en España un plan concreto para favorecer el acercamiento de las estudiantes a la tecnología. El estudio Las mujeres en el mercado de trabajo de las tecnologías, publicado en la Revista Española de Investigaciones Sociológicas, propone “incluir un conjunto de competencias básicas para el desarrollo profesional en los currículos formativos”. Fuencisla Clemares, de Google, defendió que debería impartirse “una base técnica a todos los estudiantes”.

Normas
Entra en EL PAÍS