La mayor constructora del mundo viene a por OHL

El consejo del grupo español da acceso a la china CSCE a documentación sobre su negocio

La familia Villar Mir podría hacer caja y bajar del 51% del capital

OHL en venta
Juan Miguel Villar Mir, primer accionista de OHL, con su hijo Juan Villar-Mir, presidente del grupo.

El capital chino vuelve a abordar un intento de entrada en el grupo OHL. La compañía controlada en un 51% por la familia Villar Mir ha reconocido ante la CNMV que China State Construction Engineering Corporation (CSCE) "ha manifestado su interés en la posible toma de una participación accionarial en la sociedad [por OHL], a cuyos efectos ha solicitado poder acceder a la revisión y análisis de cierta documentación".

En el mercado comienza a hablarse de una posible opa, que coincidiría en el tiempo con la que Atlantia tiene formulada por Abertis, otra de las mayores referencias del sector español de las infraestructuras.

OHL 1,21 -0,61%

La estatal CSCE es el mayor grupo constructor del mundo, con una cifra de negocio de 124.000 millones de dólares en 2016. Como sucede en el caso de otros conglomerados chinos, su exposición al mercado local es absoluta, con solo 10.300 millones de facturación fuera de sus fronteras. Una circunstancia que explicaría el interés por OHL, con fuerte presencia en Estados Unidos, Latinoamérica, Europa y Oriente Medio.

La ofensiva en los últimos años de firmas chinas de infraestructuras en Latinoamérica y el norte de África está siendo total. Sin embargo su cuota de éxito es aún baja al otro lado del Atlántico, mercado dominado por referencias españolas. Se imponen en este caso la experiencia y certificaciones de ACS, Acciona, FCC o Sacyr, entre otras. Unas credenciales que son ambicionadas por los grandes conglomerados chinos en su expansión por todo el planeta. En todo caso, la ofensiva de CSCE coincide con una oleada de proteccionismo impulsada desde Bruselas para blindar a empresas de sectores estratégicos del apetito inversor chino.

Como sucede en el caso de otros conglomerados chinos, la exposición de CSCE a su mercado local es absoluta

"El consejo de administración de OHL ha autorizado dicha revisión y análisis bajo los compromisos de confidencialidad habituales en estos casos, sin que hasta la fecha se haya recibido ninguna oferta de CSCE ni se haya tomado decisión alguna al respecto", acalara OHL en su comunicado a la CNMV. La española está siendo asesorada por Lazard, mientras Golsman Sachas aconseja a la china.

Un gigante en horas bajas

Otra clave que da sentido a este acercamiento, desvelado esta mañana por El Confidencial, es la crisis que viene sufriendo OHL en Bolsa, después de que estallara el escándalo de supuestos fraudes y sobornos que la empresa siempre ha desmentido en México. Como consecuencia, fuentes del mercado aseguran que la familia Villar Mir tiene necesidad de liquidez para atender compromisos relacionados con la propia OHL. Otros accionistas de referencia en el capital de la española son SG (3,5%), Santander (3%), Deutsche Bank (2,2%) e Invesco (1,9%).

Durante los últimos tiempos, en los que OHL ha precisado ampliar capital y ha superado una difícil refinanciación de deuda, el primer accionista siempre mantuvo que su participación no bajaría del 51%. De hecho, ese argumento ha sido utilizado en no pocas juntas de accionistas para retener el interés de unos inversores que han visto como se desinflaba el valor de sus participaciones. OHL marcó su récord histórico en mayo de 2014, cuando superó los 34 euros por acción, cotizando a día de hoy en el entorno de los 3,4 euros que le conceden una capitalización de 1.000 millones.

En este contexto, OHL cambió de consejero delegado, con el nombramiento de Tomás García Madrid en sustitución de Josep Piqué, y el presidente y fundador Juan Miguel Villar Mir dio el relevo a su hijo mayor Juan Villar-Mir. Desde entonces se ha actualizado el plan estratégico y se ha insistido en la política de desinversiones en busca de reducir el endeudamiento. Pero también se registraron fuertes pérdidas de 2016 y sobrevuela la imputación de Juan Miguel Villar Mir y su yerno Javier López Madrid en la operación Lezo que investiga la Audiencia Nacional.

Al margen de este acercamiento, se especuló el año pasado con el interés del holding inversor chino HNA por OHL, y Grupo Villar Mir ha cerrado desinversiones realcionadas con su constructora en las que la parte compradora procedía de Asia. En mayo de 2012 traspasó la filial de servicios urbanos Inima al fondo coreano GC Engineering & Construction por 231 millones. Tres años más tarde, en noviembre de 2015, los Villar Mir vendieron su rascacielos en el madrileño paseo de la Castellana, Torre Espacio, al conglomerado filipino Emperador por 558 millones.

Normas